)
Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > El regalo de los maestros
Columnas: La Talacha

El regalo de los maestros

/ 14 de mayo, 2019 / Francisco Cuéllar Cardona

El mejor regalo que habrán de recibir este 15 de mayo los maestros del país, aparte de los aumentos al salario y prestaciones que cada año les anuncian en su día, es la derogación de la reforma educativa que las dos Cámaras aprobaron y que los Congreso de los Estados de manera automática están palomeando sin objeciones.
Todos los maestros, particularmente Elba Esther Gordillo y su séquito de dirigentes que ahora andan metidos en la construcción del Partido Redes Sociales Progresistas, están felices y contentos porque han recuperado los privilegios que el gobierno de Peña Nieto les quitó, y que ahora López Obrador les ha devuelto. Los maestros de la CNTE, que no están de acuerdo con los ajustes a la reforma, son los que hoy están inconformes, pero fuera de ellos, el magisterio en general está de plácemes y de rodillas ante el gobierno de la Cuarta Transformación.
El pasado primero de mayo, al final del desfile donde marcharon miles de maestros, fue muy ilustrativo el reporte que el staff de la maestra Gordillo le preparó al secretario de Educación, Esteban Moctezuma y que le pusieron copia al presidente López Obrador. En el se decía que los maestros del país, desfilaron como «en los viejos tiempos, demostrando lealtad, gratitud y disciplina absoluta al presidente de la República».
La Gordillo y el SNTE, están a punto de recuperar el control absoluto de la organización sindical y todos los privilegios que esto conlleva. La euforia es tal, que los dirigentes tradicionales ya se afilan las uñas para rescatar el gran botín que les quitó Peña Nieto y su reforma. Los grandes beneficios están de vuelta, por eso la abyección hacia el poder presidencial no tiene nombre.
Los maestros quedaron en el desemparo tras el encarcelamiento de Elba Esther y fueron los gobernadores los que se apropiaron políticamente de las dirigencias, pero hoy vuelven al poder central y a estar al servicio de este.
Electoralmente los maestros, como los grandes operadores políticos que son, trabajan en dos vías:
1.-Para fortalecer a Morena y 2.-Construir el nuevo partido.
Para las elecciones que se celebraran en junio en seis Estados, la organización sindical de los maestros está echada para adelante a favor de la causa morenista. Ayer mismo Yeidckol Polevensky, admitió que los maestros del país son los mejores aliados electorales de su partido, y serán en ellos los que mueven a la gente a votar el día de la elección.
«Vamos a Puebla y Baja California con amplia ventaja. Y en Tamaulipas, son los mejores activistas de Morena», dijo la dirigente durante su paso por Monterrey.
Como se puede ver, este 15 de mayo, los maestros no sufren ni se acongojan. Su futuro le sonríe por encima de otros organizaciones sindicales que padecen y sufren penurias laborales y políticas. La educación, al menos a sus dirigentes, es lo que menos les importa, pero ellos, están bien y en su mejor momento.