Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > Los rivales del PAN en el 18
Columnas: La Talacha

Los rivales del PAN en el 18

/ 14 de Marzo, 2017 / Francisco Cuéllar Cardona

La gran pregunta que empieza a crecer en Tamaulipas es ¿cómo será el comportamiento del PAN en las próximas elecciones, siendo gobierno?.

¿Utilizará la fuerza que le otorga su condición dominante para mantenerse en el poder como lo hizo el PRI por décadas o permitirá una competencia equilibrada, imparcial y democrática, como es el deseo de partidos y ciudadanos?.

La inquietud surge a partir de tres realidades:
La primera, es que la encuesta ciudadana sobre la confianza en los partidos políticos, levantada por el Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO) y el Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE) revelan que el 91 por ciento de la población no cree en ellos y el 64 por ciento tiene poca credibilidad en el Instituto Nacional Electoral. El PRI es el más desacreditado, seguido por el PAN, PRD y Partido Verde, respectivamente. Morena es el partido con menos negativos y con más posibilidades de crecer de 12 a 21 por ciento hasta diciembre de 2016.

La segunda: en Tamaulipas, entidad que recientemente tuvo elecciones, los partidos están de capa caída, excepto el PAN, que ganó la gubernatura, la mayoría en el Congreso local y la mayoría de las presidencias municipales. El PRI, desde el 6 de junio, un día después de perder el poder, está desmantelado y en nueve meses ha perdido por lo menos a 250 operadores que se fueron a trabajar a Morena. Sólo en 15 municipios, donde ganó, se observa cierto optimismo de cara a las elecciones que vienen. El PRD prácticamente no existe. En la última elección apenas obtuvo 17 mil votos, por debajo del PAN, PRD, MC, Morena y PES. Como se puede ver, los partidos están desarticulados, sin seguidores, ni liderazgos que los empujen u organicen.

Y tercera: en los primeros cinco meses de gobierno, salvo tres o cuatro, los gobiernos municipales son un desastre. No hay obras, no hay trabajo y las promesas de campaña se quedaron, en eso, en promesas. La gente está decepcionada de los alcaldes que llegaron al poder el 5 de junio.
De ahí las dudas y las inquietudes sobre cuál será la decisión de la gente en el 2018.

¿Seguirá apostando por los partidos?, ¿El PAN aprovechará su estancia en el gobierno para echar raíces en el poder?
Morena y las candidaturas independientes, podrían constituirse como una alternativa electoral, ante el fracaso y la demagogia de los partidos y sus dirigentes.

El trabajo político y de organización hasta ahora en Acción Nacional habla de que se están preparando para la gran contienda del 2018. Ya renovaron todos los comités municipales; hay que ver entonces si existen buenas acciones de gobierno y hay sensibilidad política para perfilar candidatos ganadores. Si lo consiguen se quedan, si no, la misma gente que les dio el voto, se los puede quitar.

El PAN, como partido en Tamaulipas, tiene dos grandes rivales: Morena, que crece de forma acelerada, y los candidatos independientes que trabajan desde ahora abiertamente en los 43 municipios. Ante la crisis interna que viven los partidos tradicionales, sobre todo el PRI, las opciones son entonces Morena y los independientes.

Acción Nacional ya lo tiene registrado, sólo falta que operen para enfrentarlos. Y por supuesto sus dirigentes, y el mismo gobernador deberá tener mucho cuidado en la operación política que se avecina para que no se repita la historia del priísmo, al que se aborreció por sus políticas clientelares de comprar votos e instrumentar todo tipo de pillerías electorales para mantener el poder; acciones que finalmente le valieron para ser echados y repudiados por la ciudadanía.

Ojo, entonces. El PAN debe evitar caer en esas tentaciones. Por eso la pregunta que muchos se empiezan a hacer sobre su comportamiento en las elecciones que vienen.

Talachazos
LA LLEGADA DE Paloma al CEN del PRI, para la mayoría de los políticos tamaulipecos que radican y trabajan en la Ciudad de México, ven a la diputada tampiqueña como una decisión política para perfilarla como candidata a la senaduría en Tamaulipas, además de ser considerada parte de la avanzada de Osorio Chong, camino al 2018.

Paloma, como otros muchos operadores del Secretario de Gobernación ya ocupan espacios en el Comité Ejecutivo Nacional y en áreas importantes en secretarías de Estado donde arman todo un plan para posicionar al hidalguense como opción real para la elección presidencial.

En el caso de Paloma, muchos priístas, sobre todo diputados que también quieren ser candidatos al Senado, están empezando a golpearla para evitar que les saque ventaja en la carrera.