Seguridad
Estás en: Expreso > Seguridad > Familia vive pesadilla; se ahogan dos

Familia vive pesadilla; se ahogan dos

Familia regresaba a Reynosa después de estar en Río Bravo en reunión familiar. Por lo oscuro de la zona el padre no se percata de una curva y cae al canal, llevándoselos la corriente

/ 21 de Abril, 2017 / Ricardo Guajardo

MATAMOROS, Tamaulipas.- “Tú agarra al niño que yo agarraré a la niña”, la voz y esa última imagen de su esposo fue la que Anadela se grabó en su mente para no saber más de ellos.
La familia (cuatro integrantes) habían caído la noche del martes al canal Rodhe en los límites de Río Bravo y Reynosa.

El hombre fue tras la camioneta donde iba la niña y cuya corriente los arrastró debido a la gran fuerza que llevaba.

A 48 horas de la tragedia el cuerpo inerte de la pequeña y el de su padre finalmente fueron encontrados.

Pedro Hernández Jiménez de 30 años y su hija Álison Anahí de 3 perdieron la vida al caer al canal Rodhe a la altura de la brecha 109 y 110 en el ejido Galo Álvarez.

Sobrevivientes de la lamentable tragedia Anadela Anahí Rivera Tirado de 28 años y su bebé de un año de nacido.

Según datos investigados, Pedro era originario de San Fernando y junto con su esposa y sus dos menores hijos andaban de visita familiar en el municipio de Río Bravo.

Ya por la noche abordaron su camioneta Ford F150 para dirigirse a su domicilio en Reynosa en el fraccionamiento Los Almendros.

Para llegar más rápido tomaron un atajo, pero por lo oscuro no vieron una curva, lo que ocasionó que cayeran al canal.

“Como ya era tarde en una curva mi esposo no alcanza a ver y la camioneta se va al canal”, dijo a las autoridades la mujer.

“Salió por el lado del conductor y me dice que yo agarrara al niño”.

La corriente del canal era muy fuerte y niño y señora fueron arrastrados mientras ella, con sus brazos, sujetaba fuertemente al bebé.

“Sólo vi que mi esposo se fue atrás de la camioneta pero no vi si mi esposo y mi hija habían llegado a la orilla”.

“Como pude aventé a mi hijo al zacatal para salvarlo y yo me agarre de unas ramas y pasto de la orilla del canal”.

La señora logró sujetarse bien para así poder salir a tierra.

Anadela reaccionó a ir por el niño, luego se dirigió exactamente a la zona por donde la camioneta se había volcado.

“La camioneta estaba hundida. Le grité a mi esposo y mi hija pero nadie me contestó y lo que hice fue pedir ayuda porque mi hijo también no reaccionaba”.

Para fortuna de la mujer sus plegarias fueron escuchadas pues una pareja iba pasando por el lugar.

Una vez que les platicó la pesadilla fue trasladada al hospital regional. Los médicos la dieron de alta ya que para su fortuna ninguno de los dos tenían
lesiones.

En tanto, personal de Protección Civil y otras autoridades ya se encontraban en el lugar de los hechos en busca del padre y la niña.

Desafortunadamente esa noche nada pudieron hacer, sólo recuperaron la camioneta.

El miércoles a eso de las 13:25 horas encontraron el cuerpo de la pequeña Álison.

Personal de periciales se dieron a la tarea de sacar su cuerpo y llevarlo al Semefo de Reynosa.

Este jueves a eso de las 09:00 horas localizaron también el cuerpo de Pedro quien también fue llevado al Semefo para la necropsia de ley.

¡No te lo pierdas!
Deja un comentario