Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > ¿Apto o no apto?
Columnas: Confesionario

¿Apto o no apto?

/ 17 de Febrero, 2017 / Melitón García de la Rosa

Al presidente del país más poderoso del mundo, por lo tanto el hombre más poderoso del planeta y además uno de los más ricos, 25 psiquiatras le acaban de calificar como no apto para gobernar los Estados Unidos, sin que haya pasado siquiera un mes en el cargo, ayer cuando leí la noticia de inmediato miré a mi alrededor y me pregunté ¿no hay psiquiatras en México o qué?

Así es mis queridos boes, a Donald Trump le han diagnosticado incapacidad por adelantado, es decir que los psiquiatras podrían estar equivocados de que es un peligro como presidente de Estados Unidos, no le dan ni siquiera el beneficio de la duda, porque de acuerdo a la carta que publicaron en The New York Times, tiene todos los rasgos del peligro al frente de los botones de la Casa Blanca.

Y como ven, no lo publicaron en un pasquín o en un blog amarillista, se trata de uno de los periódicos más influyentes en el mundo, podría ser el más, lo que le da más peso a la opinión de los especialistas.

¿Podrían imaginarse una carta con esas características en México publicada en REFORMA en la que se declarara no apto a Enrique Peña Nieto para ser presidente?, inimaginable al inicio de la administración.

Pero ahora que los psiquiatras gringos, sin auscultar a Trump, sin haberlo sentado en un diván, sin hacerle una regresión vía hipnosis, sin llamarlo a terapia familiar o individual lo diagnostican, pues de este lado de la frontera bien se podría diagnosticar a Peña Nieto por el desempeño que ha tenido en más de 4 años como presidente.

¿Es apto Peña Nieto para ser el Presidente de México, lo era cuando asumió el poder?, recordemos que desde la campaña dio muestras de no ser un amante de la lectura, no se le da lo de improvisar discursos porque lo de él es el uso del telepromther.

No es ni por mucho el mejor economista, porque nuestros números están para llorar con un crecimiento que da pena, el dólar con alzas históricas y la inflación da miedo.

No ha sido el mejor vendedor, porque en buena medida los capitales extranjeros le sacan la vuelta al país y la generación de empleos pese a las cifras alegres es evidente que va en picada.

No es el más honesto o enemigo de la corrupción, porque historias como la de la Casa Blanca de su esposa dice todo lo contrario.

No ha sido el más diestro para la estrategia, porque la que nos prometió contra la inseguridad ha demostrado que no sirvió para nada.

No es ni siquiera el mejor vendedor de sí mismo, porque sus niveles de aprobación andan ya en un dígito, lo que no le había pasado a ningún otro presidente en la historia de México desde que se mide la popularidad de esos.

Obviamente no es un líder porque hace mucho perdió el respaldo popular y por eso sus convocatorias a la unidad nacional quedan en simples discursos que nadie toma en serio.

Es más ni siquiera infunde temor, ya no pidamos respeto, porque es el Presidente en funciones más ridiculizado, insultado, parodiado que haya tenido este país.

En pocas palabras el nuestro es un presidente que en los hechos ha demostrado que no es apto para serlo, nada le ha salido bien y pese a ello no ha habido una carta en la que psiquiatras, economistas, políticos u otro sector de profesionistas le haya diagnosticado como tal.

Esa es una de las grandes diferencias entre las sociedades de Estados Unidos y la nuestra, allá, nos guste o no, tienen años de democracia y de respeto a las leyes y a sus instituciones, su ‘edad’ como ciudadanos es mucho mayor que la nuestra.

Ojalá que los mexicanos aprendamos de la experiencia de los norteamericanos, pero también de la que nos debe dejar el sexenio de Peña Nieto una vez que concluya y entonces ser más críticos desde las campañas, machacar sobre la necesidad de anteponer la preparación al rostro a la hora de elegir y corregir si es necesario, porque veamos a los gringos, en menos de un mes de la administración de Trump son cada vez más las voces que indican que se tiene que ir del gobierno, mientras nosotros acá tenemos cuatro años de insultos y de vanas parodias de quien evidentemente no resultó apto para gobernarnos.

Cabeza en Houston…
El gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca seguía ayer en Houston en la Expo NAPE(North American Prospect Expo), promoviendo a Tamaulipas ante inversionistas de al menos una docena de países del mundo.

Cabeza de Vaca atendió directamente a los hombres de negocios que se acercaron al stand de Tamaulipas a quienes les platicó de las ventajas competitivas de estas tierras.

Inversión y convivencia…
El 14 de febrero el alcalde de Victoria, Óscar Almaraz, organizó una megadiscada allá por la colonia Lomas de Guadalupe para más de 2 mil personas, antes había hecho un evento masivo en el que asaron cientos de kilos de pollo y otro donde hubo una rosca gigante; todo con la raza que menos tiene.

Hay quienes han cuestionado el ‘dispendio’ del presidente municipal, que porque hay cosas más urgentes en el pueblo, pero ¿gastar en la convivencia
entre miles de familias es un dispendio?, ¿cada cuándo en las casas de las colonias más pobres de puede hacer una discada si el jefe de familia gana 1,800 pesos a la quincena y tiene que mandar dos muchachos o más a la escuela, pagar agua, luz y alimentación?. Ojo, pagar por integración y convivencia familiar a estas alturas no es gastar, es invertir y bien.

Comentarios:
meliton-garcia@hotmail.com
Twitter: @melitong