)
Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > ‘Consejos para candidatos’
Columnas: Diagnóstico Político

‘Consejos para candidatos’

/ 04 de mayo, 2017 / Rubén Narváez

Si usted tiene fe y cuenta con los apoyos políticos, el dinero, la suerte y el descaro que se necesita para ser aspirante a la senaduría por el estado, lo menos que puedo hacer es darle algunos consejos para que no incurra en errores que le impidan conquistar la curul de sus sueños. Los consejos son los siguientes:

1.- Programe sus acciones y metodice su actividad en el tiempo. La campaña será larga, amarga, violenta y feroz. No frene su carisma ni su capacidad de golpeo, pero seleccione sus enemigos y administre sus ultrajes. Que nadie reciba una cachetada de más, pero tampoco de menos. Que todos se lleven lo suyo.

2.- Tome el mando de inmediato. Coordine a los ambiciosos, controle a los acelerados, acalambre a los disidentes, castigue a los infieles, dirija a los bufones, destierre a los honrados, aliente a los chismosos, organice a los intrigantes y supervise a los “charoleros” que recogen el óbolo de los mecenas.

3.- Entréguese totalmente a los peligros de la campaña, y abrácela como una amante fiel, sin exigirle retribución alguna. Actúe con decisión y sin contemplaciones con sus adversarios. Písele el cuello a tantos sujetos como pueda. Que se sienta desde el principio que usted es el “picudo de la película”, y que con usted, “poco, bueno y a sus horas”.

4.- No contrate asesores, manipuladores o politólogos lugareños de café, porque además de incompetentes son traidores. Lo venderían hasta por una pierna de venado y un kilo de chochas.

5.- No se le ocurra comprar amigos y partidarios, réntelos por la temporada, y pague sólo una pequeña comisión por cada conciencia que le alquilen.
6.- Contrate a un auténtico profesional de la “mano negra” y del “fuego amigo”, para que ametralle a sus enemigos. Escójalo bien. Debe ser preferentemente un ingrato y con resentimientos sociales. No basta con que presuma de mala fama, sino que es necesario que le muestre la sangre de las últimas manos que mordió.

7.- Evite todas las malas vibraciones. No permita que Baltasar Hinojosa y su pandilla se le acerquen. Le echarían encima toda la montaña de mala suerte que les persigue. De ellos es mejor recibir una puñalada que un abrazo.

8.- No permita que Felipe Solís Acero, Cruz López Aguilar, o cualquier emisario del pasado se interponga en su camino. Desate ese leopardo de maldad que lleva dentro de su corazón, y hágalo rugir hasta que sus enemigos se orinen de miedo. No se conforme simplemente con vencerlos, aplástelos como a cucarachas.

9.-Sea tan rudo e implacable con sus enemigos como un buitre en el desierto. Hágalos sentir tan miserables e infelices como una rata hambrienta y campesina y que, de puro pánico, intenten cambiar su alma por la de un perro pulgoso y callejero.

10.- Cuídese de la “Escuadrilla Mont Blanc”, la “Banda de los Suburban”, el “Club Chocolate Abuelita”, la “UVA”, o “Unión de Viejas Argüenderas”, la “Gente Nice”, los “Amigos de Blanca Nieves”, y la “Pandilla del Cemento y el Asfalto”. Ellos son “Institucionales” y casi indestructibles, cruzan mejores los sexenios que los pantanos. Si calcula que no puede combatirlos con éxito, mejor únase a ellos. Practique la solidaridad y ayúdele a su gente. Le deseamos seis años de felicidad en el Senado de la República.