)
Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > Calamidades que vienen…
Columnas: CONFESIONARIO

Calamidades que vienen…

/ 18 de septiembre, 2019 / MELITÓN GARCÍA DE LA ROSA

La nota diaria generalmente opaca la ya de por sí pobre capacidad de análisis sobre la vida pública, pero tras los gritos y en el contexto de los informes de los diputados federales y senadores, que ya se anuncian, bien valdría la pena recordarles que el presupuesto que están por aprobar amenaza con traer solo calamidades a Tamaulipas y ellos, ni se inmutan.

Así es mis queridos boes, pero aunque es responsabilidad de todos, lo cierto es que a de MORENA y sus aliados, les toca mucho más de la culpa que por adelantado les debemos reclamar, dado que son mayoría en ambas cámaras.

Claro que es a ellos a los que debemos exigir más por Tamaulipas, porque son los que han presumido su cercanía con el Presidente Andrés Manuel López Obrador de donde se originó la propuesta de presupuesto.

Y aquí aquí ya había señalado los porcentajes en los que el Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2020 corta importantes partidas, lo que no hemos hecho es analizar lo que en términos prácticos eso significa.

Por ejemplo, partiendo de que Tamaulipas es uno de los principales destinos de turismo carretero en el país; es decir de paseantes que llegan manejando sus autos o en autobuses, la reducción de inversión en carreteras le pega directamente a dicha actividad, que dicho sea de paso, es uno de los motores que mueve la economía estatal.

Porque se trata de un recorte del 44.9 por ciento a la inversión en carreteras, nuevas o mantenimiento. 

Hoy por hoy, la ruta que comunica a Tampico con Monterrey, está última la ciudad de donde provinieron la mayoría de los 3.6 millones de visitantes que tuvo Tamaulipas en el verano pasado, tiene trabajos de conservación en innumerables tramos desde el puerto hasta Linares.

Pero, para la primavera del 2020 habrá que darle otra manita de gato, porque a diario miles de trailers la transitan desde las fábricas en Nuevo León hacia los puertos de Altamira y Tampico; es decir su tráfico no para todo el año.

Y ahí está el gran detalle, problemón que se nos viene para el año que entra, porque si en Semana Santa las carreteras no están en el mejor estado, se caerá la afluencia y con ello los ingresos de hoteles, restaurantes, gasolineras, vendedores playeros y para el verano aquello podría ser catastrófico.

Por eso la reducción en el presupuesto de carreteras no debe ser un simple dato, y menos si lo conjugamos con el recorte del 42% para actividades productivas del turismo, para los tamaulipecos, mucho menos para los diputados de MORENA y anexas que en campaña juraban que con la 4T nos iba a ir requetebién.

Claro que va para Erasmo González, Olga Sosa, Olga Juliana Elizondo, Héctor Villegas y Armando Zertuche, además claro de la senadora Guadalupe Covarrubias y su homólogo Américo Villarreal.

Ellos son los que tienen acceso a AMLO, los que se codean con el Secretario de Hacienda y conviven con los que reparten en San Lázaro, es tiempo de que saquen la cara por Tamaulipas, eso los va dejar de parecer invisibles, porque estoy seguro que a la mayoría usted ni en foto los conoce.

Porque ellos saben además que en sus manos está aprobar el presupuesto que le quitará ni más ni menos que unos mil 600 millones de pesos al campo tamaulipeco, han golpeado por la sequía, tan golpeando este 2019 por los mismos recortes que se aplicaron desde la CDMX por la 4T.

Erasmo González y Olga Sosa saben del grave problema de la falta de recursos al campo, fueron a presumir apoyo a los campesinos bloquearon en protesta hace ya unos meses.
Saben ellos y los otros, que nada bueno dejará el recorte de 29 por ciento al presupuesto del 2020 para el agro y otro tanto para la ganadería.

Saben que le estarían dando el tiro de gracia a miles de campesinos que en Tamaulipas creyeron en sus promesas y en las de AMLO.

Ambos saben que sueñan con ser alcaldes y que una traición al sector turístico y agropecuario, como lo pretenden con su presupuesto, puede dejarlos fuera de cualquier posibilidad, porque si bien es cierto hay pueblo bueno, pero no pen (dejo hasta ahí la palabra).

¿Qué van a hacer nuestros diputados federales?, ¿votarán como agachones contra los intereses de los tamaulipecos que dicen representar?, ¿se le van a revelar a AMLO?, ¿van a renunciar a sus sueños de ser alcaldes o gobernadores?, ¿o a la fácil se van a ausentar el día de la votación para decir que ellos no apoyaron los recortes?

Insisto, la suerte de Tamaulipas para el 2020 parece estar echada, al menos en lo que se refiere al financiamiento federal, ya oímos y leímos al gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca exigir en su cara a AMLO un trato equitativo al Estado, de los legisladores morenos no hemos oído decir: esta boca es mía… Comentarios: meliton-garcia@hotmail.com Twitter: @melitong