Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > El grito de las mujeres
Columnas: La Talacha

El grito de las mujeres

/ 08 de Marzo, 2017 / Francisco Cuéllar Cardona

“El problema de la mujer siempre ha sido un problema de hombres”, decía la extraordinaria Simone de Beauvoir, filósofa francesa y una de las exponentes mas grandes del feminismo. La expresión lo dice todo: el hombre a través de la historia ha sido consciente o inconscientemente un obstáculo para que las mujeres ocupen un espacio de igualdad. El machismo, se manifiesta en todas las acciones sociales y culturales que han llevado a la mujer siempre a estar abajo, sometida, abusada y explotada.

La megamarcha rosa, del 21 de enero en el mundo y que sacudió las estructuras de Washington frente a las narices de Donald Trump, es una muestra del poder, de la fuerza y la organización que están alcanzando las mujeres para poner fin a la violencia de género y discriminación histórica a la que ha sido sometida.

Hoy es el Día Internacional de la Mujer y muchos gobiernos, casi todos encabezados por hombres, hacen eventos públicos frívolos, superficiales para “la fotografía” y hacer creer que a la mujer se le tiene satisfecha con pequeños discursos en donde se le halaga y se le dan algunos regalos.

Los derechos de las mujeres, siguen ausentes de las grandes agendas de los gobiernos. Desde el poder se le ve como un objeto complementario que sirve para la maternidad; para hacer la casa; servir a su hombre -si lo tiene- y a cuidar a los hijos. Para ellas, las oportunidades no existen y cuando las hay: tienen que pagar altos costos de dignidad.

Hoy, en su Día, el 98 por ciento de las mujeres no festejan nada; tampoco nadie las recuerda; y las que reciben algún reconocimiento, “se les da el Día libre” y son parte de la estadística oficial. En la otra realidad, hoy, casi todas van a la maquiladora en silencio y con hambre, a la oficina, al mostrador de la tienda o a la vendimia.

Aunque en los censos poblacionales, la mujer es mayoría, no se refleja eso en sus conquistas sociales, políticas y laborales. De acuerdo al INEGI, del total de horas dedicadas al trabajo, remunerado y no remunerado, los hombres contribuyen con poco más del 40%, mientras que las mujeres con cerca del 60%. Si se toma sólo en cuenta el trabajo no remunerado de los hogares, las mujeres de doce años y más triplican el registrado por los varones.

Respecto a las actividades de cuidado, en promedio las mujeres dedican 28.8 horas a la semana, mientras que los hombres dedican 12.4 horas.

Según el mismo INEGI, hasta el 2016, las mujeres trabajadoras ganan 22.9% menos que los hombres y se estima que la brecha salarial de género en México alcanza del 10 al 15% en promedio. El panorama es complicado cuando conocemos que el incremento de sueldo de las mujeres, aunque lo ha habido, llega a los promedios que los hombres tenían hace 10 años, es decir, los salarios de las mujeres tienen un rezago de una década.

El Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO) lamenta en uno de sus informes que en México, hay todavía mucho qué trabajar para cerrar la brecha salarial. No se trata solo de un reto de este país y sí uno de vital importancia en la agenda mundial y del que se estima que serán necesarios 117 años para que la brecha de género se cierre en el aspecto económico.

En este contexto de olvido y de ausencia de oportunidades, que todos los gobiernos y la sociedad misma ha tenido a la mujer, ha provocado, desde algunas décadas (algunos hablan de 1975) que el movimiento femenino venga abriendo espacios a base de gritos, presiones y movilizaciones.

Desde la sociedad civil, el grito de la mujer se empezó a escuchar mas fuerte, obligando a los gobiernos del mundo, y sobre todo en México, a instrumentar políticas publicas para que la equidad de gènero y los derechos de las mujeres se respeten.

Este día, precisamente, paralelo a los eventos oficiales y oficiosos que se organizan para la mujer, ellas salen a las calles a reclamar y exigir sus espacios y derechos. Hoy se celebran paros, marchas, foros en todo el mundo para exigir que la igualdad se convierta en una realidad.

Uno de los pronunciamientos mas fuertes que seguramente sacudirán a los gobiernos y los hombres del poder, es el que hace la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género en el que exige un alto a la discriminación y a la violencia de género que con total impunidad mata, calla, invisibiliza y explota a las mujeres de todo el mundo.

El Paro Internacional de Mujeres, en el que hoy participan más de 50 países, evidencia que ningún país del mundo ha logrado la igualdad de género y el hartazgo de la sociedad ante la falta de voluntad política de los gobiernos para cumplir los compromisos asumidos en los tratados internacionales en favor de los derechos humanos de las mujeres, que lejos de arrojar avances, se asoma la amenaza de sufrir retrocesos.

El grito de las mujeres debe escucharse y atenderse. La deuda histórica que se tiene con ellas debe saldarse no con discursos, ni promesas y mentiras. Es tiempo de que se les escuche.

Talachazos
SIGUEN FIELES AL TRICOLOR. Óscar Luebbert salió el pasado lunes a desmentir su afiliación a Morena. Apenas se hizo viral el borrego de su posible apoyo a Lopez Obrador, todo el equipo del reynosense puso manos a la obra para echar abajo todo lo aseguran, fue un plan para desgastarlo políticamente con los priistas. Luebbert está bien puesto con el PRI y afina, dicen, un plan para rescatar Reynosa en las próximas elecciones.

Lo mismo hizo Toño Martínez Torres. El mismo lunes confirmó a La Talacha que es “totalmente falso lo que dicen”. Toño, igual que Luebbert, preparan el regreso del PRI a la arena electoral. Ambos son activos y pasivos del priismo que seguirán dando mucho de qué hablar por el partidazo.