)
Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > #GuardiaNacional: ¿más de lo mismo?
Columnas: Ser y deber ser

#GuardiaNacional: ¿más de lo mismo?

/ 11 de enero, 2019 / Arnoldo Huerta Rincón

“La primera pendejada se comete, las demás son consecuencia”
Alvaro Obregón

En noviembre del año pasado, la Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró inconstitucional (lo que cual era inminente) la Ley de Seguridad Interior, que buscaba legitimar las tareas de las Fuerzas Armadas en los temas de seguridad. Esto resultaba lógico, toda vez que el artículo 129 de nuestra Constitución Federal señala que, en tiempos de paz, ninguna autoridad militar
puede ejercer más funciones que las que tengan exacta conexión con la disciplina militar.

En la actualidad, se encuentra discutiendo en el Congreso de la Unión las reformas constitucionales y legales para instaurar la llamada #GuardiaNacional, propuesta por el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

La cual busca instaurar una institución cuya función sería salvaguardar de los derechos de las personas y sus bienes, preservar el orden y la paz pública, así como los bienes y recursos de la nación, pero que estaría integrada (inicialmente) por elementos de la Policía Federal, la Marina y el Ejército. Una vez debidamente integrada, las fuerzas armadas regresarían a sus instituciones.

De inicio, considero que lo realizado por el entonces Presidente Felipe Calderón, fue una irresponsabilidad, militarizar sin esquema, ni proyecto, aunado que fue un acto fuera del contexto legal, también irresponsable nuestro anterior mandatario (EPN) al mantener todo en el mismo estado. Lo anterior fue grave, pero sería aún más grave desmilitarizar de golpe.

Es importante recalcar que, si bien es cierto existen violaciones a derechos humanos por parte de milicia, también lo es que no todos los militares las cometen. La formación de una Guardia con disciplina militar y a la vez formación con apego a derechos fundamentales e investigación, me parece adecuado. Lo importante sería la eficacia de la implementación de ello y el resultado final del regreso de los militares a los cuarteles.

Tomando en consideración la situación actual del país, y si bien es cierto lo ideal sería una policía debidamente capacitada e independiente de las costumbres castrenses, el proyecto de la Guardia Nacional es una opción viable para combatir la inseguridad que se vive. El plan no es perfecto, difiero en el mando: no debe ser militar, sino civil; por eso es importante (como se está haciendo en las mesas de debate) que se escuche la opinión de Gobernadores, Alcaldes, Órganos Garantes de Derechos Humanos, ONGS, académicos y de la ciudadanía en general. El problema
sería, como siempre ha pasado, la aplicación real e implementación de las reformas estructurales, ya que en papel se puede ver una cosa y en la realidad otra.

Fuera de lugar… el tema del huachicoleo es terrible, se debe detener esto y combatir este delito que tanto daño le ha causado país; asimismo, el Gobierno Federal tiene que cuidar la forma de este combate, respetar los derechos de los ciudadanos para acceder a este combustible, que no salga (como se dice popularmente) más caro el caldo que las albóndigas. Por otra parte, resulta penosa la actitud de Fox y FECAL ante lo que es evidente: no resolvieron el problema en su momento; al menos EPN guarda silencio…aunque el silencio otorga.

RECOMENDACIÓN SEMANAL: Película española “Todos lo saben”, seleccionada en el Festival de Cannes del año pasado. Actuaciones espectaculares de Javier Bardem y Penélope Cruz, así como del argentino Ricardo Garín.