Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > NO ES QUE HUBIERA DUDAS…
Columnas: Claroscuro

NO ES QUE HUBIERA DUDAS…

/ 23 de octubre, 2018 / Alejandro de Anda

“Soy una persona completamente segura de todas sus dudas” Leído por casualidad,
LO CLARO. Tema de salud, del mayor interés. Nos queda la idea que asistir al nutriólogo, en primera instancia nos habla de personas que su problema no sería la escasez de alimentos y que su régimen -bajo receta-, incluiría condimentos y alimentos de difícil obtención al bolsillo de uno o dos salarios mínimos.

Las estrategias que la academia, en este caso la Universidad Autónoma de Tamaulipas plantea a su comunidad, es la educación alimentaria en base a la canasta básica y a los elementos con que la sociedad en general pueda acceder.

De forma que se logren generar cuadros básicos de alto contenido nutricional y de pasada, combatir las viejas costumbres engarzadas a grasas y harinas mal administradas.

Herbolaria y conserva de alimentos, son bases de consumo que ayudan al adecuado desarrollo familiar a partir de la comida. Buenas prácticas.

LO OSCURO. En Castilla (La Vieja) España, tiene origen una frase que repercute en nuestros días y que significaría hace varios siglos atrás, la manera de defender a los alimentos de la putrefacción, por no contar con elementos refrigerantes. “Por si las moscas” era el sentido que hoy se alude.

Y por si las moscas, hacemos aclaraciones pertinentes de aquellos que no han llegado al poder aún (algunos ya) pero se siente su actuación.

María Elena Álvarez-Buylla es experta en ecología evolutiva, con premio nacional de ciencias. Es la persona designada para encabezar CONACyT, el área de investigación en ciencia y tecnología por la parte gubernamental.

TODOS sabemos que un país avanza a partir de su inversión pública en investigación. Vacunas, innovación, prototipos, lo que guste y mande.

Incluso se hizo el planteamiento que las multas a partidos políticos se destinaran a este rubro para fortalecer la escasa maniobra que cuentan investigadores y alumnos que aportan su talento.

27 mil millones de pesos, recibió CONACyT en 2017. Cualquier país que se considere un gramo de competitivo, aporta el 1% de su PIB a la investigación. México sigue quedando a deber.

Quien dirigirá ese organismo hizo un manifiesto –aún sin estar en el encargo- para que “se suspendieran todas las convocatorias abiertas dentro del Conacyt” para no afectar los recursos de 2019 y subsecuentes.

Hubo aclaraciones del gabinete de transición para desmentir este torpedo. Enmiendas que no calmaron del todo la impresión de inmadurez de la inminente funcionaria Álvarez. “Pinta nublado el escenario para Conacyt en los próximos años” señala José Manuel Aspiroz, director de ‘Marca País’.

Por su parte, el legislador –y actor- Sergio Mayer, muy por encima de ‘la bolita que le sube y le baja’ o ‘la ventanita’ y cualquier otra manifestación de arte que su desempeño profesional le promueve para encabezar la más alta distinción en materia de la representación cultural de TODOS los mexicanos, no estaría en dudas su
capacidad histriónica para ser diputado garante de esos esfuerzos.

Quien preside la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados, nos hizo el favor a los mexicanos de compartir en sus redes sociales seis ‘links’ para descargar en forma gratuita libros de salud, filosofía, política, literatura y autores latinoamericanos. ¿Ya dijimos que se podían bajar sin pagar derechos de autor? O sea, de manera ‘pirata’.

Tras el desliz, corrigió aduciendo que eliminaba el ‘tweet’ por contener información no verificada.

Alejandro Encinas –propuesto para subsecretario de gobernación- se queda en el discurso combativo de campaña y hace las veces de interlocutor de los grupos reaccionarios opositores a la construcción del nuevo aeropuerto, cuando el presidente electo en contraparte, llama a una consulta pública ciudadana en discordancia a la incitación de Encinas.

COLOFÓN: No es que guardemos dudas sobre lo que será esta nueva manera de gobernar y a la que esperamos sume todas las capacidades y voluntades, en bien de todos. Pero… si como afirman, los doctores “le echan tierra a los errores”, a estos ¿qué les haremos? ¿Matamoscas?

alejandrodeanda@hotmail.com
@deandaalejandro