Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > Incendiario y bombero…
Columnas: Confesionario

Incendiario y bombero…

/ 06 de Enero, 2017 / Melitón García de la Rosa

Ahí estaba el presidente más flaco que de costumbre, nervioso y demacrado, han sido días difíciles, en cadena nacional intentó sin éxito explicar y convencer a su pueblo que no había de otra, que se tenía que incrementar hasta el 20 por ciento la gasolina por nuestro bien.

Así es mis queridos boes, fue un mensaje hecho con recortes, evidentemente editado, que no ofreció argumentos suficientes como para que tras
escucharlo nos convenciéramos de que el gasolinazo que encabronó al país, en realidad es por nuestro bien como intentaba Enrique Peña Nieto.

“Este ajuste en el precio de la gasolina no se debe a la Reforma Energética ni tampoco a un aumento en los impuestos”, dijo
“Es una medida responsable y consistente para preservar la estabilidad de la economía del país. No hacerlo así, el costo de ello; el costo de no velar de forma prioritaria por nuestra estabilidad económica, sería aún mayor, mucho más doloroso y costoso”.

La justificación de Peña Nieto es que de no aumentar la gasolina y seguir subsidiando el precio significaría paralizar por cuatro meses todos los servicios del Seguro Social, suspender tres años el Seguro Popular o dos años los apoyos del programa social Prospera.

Y entonces lanzó la pregunta: “¿Qué hubieran hecho ustedes?, porque a él y a su gobierno sólo eso se le ocurrió, sí, que usted y yo paguemos el costo.
“Sé que hay mucha molestia y enojo por esta situación, son sentimientos que entiendo y que comprendo”.

El mensaje de Peña Nieto se dio tras una jornada más de saqueos, bloqueos, actos vandálicos y muchas manifestaciones pacíficas, pero enardecidas porque el gasolinazo provocó ya el alza en la mayoría de los servicios básicos y en alimentos.

El saldo hasta anoche era de 360 tiendas saqueadas en su totalidad, incluso algunas con daños en su mobiliario, pese a que estaban cerradas, por lo que la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio puso el grito en el cielo y exigió que los gobiernos federal y los estatales les garanticen seguridad.

En en saldo se agregan 872 detenidos y cientos de incidentes a lo largo del país, en la mayoría de los estados.

Una de las zonas de batalla contra él gasolinazo que más llamó la atención ayer fue en la zona metropolitana de Monterrey, miles de ciudadanos molestos salieron de diferentes puntos de la ciudad rumbo a la Macroplaza, frente al Palacio de Gobierno gritando consignas contra Peña Nieto y contra Jaime Rodríguez El Bronco.

Ya entrada la noche, el mitin se salió de control, un grupo de jóvenes encapuchados llegaron para arremeter contra la policía y vandálizar el palacio.

Rompieron vitrales de más de cien años de antigüedad y ventanas. Hay que decirlo, los organizadores habían advertido de que El Bronco les mandaría infiltrados para desacreditar el movimiento.

De hecho fueron los propios ciudadanos los que detuvieron a buena parte de los agitadores, pero el gobernador acusó a las organizaciones de violentas.

Junto a lo de Monterrey destacan los bloqueos carreteros en el centro del país y en el golfo.

En Veracruz en un hecho extraño el gobernador Miguel Ángel Yunes trató de impedir el saqueo a una tienda y para convencer a los vándalos les ofreció
500 pesos que dijo serían de su bolsa; medio le funcionó al panista.

Por Tamaulipas las manifestaciones que comenzaron muy pacíficas y hasta algo tibias, ayer también comenzaron a subir de tono.

La Columna Armada Pedro José Méndez bloqueó por más o menos una hora la carretera Victoria a Monterrey y en las redes sociales se hicieron llamados para saquear tiendas, lo que finalmente no ocurrió.

Lo que sí pasó fue que en el sur y en Victoria las grandes tiendas se prepararon para la violencia y los saqueos, colocaron barricadas en sus puertas y ventanales.

Y aunque hoy seguramente seguirán las manifestaciones por casi todas las ciudades del estado y el país, habrá que prestar mucha atención a la que se organiza para el sábado a la altura del crucero concluso en Tampico como El Barquito, porque amenaza con estrangular a toda la zona conurbada.

¿Qué sigue tras lo de ayer en Monterrey y el mensaje nada elocuente, nada convincente de Peña Nieto?
Sabrá Dios, pero esto que comenzó muy mal, pinta para que se ponga peor y habrá que tomar medidas que pueden ser peores que el propio gasolinazo que originó el conflicto social en que se metió el presidente.

Bajas lamentables…
En la madrugada del jueves se confirmó la muerte de cuatro elementos de la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas en Nuevo Laredo; fueron ejecutados por un grupo criminal.

El gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca lamentó el hecho y advirtió: “Reitero que nada frenará las acciones emprendidas por mi gobierno para regresar a los tamaulipecos la paz arrebatada por unos cuantos”.

Y las malas noticias volvieron ayer por la tarde cuando el coordinador estatal de la Policía Federal en la zona Arturo Licona, el delegado del CISEN Marco Francisco González y dos oficiales más de la policía murieron en un trágico accidente

El gobernador twitteo: “Externo mis condolencias a familiares de los agentes de la @PoliciaFedMx y del Delegado del CISEN en #Tamaulipas. Q.E.P.D #GobTam”

Comentarios:
meliton-garcia@hotmail.com
Twitter: @melitong