Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > La nómina de los que aman el gasolinazo
Columnas: Cuadrante Político

La nómina de los que aman el gasolinazo

/ 06 de enero, 2017 / Fernando Acuña Piñeiro

Pese a que en materia de productividad, México y su gobierno ocupan los lugares más rezagados, en materia de salarios, los funcionarios públicos y los  miembros de nuestra clase política, se mantienen entre los mejores pagados del mundo.

Empezando por el Presidente de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos, un viejón de nombre Basilio González que de acuerdo a un estudio del 2014, se embolsaba 2 millones 81 mil 600 pesos, sin incluir su bono de protección al salario por un monto de 75 mil 800 pesos, 275 mil pesos, para fondos y ahorro para el retiro, más 270 mil pesos por concepto de condiciones de trabajo. En suma, el angelito, ganaba hace dos años, 2 millones, 798 mil, 600 pesos, libres  de polvo y paja.

Con éste tipo de insultos a la clase trabajadora del país, los motines populares  del gasolinazo, se quedan cortos. Pero, hay mucho más:
En el México actual, un diputado federal recibe un promedio de 170 mil pesos mensuales. Datos del 2015 indican que, entre los quinientos legisladores de la  llamada Cámara Baja, se gastan 74 millones mensuales. Al año, estos próceres  de la república, se llevan en sueldos casi mil millones de pesos.

Según el Manual de percepciones de los senadores y los servidores públicos, publicado en el Diario Oficial de la federación, en México, cada senador gana 236 mil pesos mensuales. Anualmente reciben casi tres millones de pesos. Los integrantes de nuestro honorable Congreso de la Unión, cuentan con un seguro de vida que ampara 40 meses de sueldo bruto. Tienen además seguros  de gastos médicos equivalentes a mil 500 salarios mínimos.

En el 2015, un estudio dado a conocer, resaltaba que en nuestro país, los senadores ganan cantidades que van desde los 100 mil, hasta los 450 mil pesos, sin contar gastos para asesores, guaruras, el pago para oficinas de  representación, y vehículos de lujo.

Pero sin duda, los campeones de estos aristócratas del salario, que viven como magos, son los integrantes de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Los Ministros del Poder Judicial en México, ganan anualmente 6 millones 766 mil pesos. Más de medio millón mensual.

Hasta hace tiempo, sin contar las recientes alzas de la divisa verde, el mencionado monto equivalía a un promedio de 496 mil dólares al año, sin contar los 586 mil pesos de aguinaldo. En contraste, encontramos que en Estados Unidos, un juez de la Suprema Corte, gana 184 mil 500 dólares al año.

El Auditor Superior de la Federación, Juan Manuel Portal Martínez, gana 404 mil 371 pesos mensuales. Anualmente este zorro plateado de la alta burocracia mexicana, se lleva a su casita la nada despreciable cantidad de 4 millones 246 mil 810 pesos.

Otros de los que encabezan el jet set de la monarquía sexenal, es el  Presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdoba. Este dandy de la democracia nacional, recibe un “modesto” sueldito de 4 millones 194 mil 772 pesos al año. Pero mensualmente cobra 454 mil 627 pesos.

El Presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, nuestro humanista Ombudsman Raúl Plascencia cobra también a precio de oro, su papel de defensor de los derechos más elementales de los mexicanos. Don Raulito se embolsa por concepto de sagrados emolumentos, nada más y nada menos que 404 mil, 367 pesos mensuales. Cada año, ésta joyita del humanismo nacional se lleva 4 millones 195 mil y tres pesos.

Otra que vive en el edén presupuestal, es la Presidenta del IFAI, Instituto Federal de Acceso a la Información, Ximena Puente de la Mora, con un sueldazo de 399 mil 274 pesos mensuales. Anualmente, sus ingresos suman 3 millones 416 mil 189 pesos.

La Presidenta de la Comisión Federal de Competencia Económica, por sus  siglas COFECE, Alejandra Palacios, quien solo en las formas aparece como la defensora de la ley anti monopolios, gana 398 mil 800 pesos mensuales. Cada  diciembre, esta querubina obtiene una sumatoria de tres millones 316 mil 532  pesos anuales.

Peña Nieto, por sumir en la violencia, el desempleo y la pobreza al país, gana cuatro millones 294 mil 656 pesos anuales. Sus Secretarios del gabinete reciben en promedio 200 mil pesos mensuales. Sin embargo, su posición de  poder hacia el interior del gobierno federal, los convierte en personajes que  ganan muchos millones, en materia de contratismos, y demás privilegios, derivados de sus altos cargos.

Todos y cada uno de los que les hemos mencionado, no incluyen a los gobernadores, donde hay ejemplos como el de Fernando Toranzo, que siendo mandamás de San Luis Potosí, se aumentó el sueldo de 132 mil, a 198 mil  pesos.

Lo anterior, es una muestra de los que actualmente en México, maldicen los saqueos, y aman el gasolinazo.