)
Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > Morena y la legislatura que viene
Columnas: La Talacha

Morena y la legislatura que viene

/ 18 de septiembre, 2019 / Francisco Cuéllar Cardona

La próxima legislatura en Tamaulipas que tomará posesión el 30 de septiembre, estará dominada como hasta ahora, por la bancada del PAN que estará representada por 22 diputados: 21 de mayoría y 1 de representación proporcional. Será Gerardo Peña, quien lidere el Congreso. 

La segunda fuerza política será la bancada de Morena, que estará representada por 10 diputados: 9 plurinominales, y 1 de mayoría, y la coordinadora de este grupo será la nuevolaredense Carmen Lilia Canturosas. El PRI tendrá sólo a tres diputados que serán coordinados por una devaluada y desprestigiada Yalheel Abdala, y de quien desde ahora dicen jalará para la causa panista. Y la diputación número 36, estará en manos de Movimiento Ciudadano que tendrá a Patricia Pimentel, que también aseguran, hará talacha legislativa para la causa azul.

Así quedarán constituida la próxima legislatura. 

Y aunque todo hace suponer que será un Congreso controlado completamente por el PAN, con mucha insistencia se afirma que Morena, por medio de Carmen Lilia, viene a ponerle el «cascabel al gato»; es decir, están dispuestos a darle una sacudida a la Cámara; quieren desde el Congreso iniciar la gran batalla por el poder en el 2021 y el 2022. 

Al margen de quien quede en la dirigencia nacional de Morena, en el círculo de poder de Andrés Manuel, aseguran, han tomado la decisión desde ahora, que sea el Congreso del Estado, la caja de resonancia de todo lo que suceda en Tamaulipas, y quieren convertir a Carmen Lilia en heroína. Los morenistas saben que la hegemonía del PAN está muy fortalecida, pero están dispuestos desde la Cámara, hacer todo el ruido posible para captar la atención de los electores, y más aun, porque saben que el líder congresal, Gerardo Peña, será un protagonista de peso en el futuro político en los meses que están por venir.

Desde la esquina noroeste del Estado, un poderoso grupo de ex priistas, dicen, han diseñado todo un plan para «morenizar» Tamaulipas. El senador Américo Villarreal, aseguran, es el mensajero del presidente López Obrador para empezar a tejer alianzas con todos los grupos de Morena del Estado que tienen aspiraciones políticas. 

Desde el senado, Américo Villarreal; Héctor Garza desde la Oficialía Mayor de la SEP; Mario Lopez, alcalde de Matamoros; Adrian Oseguera en Madero y hasta el mismo José Ramón Gómez Leal, quien está próximo a dejar la Superdelegación en Tamaulipas, recibirían en breve la línea del centro para armar una gran alianza estatal para llegar unidos al 2021 y el 2022, teniendo el centro de todas las operaciones el Congreso del Estado.

Aparentemente, Gerardo Peña, con mayoría casi absoluta en la Cámara, tendrá una legislatura fuerte y bajo control, pero los morenos vienen a hacer ruido en grande. Si logra capotear el temporal, lo puede catapultar políticamente. Tiene una verdadera prueba de fuego para sus aspiraciones futuristas. 

El Congreso de Tamaulipas será esta vez protagonista de la política estatal como hace mucho tiempo no sucedía. 

Después de todo hacen falta los gritos de las oposiciones. Las últimas legislaturas irreverentes y escandalosas que se tuvieron, fueron las de Bruno Alvarez y sus hachas, de Luisa Alvarez, de José de la Paz Bermudez, Homero Ochoa, Rafita Orozco Dominguez, Pancho García Lozano, Jorge Angel Camargo, Epidio Tovar de la Cruz, Pedro Alonso, Jose Ortiz Rosales, Goyito Luna, entre otros. Después de ellos, se han tenido congresos grises, timoratos, sometidos, en donde solo se va a levantar el dedo y a dormir.