)
Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > Tomas Gloria, no
Columnas: La Talacha

Tomas Gloria, no

/ 06 de septiembre, 2019 / Francisco Cuéllar Cardona

Si como dicen, que Tomás Gloria Requena será el próximo líder estatal del PRI en lugar de Yalheel Abdala, ya se cargo el payaso a los priistas; es de lo peorcito, pues con él al frente, se puede ir despidiendo de lo poco que les quedaba en Tamaulipas.
Nada más es cuestión de preguntarle a los habitantes de San Fernando para saber cómo les fue cuando Tomás Gloria fue alcalde del municipio, «es lo peor que le ha pasado a los sanfernandenses; aparte de haber hecho un pésimo gobierno, se confrontó con todo los grupos locales y el municipio vivió la etapa más critica de la violencia e inseguridad», dicen los priisyas de allá.
Si el padrino de Tomás Gloria, es Alejandro Moreno, Alito, flaco favor le está haciendo a los priistas de Tamaulipas, pues ex líder de las juventudes campesinas es especialista en confrontaciones y choques, y no es eso lo que necesita el PRI en estos momentos.
El PRI de Tamaulipas requiere un líder que unifique, que reconcilie a la militancia y a las corrientes; también que impulse un discurso claro y enérgico en el que puedan creer de nuevo las estructuras y las bases; que asuma un actitud opositora digna; pero nada de eso trae Tomaás Gloria Requena.
El próximo líder del PRI debe tener oficio, credibilidad y respetabilidad para sumar a las grandes figuras que le den fortaleza moral, y el sanfernandense no tiene ninguna de esas prendas.
Si con Yalheel Abdala, el PRI tocó fondo y los resultados electorales lo convirtieron en un partido comparsa y de relleno, con Tomas Gloria, sí apunta a su demolición.
En una conversación que se tuvo ayer con un ex dirigente del PRI en Tamaulipas, este afirmó que el PRI vive de milagro en Tamaulipas en todos lo sentidos: están sin dinero, y lo que es peor, sin militancia. Todos sus cuadros y operadores están atrincherados en Morena y en el PAN, de tal manera que el próximo dirigente encontrará un partido muerto. A lo único que llegará es a vender el logotipo, que es lo único que le queda.
Coincidía el ex dirigente tricolor, que el único, o los únicos que podrían darle vida y movilidad al partido serían Enrique Cárdenas y Edgardo Melhem. A ambos les queda todavía algo de energía y vergüenza para revivir al partido, cosa que a Tomas Gloria le falta mucho.
Si Alejandro Moreno quiere salvar al PRI de Tamaulipas, está a tiempo de no cometer el peor error designando a Tomás Gloria. Los priistas que se han quedado en el partido y que creen que aun se puede rescatar algo, merecen algo de respeto y en nombre de ellos, vale la pena escucharlos. 
«Y si a Alejandro Moreno, le vale: pues entonces que se hunda con sus amigos», es lo que resume el ex líder del PRI, que por cierto ha sido invitado a ocupar un cargo en la Cuarta Transformación en la secretaria de Comunicaciones y Transportes.