)
Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > Candidato de unidad para el PRI estatal
Columnas: EL KIOSKO

Candidato de unidad para el PRI estatal

/ 06 de noviembre, 2019 / Héctor Garcés

Después del estrepitoso y rotundo fracaso de José Luis Garza Ochoa como delegado del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Tamaulipas, hoy debe llegar el nuevo enviado de Alejandro Moreno Cárdenas a la entidad.

Aunque hasta ayer todavía no contaba con el nombramiento de delegado, en el priismo tamaulipeco se reiteraba que el nuevo representante de la dirigencia nacional es José Ricardo López Pescador.

Oriundo de Durango e integrante de la Confederación Nacional Campesina (CNC), Ricardo López Pescador llega al Nuevo Santander con una encomienda específica: convencer a los cinco aspirantes a la presidencia estatal del PRI de que el mejor método para renovar el liderazgo es la candidatura de unidad.

La realidad se impone: el PRI de Tamaulipas se encuentra en virtual quiebra (desfalcado con sospechosas demandas que reclaman millones de pesos) y no cuenta con recursos suficientes para realizar una consulta a la base, que implica una costosa jornada electoral a lo largo y ancho del estado.

Además, el actual padrón tricolor en el estado todavía se encuentra ‘inflado’, con un alto número de militantes que emigraron ya sea a Acción Nacional, partido que detenta el gobierno estatal, o al Movimiento de Regeneración Nacional, que está en el poder federal.

Por si fuera poco, el Consejo Político Estatal, como se ha comentado, fue ‘rasurado’ a conveniencia de los intereses de Yahleel Abdala Carmona, lo que desató múltiples críticas y cuestionamientos en contra de la diputada local.

Esas serían las razones por las que, de entrada, el CEN del PRI descartaría los métodos de elección abierta a la militancia o en asamblea del Consejo Político Estatal. Ni una ni otra convencen a los altos mandos del priismo nacional.

Por tanto, Ricardo López Pescador llega a Tamaulipas con la tarea de que los cinco aspirantes a la presidencia estatal del Revolucionario Institucional se pongan de acuerdo y, de esa forma, elegir un candidato de unidad a la dirigencia tricolor.

La quinteta de prospectos está compuesta por Enrique Cárdenas del Avellano, Tomás Gloria Requena, Edgar Melhem Salinas, Arturo Núñez Ruiz y Emilio Grimaldo Hernández. Los cinco quieren dirigir el PRI estatal. Sólo uno lo conseguirá.

Si bien Ricardo López Pescador es duranguense y cenecista como Ismael Hernández Deras, líder nacional del sector campesino, la realidad es que no trae ‘línea’ para imponer a un aspirante en particular. El objetivo es ponerlos en la ruta del acuerdo y convencerlos que la mejor solución es la unidad interna.

El nuevo enviado de ‘Alito’ ya sabe de los desfiguros y errores cometidos por el ex delegado José Luis Garza Ochoa, quien en vez de conducir con objetividad y respeto las etapas previas del proceso de renovación de la dirigencia estatal priista, optó por favorecer los intereses de su estimada comadre Yahleel Abdala Carmona y, de paso, de Edgar Melhem Salinas.

Lo peor de todo fue cuando José Luis Garza Ochoa operó, tras bambalinas, la carta de apoyo de los ex dirigentes estatales del PRI a favor del método de elección por Consejo Político Estatal.

Tres de la casi docena de firmas fueron obtenidas con engaños. Al ver que sus firmas fueron utilizadas para otro asunto, muy distinto al que les habían planteado en inicio, Ricardo Gamundi Rosas, Ernesto Guajardo Maldonado y Ramiro Ramos Salinas denunciaron el hecho ante el CEN priista, donde tomaron puntual nota de la artificiosa maniobra del delegado.

Ese fue uno de los motivos por los cuales José Luis Garza Ochoa tuvo que decirle adiós al priismo de Tamaulipas a las pocas semanas de haber llegado. En vez de establecer puentes con todos, prefirió el camino de la polarización.

Ricardo López Pescador, nuevo enviado de ‘Alito’, cuenta con una ventaja: su trayectoria en el quehacer político y en el servicio público. Eso indica que tiene mano izquierda y tacto para abordar a los distintos grupos y liderazgos.

De acuerdo a su curriculum, José Ricardo López Pescador fue regidor y síndico del Cabildo de Durango. Además, fue secretario de Gobierno y director de Comunicación Social en el estado de Durango.

Fue diputado federal en la Sexagésima Primera Legislatura, la que comprendió el periodo 2009-2012. Al iniciar el sexenio de Enrique Peña Nieto, fue designado director general del Fideicomiso Fondo Nacional de Fomento Ejidal (FIFONAFE); y en 2014, fue nombrado Responsable de Atención a Minas y Contratos de Exploración en la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), en los tiempos de Jorge Carlos Ramírez Marín.

En la contienda del año pasado, fue candidato del PRI a senador por Durango. Como sucedió con casi todos los aspirantes tricolores al Senado, quedó en tercer lugar de la elección.

Alejandro Moreno Cárdenas acaba de designar a Ricardo López Pescador como secretario adjunto del CEN priista. Por cierto, el duranguense es articulista del periódico El Sol de Durango.
Ya veremos si con esa experiencia y trayectoria es capaz de sacar adelante la candidatura de unidad para el PRI estatal.

Y PARA CERRAR…

Otro asunto que se va a dilucidar con la llegada del nuevo enviado de ‘Alito’ a Tamaulipas es si Pepe Benítez asume, por prelación, la dirigencia estatal tricolor o, de plano, Ricardo López Pescador asume el control pleno del comité.