Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > Los fantasmas de la inseguridad
Columnas: La Talacha

Los fantasmas de la inseguridad

/ 16 de Marzo, 2017 / Francisco Cuéllar Cardona

Empieza a llamar la atención en el seno de la dirigencia nacional del PAN, como extrañamente en los siete estados donde ganó las elecciones en el 2016, la violencia se desató de manera escandalosa. Las estadísticas sobre homicidios dolosos se incrementó en los últimos 150 días. 

Veracruz sufre una ola criminal, similar o peor a la que se registró en los tiempos de Duarte. Durango, Quintana Roo, Puebla, Chihuahua, Aguascalientes y Tamaulipas, según los números del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública registran una actividad criminal que alarma. Nuevo León se incorporó a ellos y Guanajuato, coincidentemente gobernado por Acción Nacional, es hoy el Estado más violento e inseguro del país.

“Esto que está pasando en nuestros estados que hoy gobernamos, es extraño y muy raro”, confesó un alto dirigente panista en una reunión reciente en la ciudad de México: “algo está pasando y se nos hace que aquí hay mano negra en esto”, reiteró.

La sospecha, según los altos mandos en la dirigencia nacional blanquiazul, existe la intención del gobierno federal de hacer quedar mal al PAN y a sus gobiernos ante los ojos de los electores. El mismo gobierno federal a través de sus actores infiltrados está atizando los problemas de inseguridad en el país, sobre todo en aquellos donde el PAN es gobierno. 

Los cementerios clandestinos descubiertos en Veracruz, ahora se los quieren etiquetar a la administración de Miguel Ángel Yunes, de quien se dice, no puede gobernar y esto le meterá ruido en las elecciones municipales que tiene en puerta, en donde seguramente perderá una buena cantidad de ayuntamientos.

Pero la gente de Ricardo Anaya va más allá, y asegura que la violencia desatada en los estados ganados por el PAN, y que quiere ser utilizada como bandera electoral en las elecciones de este año, intentan dañar la imagen del “chamaco maravilla” y a su proyecto presidencial; “lo quieren reventar”. 

“Hay una perversidad atrás de todo esto”, presumen lo Anayistas, aunque hay expertos en seguridad que están viendo el disparo de la violencia en estos Estados, que los grupos delincuenciales han abierto fuego contra los nuevos gobiernos para negociar espacios y “plazas”, como lo hicieron durante los gobiernos priistas que se fueron. Eso es lo que dicen, aunque el PAN, ve otros tipo de fantasmas que están metidos Gobernación y la PGR para tratar de dañar la imagen del partido y sus gobiernos.

Coincidentemente, el Comité Nacional del PRI, está recomendando a sus candidatos en el Estado de México, Coahuila y Nayarit, llevar en el mensaje central de sus campañas, el tema de la violencia y el disparo de esta en las entidades gobernadas por el blanquiazul.

Sea un “asunto perverso” lo que está sucediendo, como presumen en la alta dirigencia del PAN, o la rebelión de las bandas en contra de los
nuevos gobiernos para someterlos; lo cierto es que la violencia no se ha ido y hoy está ocasionando más estragos que antes en la población.

Por cierto, la agenda de la seguridad, parece ser que está agotada en el sexenio de Peña Nieto. Las estrategias impulsadas, presumidas y cacareadas por Miguel Ángel Osorio Chong, son un gran fracaso. Los resultados de la lucha contra la delincuencia son pírricos y según los pronósticos que se tienen, si la violencia sigue no se frena, Enrique Peña Nieto, tendrá más muertos que Felipe Calderón y su fallida guerra iniciada en el 2006.

Talachazos
FUMIGAR A LOS MEDIOS.- El Bronco, gobernador de Nuevo León, protagonizó el pasado martes otro episodio negro en su relación con la prensa. En un evento enmarcado en la campaña de fumigación contra el dengue, zika y chikungunya, aprovechó para quejarse de la prensa porque “siempre está criticando lo que hago; vamos a enfrentar al mosquito y a los medios; si pasan por enfrente le dan una fumigada también”, dijo de manera despectiva el mandatario neoleonés. Esta postura revela una visión retrógrada, intolerante, trumpiana y chabacana de un hombre obtuso que no tolera la crítica. 

RAMIRO, EN NAYARIT.- El ex líder del Congreso y actual subsecretario de Operación Política el CEN del PRI, Ramiro Ramos Salinas, ha sido concentrado en Nayarit como uno de los operadores principales en la elección estatal desde hace 15 días. Es una elección complicada, pero asegura que la ganarán, igual los Estados de Coahuila y Estado de México, en donde se elegirán nuevos gobernadores. Ramiro tiene el antecedente de haber sido delegado tricolor en la elecciones Tlaxcala donde se ganó y con esas cartas llega a Nayarit, donde dice, busca seguir esa racha ganadora.