Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > ¿Quién se queda con el PAN?
Columnas: La Talacha

¿Quién se queda con el PAN?

/ 10 de julio, 2018 / Francisco Cuellar Cardona

Estaba anunciado, que después del 1 de julio, el Partido Accion Nacional entraría en una guerra por la dirigencia nacional, y que Ricardo Anaya quedaría apestado por el panismo, de quien pedirían incluso su expulsión por generar confrontaciones entre la militancia.

Y asi esta el PAN: en medio de una disputa que no se sabe en que va a terminar. Los números de la elección, son los mas bajos en 30 años, razón por demás para exigir un castigo ejemplar para Anaya quien durante su liderazgo dividíó y persiguió a quienes no estuvieron de acuerdo.

En clima al interior del PAN es tenso. Ni en los peores conflictos de su historia, el blanquiazul habia enfrentado una crisis como esta, y de todo esto responsabilizan a Anaya, quien en su ambicion y protagonismo, no solo daño a supartido, sino que arrastro en su tragedia electoral al PRD y Movimiento Ciudadano, que creyeron también en un proyecto que política y electoralmente era imposible. Mexico no es Alemania, ni tampoco Chile, como les hizo creer Anaya a los otros lideres partidistas cuando propuso alcanzar un gobierno de coalición.

En el PAN, hay varias corrientes que quieren apropiarse del partido, entre ellos, los calderonistas, como Margarita Zavala, Ernesto Cordero, Roberto Gil Zuarth y Javier Lozano, que, aunque jugo para Jose Antonio Meade impulsa y apoya esa corriente. El otro grupo son los gobernadores que formaron la ConagoAzul. El tercer grupo son los panistas doctrinarios que están en contra de los dos grupos, y a quienes acusan de haber torcido los principios fundamentales del partido, y de estar manchados por la maldición del poder. Y el otro es el de Anaya, que entre sus figuras masimportantes estarían Vicente Fox, Diego Fernandez de Cevallos y Santiago Creel, que estuvieron con el hasta el final
de esta contienda.

Y existen lobos solitarios como Javier Corral que se sumarian a cualquiera de esta corriente, según vaya o se ajuste a sus conveniencias.

En Tamaulipas, este grupo lo aglutina Lydia Madero, Maki Ortiz, Arturo Elizondo, Diego Alonso Hinojosa, Lazara Nelly Gonzalez, entre otros, que aunque apoyaron a Margarita Zavala en la pasada contienda, en la lucha interna por el partido, juegan otro juego, en donde entra la ideología y los principios partidistas.

El escenario que tiene el PAN enfrente no es nada fácil de superar, porque todo mundo sabe que entre el panista de a pie (el militante) y el panista de alcurnia (la elite), hay un gran pleito . Creen en la democracia como algo sublime y divino.. Ante esa realidad, los mismos panistas, creen que la unidad por ahora se antoja como una misión imposible.
Ayer mismo, un panista doctrinario, luego de conocer el comunicado en el que se pedia que Anaya, Zepeda y toda la dirigencia nacional no regresan mas al partido,
pronosticaba que ante la fortaleza de Morena, el PAN, en los estados que gobierna, estaría viviendo sus últimos días, porque mientras este dividido el partido, sera presa fácil de los   oportunistas.

Incluso, el mismo panista, no descarto en al calor de las pugnas internas en el partido, el gobierno de Lopez Obrador, estaría aprovechando para alentar la factura, “pues como priista, y con poder, le conviene tener a los partidos opositores debiles y a su merced”.

Desde ayer, luego del comunicado cerrándole el paso a Anaya y a su grupo, Rafael Moreno Valle, se estaba colocando como uno de los aspirantes mas fuertes para dirigir el partido. Tambien Marko Cortes de la corriente analista y Roberto Gil Zuarth.

Ricardo Anaya arrastro a su partido a esta crisisy ese pecado sus correligionarios y adversarios se lo van a cobrar a un costo muy alto, en donde no se descarta la expulsion. Si los grupos logran sortear este conflicto, puede sobrevivir y contarlo como un trago amargo, si no, van a tener que empezar a tender puentes y alianzas para que el golpe no los ponga en la situación como la que padece hoy el PRI.
 
Talachazos
LOS TRAIDORES DEL PRI.-A mas de una semana del resultado electoral, en el PRI, se empieza hablar de la “legion de los traidores”. Se trata de aquellos judas que al ver que se venia el tsunami llamado Morena y la tormenta casi perfecta de color azul, sobre las alcaldias, empezaron a negar a jefes y amigos. Vendieron la causa, a cambio de salvar el pellejo y no ir a la cárcel.. 

Los nombres de los judas tricolores ya empiezan a circular de boca en boca en cafés y reuniones de pasillo. Operaron en los 43 municipios sin sonrojarse. Lo que no saben es que muchos no hicieron bien su trabajo y tendrán que pagar con cárcel sus ineficiencias. Fallaron en el voto cruzado y eso, no alcanza perdón.