Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > “Amada… amante”
Columnas: Claroscuro

“Amada… amante”

/ 02 de Marzo, 2017 / Alejandro de Anda

“Una mujer necesita de un hombre, como un pez de una
bicicleta…” Gloria Steinhem. Ícono del feminismo.

LO CLARO: El principio básico de la administración, se fundamenta en una sola encíclica: planear.

En el desarrollo de la vida de una familia; en la educación de los hijos; en las economías individuales y colectivas; en la vida misma.
Cuando esta encomienda es comunitaria, le implica a la sociedad en su conjunto acompañar a los gobernantes en esta magna decisión de plasmar un plan maestro que determine el rumbo a seguir.

El Plan Estatal de Desarrollo PED para el Estado de Tamaulipas, toma forma y cauce.

Recién el Jefe del Ejecutivo estatal FGCV envía al Poder Legislativo su documento rector (PED) para que desde la óptica de los legisladores locales, enriquezcan la propuesta que también es consensuada con la sociedad.

El líder de la Junta de Coordinación Política estatal, dip. Carlos García González hace la labor de permear la matriz gubernamental hacia sus compañeros congresales y ya recogen de éstos, las directrices en materia de desarrollo económico, de bienestar social, de seguridad ciudadana, de igualdad de género, de desarrollo humano sostenible, de transparencia que entre otros aspectos, también la sociedad ha enriquecido.

Será el plan con rumbo, para crecer como entidad y con la visión de aportar el talento que apoye al engrandecimiento de México.

LO OSCURO. “…Y es que tú, amada amante; das la vida en un instante, sin pedir ningún favor”. Palabras más, palabras menos. Son tema de bohemia, de sinsabores en asuntos de novelas de TV y además… legaloides.
Sí.
El Pleno del Circuito en Materia Civil de la CDMX, sentenció –vía sus magistrados del Poder Judicial de la Federación- que “Si dos personas procrearon un hijo, y una de ellas se dedicó a su cuidado; tales hechos por sí solos resultan insuficientes para generar el derecho de reclamar del otro una pensión alimentaria o compensatoria. Pues no conformaron un núcleo familiar”.

En palabras ‘soeces’ esa unión efímera o pasajera con ‘la movida’, no genera obligatoriedad alguna para el muchachón que ‘se resbaló’.

Y más aún ¡No es discriminatorio! Porque la Constitución prevé el derecho y protección a la familia. No dice nada de ‘movidas’.

En el mejor de los sentidos, perdone el abordaje simple y llano del tema.

No habríamos de comprender en primera instancia, cómo es que se ha promovido, legislado y se pretende homogeneizar en los códigos civiles existentes, protección a los derechos de convivencia (entre personas del mismo sexo), contradictorio a la protección de las mujeres solteras.

Tampoco es desestimar los derechos que aquellos han dirimido y conquistado.

Resulta que el censo poblacional de INEGI, reporta a 8.2 millones de féminas en tales circunstancias (les llaman población vulnerable) y la mitad de éstas, en condiciones de franca pobreza.

No entenderíamos con precisión cuáles son los criterios que abogan por la unión familiar y protegen por sobre todas las cosas, el sueldo de los hombres que debe ser integrado a la sagrada institución del seno de la familia.

Y que en contraparte, absuelve al ‘malportado’ si en un desliz, aquél no tomó las precauciones conducentes que le hagan inflar las cifras que el INEGI reporta.

Lo suplementario a esta resolución de los magistrados federales, es que las medidas que toman en la CDMX, poco a poco llegan a todas las entidades.
Casi como James Bond decía “¡Con licencia para matar!”

COLOFÓN: En Tamaulipas, una ciudad cañera se llama ‘El Mante’. Cierta ocasión, un político encumbrado le decía a otro igual. “Tengo que hacer un recorrido. Acompáñame… ¿tú ya fuiste a Mante?” –Sí, ¡pero ya no me alcanzaba la nómina ‘pa mantenerla!.

Con las disposiciones federales en boga, ese amigo político… ya no se preocupará.

alejandrodeanda@hotmail.com
@deandaalejandro