Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > Las campañas y el fútbol
Columnas: La Talacha

Las campañas y el fútbol

/ 14 de junio, 2018 / Francisco Cuellar Cardona

A partir de hoy, el tema en los cafés, en las oficinas públicas, en el trabajo, y en todas las actividades diarias, será el fútbol, al ponerse en marcha la Copa del Mundo en donde México llega con el sueño de llegar al quinto partido, y darle una pequeña dosis de alegría al país, que tanto lo necesita. De política, es el deseo de muchos, ya no quiere saber nada; no pocos piden a gritos que se acaban ya las campañas. 

Será el Mundial, un paréntesis extraordinario, para que la gente tenga un respiro y piense en algo diferente, al menos, que tenga un tema diferente a los candidatos y las campañas. 

Justo ayer, después del tercer debate entre los presidenciables, se dio a conocer un análisis sobre el impacto que tienen las campañas en el ánimo de la población, realizado por el Instituto Nacional Electoral y que se hizo con el apoyo de la UNAM, y se encontró que desde diciembre hasta mayo; es decir, durante seis meses, la 95 por ciento de la población, dedicó 90 por ciento de su tiempo para hablar de campañas y candidatos, tanto en el trabajo como en su hogar, situación que llevó a confrontar a familias enteras.

El 90 por ciento, confesó estar molesta con sus gobiernos, y se referían a los tres niveles: Federal, estatal y municipal. Solo el 10 por ciento restante admitió estar conforme con lo que han hecho sus autoridades. Los que respondieron en positivo, llama la atención, son personas con un poder adquisitivo alto, y que tienen resuelta su situación económica de manera satisfactoria; es decir, no les preocupa ni la crisis, ni quien vaya ganar el poder el próximo 1 de julio.

El 98 por ciento, y ¡ojo con esto!, respondió con exactitud, nombres y fechas de la elección, y revelaron estar perfectamente informados de lo que está sucediendo en el país, en los temas electorales, de seguridad y economía. Y lo más importante del análisis: todos opinaron que sí va a salir a votar el día de la elección.

El dato más revelador, es que se sienten saturados visual y auditivamente de los temas electorales y conectan con dos deseos: que se acaben ya las campañas, y que inicie el Mundial del fútbol para “distraernos un poco”.

La realidad y el mensaje es contundente, y de eso deben tomar nota los hombres y  mujeres que hoy contienden por una alcaldía, una diputación, una senaduría, o la presidencia de la República. Se percibe, y lo dicen todos los sondeos y encuestas, un cansancio y un hartazgo. Y con ese sentimiento van a salir a manifestarse en las urnas, aunque el efecto futbolero pudiera cambiar el estado de ánimo de los mexicanos, particularmente si la selección mexicana le va bien en la primera ronda. 

Sergio José Gutiérrez, conocido como el Rey del Internet, insiste en su tésis que los mexicanos van a votar el 1 de julio de acuerdo al estado de ánimo con el que amanezcan,
“va a influir hasta el resultado de fútbol”, afirma.

El evento de fútbol, que inicia hoy y que alcanzará su clímax el domingo cuando México se mida ante Alemania, los mismos psicólogos sociales, que están revisando este comportamiento, afirman que va a ser determinante la futbolmanía en estas elecciones. Por lo pronto, hay que disfrutar la fiesta y que los candidatos le pongan veladoras a la selección mexicana para que gane y los electores salgan alegres a manifestar su voto el 1 de julio. 

Talachazos
CALIFICACIÓN A LAS CAMPAÑAS: en una revisión rápida de las campañas al Senado éste fue el resultado que se encontró:

El PRI, con Yalheel Abdalá y Alejandro Guevara, son quienes mejor campaña han hecho: mejor discurso, mejores propuestas y que han dejado grato sabor de boca con quienes han tenido contacto. Lo negativo: es que han tenido poco impacto entre la población. Hay esperanzas de ganar, sólo si la gente sale a votar razonadamente.

En el PAN, los candidatos Ismael García Cabeza de Vaca y María Elena Figueroa, han desarrollado una campaña discreta, pero efectiva en cuanto a asegurar el voto, lo que los coloca con ventaja frente a los demás. El discurso es institucional, sin estridencias, pero a su paso van amarrando cada voto que piden. Las encuestas, hasta hoy, les favorecen.

En Morena, Américo Villarreal y Lupita Covarrubias, han hecho una campaña estrictamente apegada el efecto lopezobradorismo: mismo discurso, misma estrategia, pero muy solitarios.

Los demás candidatos del PANAL y del Verde, ni se ven, ni oyen.