Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > Las constancias…
Columnas: Confesionario

Las constancias…

/ 09 de agosto, 2018 / Melitón García de la Rosa

Elba Esther Gordillo festejó en total y plena libertad, como todos los simpatizantes de Andrés Manuel López Obrador la recepción de la constancia que convirtió al tabasqueño de manera oficial en presidente electo de México, unas horas antes ella había recibido su propia constancia, la que le acredita como incidente de todos los delitos que la llevaron a la cárcel buena parte del sexenio.

Así es mis queridos boes, lo menos que puede levantar la coincidencia de la entrega de ambas constancias es suspicacias, todas fundadas solo en las dudas que nuestro vergonzoso sistema judicial y de procuración de justicia se ha ganado a pulso.

Para refrescar un poco la memoria, hay que decir que a la maestra Gordillo le detuvieron por el presunto desvío de casi 2 mil millones de pesos, lavado de dinero y otras linduras de las que el mismo día en que se oficializó el ascenso de López Obrador, fue absuelta.

Hay también que apuntar que a Gordillo, la maestra más rica en toda la historia de México, incluso podría ser la maestra más rica en millones de pesos de todo el mundo, la opulencia se le notaba, las revistas del corazón varias veces revelaron que su vestimenta de diario, con la que salía a trabajar costaba millones de pesos.
“En repetidas ocasiones, Elba Esther Gordillo fue fotografiada en tiendas exclusivas de la colonia Polanco. Un momento recordado, fue cuando apareció con una bolsa Louis Vuitton, valuada en más de tres mil 500 dólares (más de 50 mil pesos)”

“La revista Quién dio a conocer que la lideresa vitalicia del SNTE “llega a vestir en un sólo día prendas y accesorios cuyo precio sumado supera los 100,000 pesos”.

“La publicación revisaba un outfit de “la maestra”, consistente en un saco de alrededor de 40 mil pesos, una blusa de seis mil, un pantalón de ocho mil y unos zapatos de siete mil, a los que se les sumaba una bolsa con valor aproximado de 44 mil pesos”, publicó EXCÉLSIOR el 26 de febrero del 2015.

El sitio de Carmen Aristegui publicó el 28 de febrero del 2013 la lista de las presuntas propiedades la de lideresa del SNTE, citando a EL UNIVERSAL y REFORMA.

“Elba Esther es dueña de un lote ubicado en el número 23 de Green Turtle Road, en el Club de Yates de Coronado Cays, en San Diego, California, según ha publicado a prensa nacional,  la residencia fue adquirida desde 1991”.

“De acuerdo con Reforma, la casa Green Turtle 23 tiene seis recámaras, mide 440.46 metros cuadrados y tiene un valor de más de 4 millones de dólares.

Otra propiedad de la maestra se ubica en la misma calle Green Turtle, pero en el número 1, tiene cinco recámaras, mide 409 metros cuadrados y tiene un  precio de más de 4 millones de dólares, según Reforma”.

“De acuerdo con el Registro Público de la Propiedad, citado  por el diario El Universal, las propiedades de Gordillo  en el Distrito Federal tienen un valor catastral que va de los siete millones de pesos por un penthouse, hasta los 13 millones pesos por una casa”.

Crónicas de diversos noticieros revelaban entonces que la maestra era cliente distinguida en las tiendas más caras de Polanco y algunas de Estados Unidos, donde incluso hasta cerraban para que nadie la molestara mientras compraba.

Hasta aquí lo que los dos diarios más importantes del país han publicado de la mujer que fue absuelta la madrugada de ayer, los cito, como para curarme un poco en salud de la reacción, a veces furibunda y amenazante de algunos seguidores de AMLO que se ofenden cada que alguien lo nombra para algo distinto a resaltar sus atributos.

El caso es que ‘apesta’ que haya sido el mismo día la entrega de ambas constancias, la de la absolución y la de presidente electo.

¿Por qué?, porque en la campaña quedó bien claro el apoyo de las estructuras de Gordillo a la causa de López Obrador, encabezadas por el nieto quien trabajó directamente con el Presidente electo.
Porque el propio AMLO se encargó de defender a la maestra en más de una entrevista, cuando las evidencias de su enriquecimiento estaban a la vista, cuando como lideresa del SNTE buena parte de la culpa de nuestro pobre sistema educativo se le debe colgar a ella.

Porque por más de 30 años metió de más la mano en la educación de este país y fue a partir del 2000, con Vicente Fox, que se apoderó por completo de la SEP.
Con todo eso, el Presidente electo la consideró, en entrevistas que están en la red, como una mujer a la que la ‘mafia del poder la usó’.
Si yo quiero pensar muy mal de lo que ocurrió ayer diría: la absuelven en el ocaso del gobierno de Enrique Peña Nieto para hacerle el favor a AMLO y que éste no cargue con el estigma de llegar al poder y liberarla. 

Agregaría que forma parte del pacto AMLO-EPN que en campaña quedó de manifiesto y que conforme avanza la transición se confirma con sus coqueteos… en fin, lo cierto es que el
Gobierno que ya se va confirma que lo suyo, lo suyo, lo suyo, fue el uso faccioso y político de la PGR a la que redujeron en una vacilada… piensa mal y acertarás.
Comentarios: meliton-garcia@hotmail.com
Twitter: @melitong