)
Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > Lo que la campaña se llevará
Columnas: Derrotero

Lo que la campaña se llevará

/ 08 de abril, 2015 / Lucía Calderón

Lo que se está observando en estas campañas es que los aspirantes a diputados federales se decidieron a sudar la camiseta, por eso el PRI nacional le ha pedido a sus candidatos se tomen una foto con la primera persona que saluden al inicio de su recorrido por las colonias y con quien se saluden al final, para que se compruebe que efectivamente están acudiendo con la gente a pedirles su voto.

La contienda por las diputaciones federales está resultando más interesante de lo que se esperaba, en Tamaulipas, tocar la puerta de los potenciales votantes se puede traducir un asunto de vida o muerte política.

Porque mire, de los candidatos y candidatas priístas que no puedan llegar a ocupar la curul por la vía de mayoría, quedarán hechos a un lado prácticamente de sus aspiraciones políticas futuras.

En esta elección se juega más de uno y una su futuro político. Por ejemplo, si Yahleel Abdala no logra convencer al PRI de apoyarla y sacar la elección a su favor, su carrera dentro de la política quedará trunca, será muy difícil que vuelvan a tomarla en cuenta para otra candidatura.

En el caso de María Esther Camargo (ya no voy a escribir que es esposa de otro político, porque si no se le reconoce por su nombre como ser humano independiente de sus lazos familiares y políticos, nunca va a despegar de la tutela masculina) no tiene sencillo sacar la elección a su favor, tiene lastres, aunque también tiene acompañamientos que pueden ser positivos, pero ante todo, tendrá que demostrar que por sí sola es capaz de alcanzar el triunfo, de no ser así, su carrera también estará trunca o a la sombra del esposo forever and ever.

Jesús de la Garza en Matamoros ha querido, pero no ha podido, veo su futuro político incierto si no gana la elección. En el caso de Édgar Melhem en Matamoros hablan de que tiene muchas posibilidades de ganar sin problema, con lo cual asegura la beca legislativa por tres años, aunque no sé si le alcance para ganar una nominación a la gubernatura, por ejemplo.

Miguel González Salum insiste que quiere hacer carrera legislativa y se muestra confiado en ganar, tendrá que hacerlo si quiere seguir siendo considerado para cargos de elección popular, porque el cambio de gobierno también tiene repercusiones en los que serán tomados en cuenta a partir del año entrante.

A Alejandro Guevara Cobos le va bien andar en campaña, anda contento, y dicen que no tiene contrincante enfrente que le quite el triunfo, más le vale, si quiere hacer carrera política en Tamaulipas, porque hasta ahora las recomendaciones sólo le han servido en el Distrito Federal. Aquí no tiene un trabajo político relevante.
A Esdras Romero parece que no se le dificultará llegar, como quiera él tiene un capital sindical que le permite un manejo prácticamente independiente de su campaña. O sea, con o sin el PRI, tiene posibilidades de seguir en la política.

En lo que respecta a Marcedes del Carmen Guillén Vicente, en Tampico, comenzó una campaña alegre, pero con cierta impostación en sus actos, como ir a comer a una taquería, cosa que antes no ha hecho, lo cual puede redundar en que la gente le pida congruencia, algo que los políticos no son muy dados a cultivar. Y si Paloma pierde esta elección, sus afanes estatales se quedarán en stand by por, tal vez, la eternidad.

Las campañas se llevarán además de las ilusiones de algunos y algunas, también finiquitarán carreras políticas.

CONTANDO LOS PASOS
Y REGALANDO NARANJAS

Poco más de 18 kilómetros caminó Miguel González Salum este lunes; el candidato del PRI usa un aditamento de su teléfono inteligente para llevar el conteo de pasos que los traduce a kilómetros y las calorías consumidas.

En tanto él cuenta sus pasos, Gustavo Cárdenas de Movimiento Ciudadano descubre que la pasada contienda electoral le dejó posicionado, dice, entre las familias victorenses, por lo que se trata de continuar el acercamiento cara a cara porque la vigilancia de las autoridades electorales en los gastos de campaña está más estricta.

Cárdenas Gutiérrez aprovecha para regalar naranjas en los recorridos que lleva a cabo en las colonias donde es acompañado de grupos de jóvenes, y su compañera de partido en Reynosa se queja del hackeo de cuentas en Internet, lo cual es lo único que le hemos escuchado decir a Eva Reyes, desde que iniciaron las campañas.

Correo electrónico: derrotero@hotmail.com
Twitter: @derrotero_mx