Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > La lucha de “buenos contra malos”
Columnas: La Talacha

La lucha de “buenos contra malos”

/ 08 de noviembre, 2018 / Francisco Cuéllar Cardona

Así, sin sonrojarse, los panistas del país han llamado a esta batalla que librarán el próximo domingo, como “los buenos contra los malos”.

-¿Y quiénes son los buenos y quiénes son los malos?, le preguntamos a un panista tamaulipeco encumbrado en Nuevo León y, que asegura que el domingo, puede despertar
el panismo que soñó siempre Don Manuel Gómez Morín. 

-”Los que llegaron al poder con Vicente Fox y se volvieron locos y sinvergüenzas. Los que continuaron con Calderón, luego apoyaron al PRI para que este regresara al poder, en el 2012”.

-Pero tú formaste parte de esos gobiernos…fuiste funcionario federal y te fue muy bien en esos gobiernos. Cuando estuviste ahí, no dijiste nada…

-”Nunca me robé un peso del gobierno, siempre he vivido bien de mis negocios. Pero sí vi cómo robaron muchos a lo bestia… y vi cómo mis compañeros se volvieron locos con el poder”.

Para los panistas “buenos”, el próximo domingo está en juego la supervivencia del PAN. Si gana la corriente de Marko Cortés, les va a pasar lo mismo que hoy le está sucediendo al PRI, que se está muriendo, “eso exactamente nos va a pasar a nosotros, si gana Marko”, dice el presunto panista “bueno”. Una victoria para ellos, equivale a que seguirán los “moches”, las componendas y las concertacesiones, pero ahora con Morena. 

Marko, es Anaya, es Madero, es Damián Zepeda, es Fox y, es toda esa corriente que probó las mieles de poder y perdió la cabeza.

Los “buenos”, dicen, son los que siguen y apoyan a Manuel Gómez Morín, que hicieron una campaña con las bases y de mucha concienciación. Las diligencias estatales, aseguran, han bajado mucho dinero y quieren a base de dinero, comprar el voto. Esta lucha del domingo, estiman, será la de la dignidad.

En los sondeos internos en el PAN y los ejercicios que se han hecho sobre las preferencias, Marko Cortés tendría una ventaja de 15 puntos sobre Gómez Morín; y es que las alianzas cupulares, en las que no están ajenos algunos priistas y morenistas, hacen poco probable la victoria de los “buenos” el próximo domingo. Sin embargo,
confían en que haya una despertar de conciencias. 

En Nuevo León, el PAN está partido en dos. La anulación de la elección y que llevó a que Felipe de Jesús Cantú perdiera la alcaldía, dejó muchos resentimientos internos y, eso no abona en nada, a la armonía azul.

En el PAN de Tamaulipas, todo parece indicar que está planchado para que todos los votos se vayan para la causa de Marko Cortés, aunque no se descartan algunas sorpresas, sobre todo en municipios como Tampico, Victoria y Mante. 

Falta poco para saberlo y, aunque Marko Cortés logró amarrar bien las alianzas, lo cierto es que a esta elección, por primera vez en su historia, Acción Nacional llega muy dividido, con muchas fracturas regionales y con muchas heridas abiertas. El resultado del domingo, sí va a marcar un antes y un después en su futuro, aunque muchos, incluso en el mismo PAN, están pidiendo y deseando que ocurra lo peor para poder sacar raja política. Uno de ellos, es el grupo de Felipe Calderón y Margarita Zavala, que apuestan a la tragedia azul para formar su partido con lo que dicen ellos, de “auténticos panistas”, ya tienen pensando salirse después de la elección.

El domingo, lo sabremos.