Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > Morenos con poder…
Columnas: La Talacha

Morenos con poder…

/ 10 de octubre, 2018 / Francisco Cuéllar Cardona

Está dicho, que a partir del 1 de diciembre en todos los estados, uno hombre o una mujer estará bajo la mirada y los reflectores de todos. Serán los ojos y oídos del gobierno federal en cada entidad. No tendrán el poder que se dice, pero sí serán protagonistas en los temas sociales y en los medios. 

En Tamaulipas y Nuevo León, desempeñarán ese rol José Ramón Gómez Leal y Judith Díaz.

Pero pocos han percibido, que entrando el 2019, surgirá en cada Estado otra clase política con presupuesto que tendrá invariablemente un gran poder. 

Estos serán los nuevos delegados federales, que aunque serán coordinados por un “superdelegado”, ellos sólo obedecerán al gobierno federal, y todas las obras, y todos los recursos, los manejarán baja estricta supervisión de comisionados o contralores federales que estarán al pendiente de su trabajo.

Actualmente, los delegados federales, casi todos de filiación priista, aunque rinden cuentas ante los secretarios de Estado, en las entidades, rinden tributo y obediencia absoluta a los gobernadores, sean del partido que sean.

Esta vez, no será así. La indicación que tendrán los que lleguen, es trabajar en armonía y con absoluto respeto, evitando las fricciones hasta donde se puedan con las autoridades estatales. 

La pregunta que muchos se hacen, es ¿de dónde van a sacar a todos los Morenos con poder?.

¿Cómo será la nueva camada de funcionarios que irrumpirán en las escenas estatales?. Se habla de por lo menos 50 nuevos delegados por Estado operarán y administrarán los programas y los presupuestos de la Federación.

Actualmente, por instrucciones directas del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, ya se están armando las listas de los funcionarios, pues la intención es que apenas entrando enero del 2019, se hagan los relevos y empiecen a trabajar en la misma frecuencia federal, “quieren resultados inmediatos, quieren que se sienta pronto la presencia del nuevo gobierno”, comentó un colaborador cercano al senador Ricardo Monreal que tendría el encargo de palomear a muchos, sino es que a todos los delegados
federales en los Estados.

Trascendió que en el caso de Tamaulipas, hay una larga lista de ex priistas que estarían esperando ser incluidos en la lista de “nuevos morenos con poder”; pero también se habla que para evitar los “conflictos de interés”, los funcionarios federales serían foráneos. Algunos que buscan colarse son ex militantes de la izquierda tradicional, que después de largos años de lucha, esperan que les haga justicia la revolución.

En Nuevo León, pasa exactamente igual. Sólo que a diferencia de Tamaulipas, el todopoderoso Alfonso Romo, y la tampoco menos influyente Tatiana Clouthier sí tendrían mano en la elección de los “nuevos morenos poderosos”. 

Nuevo León es un objetivo político prioritario del gobierno morenista, y como hay un vacío de poder estatal, donde El Bronco está aislado por completo de la élite económica nuevoleonesa y casi toda la población que está decepcionada con su gobierno, Andrés Manuel, quiere convertir a Nuevo León, en un estado Moreno.

El perfil de los delegados para Nuevo León, será estrictamente empresarial. En Tamaulipas, cualquiera, siempre y cuando no tengan nexos con el PAN, ni en el pasado ni
presente.