¡No te lo pierdas!
Estás en: Expreso > ¡No te lo pierdas! > Los razas de perros no recomendables para los niños

Los razas de perros no recomendables para los niños

Según los expertos, estas son razas de perros que usted no debería llevar a casa si hay niños en el ambiente

/ 29 de marzo, 2017 / Agencias

Siempre habrá una serie de factores que usted necesitará tener en cuenta al momento de escoger un perro, y uno de esos factores tiene que ver con los niños.  Si hay niños o niñas en casa, usted deberá asegurarse de que el perro que elija se llevará bien con los infantes.

En esta y la próxima edición vamos a ver cuáles son, según los expertos, las 20 razas de perros que usted no debería llevar a casa si hay niños en el ambiente.

1. Chihuahua
El chihuahua es la raza de perro más pequeña que se puede encontrar. De manera natural, usted asumiría que, si es pequeño, es también una de las mejores opciones para los niños. En realidad, no lo es.

Los chihuahuas son de voluntad  muy fuerte y si se dan cuenta de que el liderazgo humano del ambiente en el que viven es débil, pueden llegar a ser dominantes y difíciles de entrenar. Si se les permite convertirse en ‘líderes de la manada’, estos perros pueden llegar a ser muy agresivos y celosos.

Por lo tanto, no es conveniente que los niños interactúen con esta raza.

2. Rottweiler
Los Rottweilers son perros que trabajaron duro para ganarse la vida, por así decirlo. Se usaban para pastorear ganado, pero en la actualidad son comúnmente utilizados como perros de guardia y perros de la policía.

Pero no son los perros ideales para tener cerca de los niños, ya que se han ganado  una reputación de violentos.

Se pueden controlar, pero sólo a través de un liderazgo muy fuerte. Aparte de eso, se ponen en modo de ataque con mucha facilidad, sobre si hay niños presentes.

3. Akita
El Akita se ha utilizado tradicionalmente como perro de guardia en Japón, y a través de la historia se ganó la reputación de ser un guardián con el cual los niños podían quedarse solos en casa, sabiendo que nadie podría acercárseles.

Pero en la sociedad moderna, esto sería un error: el problema es que el Akita puede valorar a otros niños como intrusos y pueden atacar a esos niños, ya que los ve como extraños. Por supuesto, el perro puede ser entrenado para ser tolerante con los otros niños, pero los niños también necesitan ser educados sobre cómo acercarse a esta raza.

4. Malamute de Alaska
Es una raza de perro muy fuerte y resistente que históricamente vivió en un ambiente duro, tal vez haciéndolo demasiado rudo para convivir con los niños.

Como consecuencia de ello, estos perros pueden causar fácilmente daño a un niño sin tener la intención de hacerlo. Es una raza difícil de entrenar, especialmente si el propietario muestra debilidad. La mayoría de los expertos no aconsejaría dejarlos sin supervisión si hay niños y otros animales en el ambiente.

Otra razón por la que el Malamute no es la raza perfecta para tener alrededor de los niños es que es un perro desordenado que evacúa mucho, lo cual puede convertirse en un problema.

Aunque las películas de ‘Beethoven’ tratan de presentarlo como la raza ideal para los niños, el problema es su enorme tamaño, que puede llevarlos a lastimar involuntariamente a un niño pequeño, por ejemplo golpearlos sin darse cuenta. Además, son una de las razas más lentas para madurar, y sus cachorros son mucho más difíciles de entrenar que los de otros perros.

6. Bullmastiff
Son perros muy grandes y esto puede llevarlos a golpear a un niñosin ninguna intención. Además, es una raza de perro más agresiva que el promedio, aunque su agresividad puede ser mitigada con un liderazgo fuerte. Necesitan saber cuál es su lugar, y entender que su dueño es la persona a cargo del ‘grupo’.

Pero por ser tan difíciles de entrenar deben comenzar a ser educados tan pronto como sea posible.

Es un perro de caza y, por lo tanto, en el hogar puede aburrirse muy fácilmente, aparte de que su naturaleza de cazador puede llevarlo a atrapar animales más pequeños.

Su energía y su tamaño son las razones por las que no sería la opción ideal para una familia con niños.

Suelen demandar de mucho ejercicio  y encima de eso, su energía combinada con el tamaño puede conducir a situaciones peligrosas que dañen algo en el ambiente.

8. Husky siberiano
Otra raza de perro famosa por su inagotable energía es definitivamente el husky siberiano, un animal fuerte que se puede entrenar con bastante éxito.

Y mientras que pueden ser entrenados, se ha sabido que se hacen desobedientes a la más mínima provocación, si el líder del grupo muestra debilidad. En compañía de un niño, esto puede ser demasiada tarea y por lo tanto no son perfectos para convivir con la familias.

9. Pastor australiano
Es una de las razas más valientes y enérgicas y debido a esto, se han utilizado como perros guardianes, perros de desastres y perros de rescate. Esto significa que demandan de mucha energía.

El problema de los pastores australianos es que si hay muchos niños pueden llegar confundirlos con un rebaño, y en ese momento pueden llegar a ser muy agresivos.

10. Affenpinscher
Para poner las cosas lo más sencillamente posible, los Affenpinschers suelen ser traviesos, pero también son inquisitivos y a menudo obstinados. Estos perros tienen que ser entrenados de manera muy estricta, ya que si notan una falta de liderazgo, pueden llegar a ser deso-bedientes e indignos de confianza.
Si alguien se sobrepasa con el juego saben defenderse. Y lo harán.

Con información de Vanguardia.



¡No te lo pierdas!
Deja un comentario