Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > Velan armas contra El Bronco
Columnas: La Talacha

Velan armas contra El Bronco

/ 05 de junio, 2018 / Francisco Cuellar Cardona

En Nuevo León se está incubando un movimiento, en el que participan líderes políticos, empresarios, organizaciones de la sociedad civil, para impedir que Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, regrese al gobierno. Su aventura, o su calentura, como dicen, de querer ser Presidente de la República, le va a salir tan caro, que le costará la pérdida del poder en su Estado,

Y aunque no hay un impedimento local para que regrese y retome el gobierno, como ya lo anunció en sendas entrevistas, la rebelión que existe en su contra es real, y se está buscando por todas las vías políticas para impedir se retorno. De hecho, la última denuncia que el Instituto Nacional Electoral (INE) presentó ante el Tribunal Federal Electoral y la PGR, podría ser una herramienta legal de la cual se agarrarían los adversarios políticos del Bronco para echarlo del cargo. 

Existe además ya, una iniciativa en el Congreso de Nuevo León para instrumentar los mecanismos legales que permitan convocar a elecciones antes del mes de octubre para elegir al nuevo gobernador de Nuevo León. Los legisladores están esperando que pase la elección y el Tribunal emita el fallo para poder emitir un dictamen sobre el caso.

La iniciativa la promovió la semana pasada el diputado local nuevoleonés con licencia, Samuel García, quien además es candidato a senador por Movimiento Ciudadano y se ha convertido en el acérrimo crítico del Bronco.

En una encuesta que levantó el equipo del Bronco sobre las posibilidades de triunfo de los candidatos independientes en Nuevo León (sobra decir que El Bronco no cree en las encuestas, pero las mandó hacer a través de su equipo), se reveló que sólo tres de diez habitantes regios quieren que regrese su gobernador al cargo; más de la mitad están en desacuerdo. En la misma encuesta, de 24 candidatos independientes, se detectó que sólo uno tiene posibilidades de ganar. La figura “Independiente” que en 2015 fue un atractivo electoral que se volvió moda, hoy en Nuevo León es una decepción.

Los empresarios de Nuevo León, están muy molestos con Rodríguez Calderón porque aparte de ser una decepción en el gobierno, no los ha tomado en cuenta para las grandes decisiones políticas y económicas del Estado, aun cuando fueron ellos factores importantes para que llegará a la silla estatal. “No me ayudaron en nada; no pagaron ni un six de
Tecate” ha respondido El Bronco cuando le han preguntado si llegó con el apoyo de ellos.

La factura política hoy todos se la quieren cobrar al Bronco. La rebelión en su contra está en marcha y no se ve por ningún lado quién la detenga. Los regios después de las elecciones del 1 de julio, se alistan para tener su propia guerra poselectoral. Exigentes como son, no están dispuestos a tolerar que su gobernador haya abandonado el Estado en medio de una crisis de violencia y se haya metido en una aventura loca e imposible por la Presidencia de la República. 

En dos años y medio El Bronco ha dejado a su paso muchos agravios y ha lesionado a muchos actores, entre ellos a la prensa, que personificada en el periódico El Norte, Televisa, Tv Azteca, Milenio y muchos más, ya velan sus armas para darle Rodríguez Calderón su recibimiento.

Este lunes el Instituto Nacional Electoral a través de su Consejero Ciro Murayama, salió a declarar que la investigación sobre las anomalías cometidas por El Bronco están sustentadas con documentos y que son de peso para iniciar un proceso legal en su contra.

“El INE encontró elementos muy firmes basados en pruebas documentales del sistema financiero, cerca de distintas tramas, de triangulación de recursos, obtención de recursos de origen prohibido en nuestra legislación electoral. Y lo sancionó oportunamente”, reiteró el consejero ciudadano del INE. 

En Nuevo León, los hombres del dinero, los actores políticos de todos los partidos, están listos para desenterrar las hachas y darle la bienvenida a su gobernador, a quien dicen, le harán la vida de cuadritos para que venga, extienda su licencia y se elija a un nuevo mandatario. La guerra apenas está por iniciar en el vecino Estado.