Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > Estragos por migrantes
Columnas: Tarjetero político

Estragos por migrantes

/ 08 de noviembre, 2018 / Nora Alicia Hernández Herrera

Muchas son las especulaciones que se hacen en torno a la llegada de cientos o miles de migrantes centroamericanos a Tamaulipas, aunque no hay cifras concretas de los que podrían estar arribando a la entidad, lo cierto es que el tema tiene preocupados a varios alcaldes de la entidad.

A un mes y días de su llegada, hay ediles que hacen fiesta, ofrecen un trato digno, darles de todo y hasta lo que no, como en el caso del edil de Victoria, Xicoténcalt González Uresti.

Este fue de los primeros en abrir la boca, incluso antes de que el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca diera su postura en torno a este fenómeno, don Xico ya ofrecía hasta las perlas de la Virgen a los centroamericanos.

La realidad de las cosas es que son los alcaldes de Tampico, Jesús Nader Nasrallah, de Madero Adrián Oseguera Kernion y de Altamira Alma Laura Amparán, los primeros que pueden sentir los embates de los migrantes.

Serán los receptores, conocerán de primera mano las condiciones en las que llegan los hombres, mujeres y niños que vienen en busca del sueño americano, con la intención de llegar a los Estados Unidos.

Obviamente están dando seguimiento a la ruta que traen los migrantes que viajan por la zona del Golfo de México y que ya se encuentran en Veracruz, de llegar a Boca del Río, es inminente su ingreso a Tamaulipas, dicen.

En estas tres ciudades, es en donde se debe tener ya listo y preparado el esquema de recepción para ofrecerles la atención que en materia de servicios médicos puedan requerir, de alimentación y de cobija.

El gobierno estatal, a través de la Secretaría General de Gobierno, ha convocado ya a dos reuniones a un grupo de coordinación, a fin de diseñar el esquema de atención, salud, derechos humanos, los alcaldes, los diputados, el ejército y todas las dependencias involucradas en salvaguardar su tránsito con respeto a sus
derechos humanos, están involucradas y participando.

Aunque ciudad Victoria no sería un punto de llegada, sino de paso en algunos casos, lo cierto es que en la capital no se espera algo extraordinario.
Muy a pesar del alcalde, que aparentemente busca atraerlos.

El peregrinar de los migrantes hondureños, en su mayoría del sur buscará la vía rápida hacia la frontera.

Por eso los alcaldes de Matamoros y Reynosa de manera particular, buscan los apoyos necesarios para poder hacer frente al fenómeno social, que les impactará de manera directa.

Mario López Hernández, el alcalde de Matamoros, ya hizo sus cuentas y son muy claras.

Se estima un gasto de 40 a 80 pesos diarios por migrante que llegue a la ciudad y, si se espera que sean mínimo 3 mil 500, el gasto diario podría alcanzar los 500 mil pesos.

López Hernández, desde ahora advierte que Matamoros no tiene ese dinero, por lo que espera el apoyo de la federación y el estado.

El esquema para recibirlos, atenderlos y vigilarlos está diseñado ya, serán recibidos en el Centro de Convenciones, que tiene capacidad para unas tres mil personas.

Con apoyo del ejército implementará el plan DN III, a fin de alimentarlos, consultarlos y darles cobija, por lo menos tres días.

Después de eso, habrá que gestionar más recursos, de lo contrario, el riesgo de que se queden los que no puedan cruzar a Estados Unidos, es alto, las demanda de servicios y empleo será el siguiente tema a solucionar.

En esas mismas condiciones se verá la alcaldesa de Reynosa Maki Esther Domínguez, su capacidad de negociación y acuerdo con las autoridades superiores, se verá reflejado en cuestión de días.

Vamos a ver quiénes de estos alcaldes de las grandes ciudades, tiene mayor capacidad para salir airosos ante el riesgo de los estragos que puedan causar los migrantes.

Comentrios: notinora@hotmail.com
Comentarios: noriko7009@gmail.com