Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > Los proyectos del 2022
Columnas: La Talacha

Los proyectos del 2022

/ 11 de julio, 2018 / Francisco Cuellar Cardona

Aunque algunos aseguran que es muy prematuro hablar en estos momentos de la sucesión gubernamental, porque de aquí a entonces, pueden pasar muchas cosas y los escenarios están cambiando todos los días, opinar sobre el futuro político es obligado, a partir de los resultados electorales del 1 de julio.

Por supuesto que el tema dependerá de lo haga el Congreso del Estado el próximo año, en materia de reformas políticas, pero desde hoy, no hay que perder de vista a figuras y personajes de la política estatal y sus movimientos.

Todo mundo sabe que los proyectos políticos se construyen con tiempo y, quienes hoy quieren ser protagonistas en el 2022, deben empezar a crear sus circunstancias, para figurar y ser tomados en cuenta.

Partiendo del resultado electoral y, a pesar de la derrota, Ismael García Cabeza de Vaca, debe ser considerado como el proyecto número uno del gobernador; el tropiezo en las urnas no le resta méritos, pues su condición de senador, le dará tiempo para trabajar hacia el 2022, claro está, dependerá en gran medida de
lo que diga el gobernador. Pero para los ojos y opiniones de los observadores políticos, Ismael lleva mano, al menos en las filas del PAN; dependerá de él si crece o no, o se constituye en una opción verdadera en el corto tiempo.

El descalabro, no es impedimento, aunque no deja de ser un negativo en este incipiente proyecto.

Otros proyectos que deben ser considerados, que se acarician en la intimidad y se empiezan a construir, por si las circunstancias lo requieren, son el de Maki Ortiz, alcaldesa de Reynosa, que ganó primero la nominación en condiciones adversas y, luego la elección, que dejó dudas, no por los números que obtuvo, sino por la forma como los consiguió.

“Haiga sido como haiga sido”, Maki es un proyecto a considerar, primero porque es de Reynosa y, segundo, por que de forma natural se coloca en el arrancadero.

Enrique Rivas Cuéllar, alcalde de Nuevo Laredo, volvió a ganar y eso lo coloca también en la lista privilegiada de aspirantes al 2022. Es un cuadro de Acción Nacional que creció con discreción y, en los momentos críticos, demostró al gobierno de Cabeza de Vaca una lealtad política, que puediera ser una carta de recomendación en las definiciones futuras. Nuevo Laredo, además, por sus condiciones geopolíticas le da una proyección estatal, que si se aprovecha mediáticamente, puede ser una carta en las luchas que vienen.

Rivas Cuéllar, es además un joven que encaja en el perfil tradicional del panismo, que en estos tiempos son una exigencia y un reclamo entre quienes buscan el rescate de los valores de este partido.

Gerardo Peña, ex secretario de Bienestar Social y actual Secretario General del Comité Estatal del PAN, es otro proyecto que puede crecer y madurar con el tiempo. Jesus Nader, alcalde electo de Tampico, podría entrar, aunque su crecimiento y posibilidades dependerán de muchos factores que hoy, no les son favorables.

Como se puede ver, a pesar de los resultados electorales, en donde Morena cambió y movió escenarios, el PAN tiene cuadros para pensar en el futuro. El poder permite hacer proyecciones y mover piezas de ajedrez, por eso es válido que a partir de los números que deja la elección local y federal en Tamaulipas, se pueden hacer ajustes y perfiles proyectos.

El PRI está en la lona y difícilmente podrá ser protagonista en los próximos años. No existen personajes por ahora, que pudieran considerarse como rivales débiles.

Morena en cambio, es un partido que de golpe y porrazo, se convirtió en un protagonista de cuidado y, que después del 1 de julio, colocó a Américo Villarreal, José Ramón Gómez Leal (JR), Ramón Garza Barrios y Carlos Canturosas, en el tablero estatal, y que con el respaldo del poderoso Andrés Manuel Lopez Obrador, estarán dando la pelea al PAN.

La carrera está en marcha.

Talachazos
SE PELEAN LOS RESTOS.-Después de la derrota que coloca al PRI al borde del abismo en Tamaulipas, las figuras de siempre se pelean ya, lo poco que queda de la franquicia tricolor. Desde esta semana se empezaron a reunir algunas personajes para ponerse de acuerdo, quién se queda en el lugar de Sergio Guajardo, que ya debe ser reemplazado porque su periodo terminó desde diciembre.

Ayer mismo, por cierto, Sergio Guajardo se reunió con los candidatos perdedores de la elección y habló que el partido no está muerto y, que con la unidad, van a salir a flote. La verdad es que por donde se le vea, el PRI no tiene quién lo pueda salvar por ahora, de su situación caótica.