Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > Tamaulipas, de pronóstico reservado
Columnas: La Talacha

Tamaulipas, de pronóstico reservado

/ 13 de febrero, 2018 / Francisco Cuellar Cardona

Sobre el resultado electoral en Tamaulipas el próximo mes de julio, nadie se atreve a dar un pronóstico. Si acaso, los más apasionados anticipan el triunfo presidencial de Andrés Manuel Lopez Obrador a partir de las encuestas que colocan al tabasqueño como favorito, pero los más escépticos no se mojan las ganas, y se esperan para abril o mayo, para marcar favoritos.

Algunos pronósticos con soporte científico, anticipan que la elección de senadores sería ganada por la Coalición “Por Mexico al Frente” que en integran el PAN, PRD y MC, al tiempo que harían
lo mismo en 12 entidades más.

Morena y PES que forman “Juntos Haremos Historia”, se alzarían con el triunfo en 17 estados, en tanto el PRI solo ganaría el Estado de Campeche y los senadores independientes de Jalisco se llevarían la victoria.

Esa es la expectativa de triunfos y derrotas hasta este momento, en la lucha por el Senado, pero llama la atención que desde ahora se anticipan triunfos para Acción Nacional, que este fin de semana registró como precandidatos a Ismael Garcia Cabeza de Vaca, hermano del gobernador, y a la tampiqueña María Elena Figueroa, actual directora del Instituto Tamaulipeco de la Mujer.

Ellos llevarían de rivales a los priistas Yahleel Abdalá y Alejandro Guevara, mientras que por Morena, esperan aún las definiciones. Se antoja muy aventurado anticipar triunfos cuando no arrancan a plenitud las precampañas para esos cargos, sin embargo, las intenciones de voto en estos momentos favorecen por ahora a Acción Nacional.

En cuanto a las alcaldías, de plano, nadie, ni teniendo una esfera de cristal, puede asegurar lo que pasará en julio, al menos en Tamaulipas, en donde en este terreno, los intereses locales y las circunstancias hacen impredecible un resultado. De ahí, que pronosticar triunfos o derrotas ahora, es ademas de imposible, irresponsable.

El PAN como partido en el poder, va a ser evaluado en las urnas por vez primera, y falta ver además, las consecuencias que traerán las designaciones de candidatos a las alcaldías, en donde mucha hay militantes que alegan que sus derechos políticos han sido lesionados. ¿hacia dónde orientarán su voto?. No se sabe.

En el PRI pasa los mismo, aunque a diferencia del PAN, los tricolores están a la espera del dedazo central, pues las alcaldías grandes, como Nuevo Laredo, Reynosa, Matamoros, Victoria, Tampico, Altamira y Madero, se están decidiendo en la sede del PRI nacional y en el cuarto de guerra del candidato José Antonio Meade.

Por vez primera está sucediendo esto, porque la estrategia priista es que sean los municipios grandes del país, y en Tamaulipas, no es la excepción, los que se echen al hombro la candidatura presidencial, es decir: los candidatos tendrán la tarea de arrimarle el mayor número de votos a José Antonio Meade. Por eso la tardanza en el lanzamiento de la convocatoria.

En el caso de Tampico, por ejemplo, el CEN quiere que la candidata sea Magdalena Peraza, porque es garantía de triunfo, pero la alcaldesa porteña no está plenamente convencida de buscar la reelección según ha confiado a amigos cercanos.

Por el lado de Morena y el PES, aprovechando el efecto “Peje”, van por 12 alcaldías, una senaduría y dos diputaciones federales.

Como se puede observar, al margen de los pronósticos o de los buenos deseos de algunos, Tamaulipas está complicado para todos los partidos. Para el PAN, por ser gobierno, pudiera existir cierta ventaja, pero es impredecible adelantar resultados. La muestra es este proceso para elegir candidatos, en donde todos sufren fracturas, aparte, faltan aun 4 meses y medio para la elección.

Talachazos
QUE LO BAJEN DEL CABALLO.-Los seguidores del doctor Xicoténcatl González, lo dicen en voz baja: “Si el doctor quiere dar la pelea, que se ponga hacer propuestas; que se baje del caballo y que ya no se vista de charro; tampoco que se ponga a bailar; la política ya no se hace así”.

Quienes están dispuestos a darle el voto, así opinan de él:

“Es buen hombre el doctor, pero a caballo no va a gobernar, no va a frenar la violencia, ni traerá inversiones”.