Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > Almaraz, ¿premio o castigo?
Columnas: La Talacha

Almaraz, ¿premio o castigo?

/ 08 de octubre, 2018 / Francisco Cuéllar Cardona

Sobrevivir en el PRI en estos tiempos, donde no hay dinero, ni liderazgos fuertes, ni poder, es igual o peor que practicar un deporte extremo. Hoy, quienes algunas vez disfrutaron de las mieles del poder de este partido, o están en la depresión total, o andan desesperados buscando colarse en partidos como Morena o PAN, donde existen espacios de participación que reditúan trabajo y oportunidades. Y los que siguen vivos y vigentes en el PRI, o son muy necesarios por su capacidad, o bien, tienen cercanía
o están palancas con la actual dirigencia nacional que encabeza Claudia Ruiz Massieu.

El tema viene al caso, luego que el fin de semana, el Comité Nacional priista anunció el equipo que va a trabajar a partir de ahora para las elecciones del 2019, y donde para sorpresa de muchos tamaulipecos, y no se diga de victorenses, que el ex alcalde Oscar Almaraz apareciera en esa lista. Los comentarios a partir de su designación no se hicieron esperar. Algunos, sobre todo los malquerientes, opinaron que su encargo es un castigo, pues mientras más lejos esté de Tamaulipas, no tendrá chance de figurar en la política local.

El caso es que durante los últimos quince días, antes del viernes pasado, el Comité Nacional, según explica la gente cercana a Claudia Ruiz Massieu, que cuando se pensó en la integración del equipo operativo para la elección del 2019, el nombre de Óscar Almaraz fue de los primeros que se puso en la mesa; sus prendas como operador político, su reciente trabajo en Victoria, y su capacidad para moverse en la gestoría de recursos, lo llevó a ser considerado para irse a trabajar a Baja California Norte.

Por supuesto que tuvo que haber alguno padrino que abogó por él, pero a decir de la gente del CEN, fue la chamba y sus antecedentes la que hablaron por Óscar. Dicen que en las encuestas que mandó hacer Claudia Ruiz Massieu, sobre los cuadros priistas que terminaron el 30 de septiembre en el país, el victorense, fue de los mejor calificados, y eso fue determinante para que lo mandaran llamar.

¿Y porqué allá?, se preguntarán algunos. ¿Porqué no a Durango, Aguascalientes, Tamaulipas y Quintana Roo, donde también habría elecciones?. ¿Porqué no dejarlo en Tamaulipas?.

Baja California, es el Estado, de los cinco que tendrían elecciones, donde se elegirá gobernador, cinco alcaldes, entre ellas la complicada Tijuana, y todo todas las diputaciones locales. Y es un bastión gobernador por el PAN desde 1989; se van a cumplir 30 año que el PAN llegó al poder y no se ha ido. El PRI es la segunda fuerza política y cree que esta vez pueden ganar; en las dos ultimas elecciones para gobernador, se quedaron a un paso de conseguirlo.

Claudia Ruiz Masseiu y su equipo, después de ver ese escenario, vieron en Almaraz, el perfil apropiado para enfrentar la elección más complicada, del PRI en el 2019. Esa es la explicación dicha por el CEN sobre la llegada de Óscar Almaraz a ese encargo, y todo lo que se diga alrededor de esto, sobre todo negativo, se entiende, pues el ex alcalde victorense ha dejado a su paso adversarios que por todos lados le estarán buscando razones o motivos para zarandearlo.

Así está el asunto.
Ahora, viéndolo desde otra óptica, en el hipotético caso que le vaya bien al ex alcalde victorense en tierras bajacalifornianas, bien podría valerle encomiendas futuras ya en Tamaulipas.Y si no le va bien, también. El PRI no tiene, ni tendrá opciones para lo que viene, y habrá pocos priistas extemos que le gusten los retos difíciles, como a Óscar, que sean tomados en cuenta para encargos próximos.

Talachazos
SIN FORO, SIN VOZ…La noticia de que Tamaulipas y otros cuatro estados, se quedarían sin Foro en donde las víctimas y los familiares de los desaparecidos tendrían ya la oportunidad de exponer su dolor y sus reclamos de justicia, es un golpe más que los victimiza y los coloca la indefension total.

Tamaulipas es el Estado con mas desaparecidos en el país y donde más la delincuencia se ha ensañado con la sociedad. Ante esta decisión, los Colectivos de las víctimas es cuando más necesitan del Estado local; es aquí, en donde el gobierno debe estar cerca de ellos, haciéndoles saber que si la Federación hoy les dio la espalda, la autoridad local jamás los dejará solos. Un pronunciamiento y un apapacho hacia ellos, les haría bastante bien.