Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > Baja el dólar, la gasolina no
Columnas: Enroque

Baja el dólar, la gasolina no

/ 17 de Marzo, 2017 / José Luis Hernández Chávez

No obstante las tablas que le han dado dos campañas presidenciales, Andrés Manuel López Obrador parece no haber aprendido lo suficiente para encarar circunstancias o momentos difíciles, el estómago le gana al cerebro y un embrollo del que podría sacar provecho termina por sacarlo de quicio y demeritarlo.

Como le sucedió en el proceso electoral del 2006 cuando, cansado de los exabruptos del presidente Vicente Fox Quesada, recurrió a aquel inolvidable “cállate chachalaca” que tantos puntos resto a sus pretensiones políticas hace 10 años, las imprecaciones de que fue objeto por algunos padres de los estudiantes asesinados en Ayotzinapa en su gira por Nueva York, volvieron a causarle problemas por la misma razón.

Otra vez el carácter superó a la cabeza y en lugar de capitalizar el incidente, el tabasqueño se vio en la necesidad de suspender el mitin organizado para defender a los migrantes de la política migratoria, persecutoria y racista del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

Aunque el padre hubiera sido un provocador, como lo llamó, la verdad es que AMLO demostró pobreza de argumentos lo mismo que de reacciones para enfrentar y salir airoso del aprieto.

Pero parece que el ex jefe de gobierno de la ciudad de México se levantó con el pie izquierdo al realizar la gira por Gringolandia pues hasta el clima le jugó las contras. La tormenta invernal Stella canceló el encuentro que el dirigente nacional de MORENA sostendría con el comisionado de Derechos Humanos de la ONU en la que interpondría una denuncia para frenar órdenes ejecutivas emitidas por el gobierno de Washington destinadas a realizar deportaciones masivas de mexicanos y la construcción del muro fronterizo.

Pero si el Peje peco de imprudente y limitado para lidiar en escenarios enredados, otro que demostró falta de imaginación y argucias es el dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza.

Tratar de sacarle raja política al resbalón del tabasqueño estuvo bien pero exigirle que pida disculpas al padre del estudiante que lo enfrentó, la verdad fue como escupir para arriba, ya que el que debería de pedirles disculpas no a uno sino a todos los padres de los 43 estudiantes asesinados en Iguala en el 2014 es el gobierno pues a 2 años y meses de la masacre el país sigue sin saber qué pasó, a pesar de la verdad histórica del entonces procurador, Rafael Murillo Karam.

Otro asunto que acapara la atención de la opinión pública del país es el de los energéticos, concretamente de la gasolina.

El motivo, que a pesar de que los anuncios oficiales que atribuyen los gasolinazos a la carestía del dólar estadounidense, ahora que la divisa norteamericana ha bajado, los precios de la gasolina sigue sin reducirse.

Sería bueno que el Secretario de Hacienda, Juan Antonio Meade, aclarara el punto y dijera cuál es la verdadera razón por la que la gasolina es más barata en el otro lado que en México si los precios de combustible son resultado de los vaivenes del mercado internacional.

La buena noticia en el sur de Tamaulipas, por otra parte, es la inversión de 3 mil millones de dólares en los rubros energético, petroquímico y químico del área portuaria e industrial del municipio de Altamira que, como resultado de promociones conjuntas del gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca y la alcaldesa Alma Laura Amparan Cruz, crearán a lo largo del año 5 mil empleos directos y entre 15 mil y 20 mil indirectos en la zona.

Para aprovechar al máximo las oportunidades del mercado laboral que la cuantiosa inversión traerá consigo, el gobierno, en coordinación con el CECATI de la localidad, echarán a andar un programa de capacitación y certificación del personal que se requerirá para aprovechar la demanda de empleo de trabajadores calificados, que augura un futuro promisorio a la región, no obstante las circunstancias de adversidad económica que padece la nación.

Para concluir, como se veía venir, la elección de los nuevos comités directivos delegacionales del SNTE de Tamaulipas, pasó inadvertida. A diferencia del pasado, en el caso de Tampico solo hubo planilla única, los asistentes a las reuniones dispensaron todos los tramites de la orden del día, porque querían votar, disfrutar del zacahuil que les ofrecieron así como del resto del asueto.

jlhbip@hotmail.com