Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > Priistas en venta
Columnas: La Talacha

Priistas en venta

/ 10 de enero, 2019 / Francisco Cuéllar Cardona

Un famoso operador priista que por años ha movilizado decenas y cientos de votos a favor del PRI, y que durante el gobierno de Egidio Torre fue ignorado por todos, está en un dilema: no sabe con quién irse en esta elección que viene en Tamaulipas. Ya le hablaron del PAN y le ofrecieron suficiente dinero como para resolver  sus apuros financieros que hoy enfrenta. De Morena también le han llegado tres invitaciones; no le ofrecen dinero en grandes cantidades, pero sí le garantizan una chamba en el gobierno federal.

¿Qué hago?, les preguntó hace unos días a su grupo de seguidores. Lo único que sí tiene claro, tanto él, como su equipo de trabajo, es que no van a trabajar con el PRI, por dos razones: el partido ni tiene dinero, y la actual dirigencia ni siquiera ha tenido el cuidado o la cortesía de convocarlo a las reuniones de trabajo.

Los más prácticos le han dicho: “vámonos con el que pague más”.

Así como este operador, andan todos los priistas. Unos ya brincaron las trancas y se pusieron la camiseta guinda, y a otros, les ganó la necesidad y agarraron el dinero del PAN, que dicen, trae un morral grande que es imposible decirle que no.

Panistas y morenistas en esta temporada de caza, están operando en dos bandos. Los azules andan sobre los ex líderes y operadores del PRI que mueven a las estructuras. De hecho, andan comprando a precio de oro, las estructuras que manejaba el PRI y que quedaron en la orfandad desde que éste perdió el poder en el 2016.

Los morenos, traen una mecánica diferente para reclutar y sumar seguidores; éstos andan directamente con los militantes priistas de a pie, los que van por la despensa, el medicamento, o el vale de gasolina. En las colonias de todos los municipios se mueve todo un ejército de activistas de Morena que dicen, tienen ganado el Congreso desde ahora. 

“Si aquellos traen dinero de a montón, nosotros traemos la marca ganadora, aparte de la bolsa federal y las chambas que son muchas y no se han repartido”, confiesan.

Por los rumbos del PAN, aseguran que ya recibieron la indicación de comprar al precio que sea a todo aquel priista indeciso, incluso, al que se resista, hay que convencerlo, “ahorita, todos los priistas tienen precio, hay que pagar lo que sea para trabajar para la causa”.

En esta compra de conciencias y de convicciones también hay sutilezas y apapachos. En el pasado reciente se les obligó a jalar por la buena o por la mala; y hoy, todo es por la buena y hasta el trato es con cariño.

La batalla por el Congreso de Tamaulipas ha empezado y los actores están echando mano de todos sus recursos para ganar. Lo que están haciendo para comprar, cazar y pepenar seguidores se vale.

En las próximas semanas veremos la guerra de los dineros por los votos. Está en juego el poder y el futuro político del Estado, y tanto panistas como morenistas no van a escatimar recursos para ganar la Cámara.

Es una elección que a golpe de vista, no tiene trascendencia para muchos, pero quien gane, tendrá asegurado el futuro de Tamaulipas.