Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > Siempre ellos
Columnas: Saque de banda

Siempre ellos

/ 21 de Abril, 2017 / DANIEL RÍOS

La actual temporada de Barcelona no ha sido la más positiva, aunque este fin de semana disputan el Clásico contra el Real Madrid y de ganarlo se acercarían al título, la eliminación en la Champions causa mucho dolor entre los fanáticos de este equipo.

Vimos en el duelo de vuelta de los Cuartos de Final contra la Juventus un plantel que se murió en la cancha y a pesar de su incesante talento en ofensiva, no le alcanzó para abrir la sólida defensa de los italianos.

No le busquemos mucho, la Juventus tuvo un gran partido y avanzaron a semifinales por su carácter y orden, claro, con complicidad de lo que dejó de hacer desde la ida el equipo de Luis Enrique.

Posiblemente, este torneo se acabe un ciclo, una generación que hizo historia. Barcelona ha venido marcando la pauta con buen un futbol sumamente agradable y que aparte da resultados, desde la maravillosa época de Rijkard, pasando por los tiempos de Pep Guardiola (posteriormente estuvieron Villanova y Martino) y llegando a Luis Enrique que ha dado logros, pero no ha terminado de explotar.

Pero ¿Porqué ha caído la calidad con Luis Enrique?, posiblemente no encajó al cien con los jugadores, la parte defensiva del equipo no da para mucho o a lo mejor ya la generación se acabó.

Los ciclos en el fútbol suceden, la edad cobra factura.

Esta generación ha dado mucho a la institución y no fue algo mágico que llegaran a ser así, en Barcelona lo trabajaron, pulieron un puñado de niños en La Masía y los fueron llevando poco a poco hasta convertirse en magníficos jugadores.

Ese modelo es el sueño de todas las instituciones del fútbol, por ausencia de recursos o falta de inteligencia en la gerencia, casi nadie lo logra.

Ese mismo sueño en Correcaminos siempre se ha tenido, pero como proyecto en forma, se comenzó a gestar gracias a la iniciativa de Armando Arce, quien en el 2010, siendo Presidente del equipo, colocó a Jorge Vantolrá al frente de las Fuerzas Básicas, se creó la Cuarta y Quinta División del equipo y se indicó que con el trabajo que se haría, en cinco años tendría Correcaminos jugadores de cantera con buena calidad y enrolados en una filosofía futbolística en el primer
equipo.

Al paso de los años, el proyecto no se pudo consolidar, es decir, no llegaron muchos de aquellos niños al Primer equipo, pero no por falta de calidad futbolística, sino por falta de oportunidades.

Prueba de esto, es lo que ha hecho Correcaminos de Segunda en los últimos años, desde que era dirigido por Arturo Chávez y ahora con Jorge Urbina, el plantel ha estado en el top nacional, siempre peleando liguillas y con campeonatos.

Al final de las temporadas, siempre termina siendo el equipo de Correcaminos lo que da de qué hablar en Ciudad Victoria, hoy en día vuelve a ser la noticia, están en la liguilla de Talentos y si no logran el campeonato, estarán esperando a quien lo haga para jugar la final de Ascenso a la categoría Premier.

No quiero decir que en Correcaminos iba a ocurrir lo que pasó en Barcelona, ojalá que sí, pero es muy difícil, de lo que estoy seguro, es que estos muchachos y muchos que ya no juegan profesional debido a la falta de oportunidad, tienen las condiciones para trascender, lástima que por falta de capacidad en las directivas, se echen a perder años de trabajo, sacrificio y mucho dinero.

Por cierto, este sábado el equipo recibe a los Arroceros en punto de las 19:00 horas en el Marte R. Gómez, en las taquillas los aficionados podrán dar una cooperación voluntaria de cincuenta pesos que serán destinados a Barbarita Cuesta, quien lucha contra la cardiopatía congénita que enfrenta.

Este sábado todos al Marte, a apoyar a Barbarita y a los juveniles de Correcaminos, a fin de cuentas, son SIEMPRE ELLOS los que dan las alegrías en esta institución.

@daniriosmm