)
Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > Porteños fuera…
Columnas: CONFESIONARIO

Porteños fuera…

/ 06 de noviembre, 2019 / MELITÓN GARCÍA DE LA ROSA 

Aquel 30 de septiembre del 2016, los sureños de Tamaulipas, en especial los tampiqueños presumían que el gabinete que el aún Gobernador electo Francisco Javier García Cabeza de Vaca había presentado en el Hotel Posada tenía un fuerte sabor porteño; tres años después de aquel toque Jaibo no queda casi nada en el gabinete estatal.

Así es mis queridos boes, Tampico era el gran protagonista del gabinete que un día antes de la toma de posesión anunció Cabeza de Vaca, obviamente después de Reynosa tierra natal del jefe del ejecutivo estatal, con cuatro secretarios de estado y seis titulares de institutos.

Ya le tocaba a la zona sur, se oía en los comentarios de café y los opinadores coincidían en el cariño especial que el primer gobernador panista tenía hacía el puerto, considerado como la punta de lanza para su histórico triunfo sobre el PRI.

Se estrenaban entonces como secretarios Jesús ‘Chucho’ Nader en la Secretaría de Administración; María Isabel Gómez como Secretaria de Turismo; Gonzalo Alemán Migliolo como Secretario de Desarrollo Rural y Raul Ruiz Villegas como Secretario de Pesca y Acuacultura. Tres tampiqueños y Migliolo de Aldama.

También se instalaban en Instituto de la Mujer María Elena Figueroa; en el Instituto de la Juventud, Edmundo Marón; en el Instituto de Cultura, Luis Sotill; en el Instituto del Deporte, Carlos Fernández  Altamirano; en el Instituto Tamaulipeco de Infraestructura Educativa Germán Pacheco, además de Agustin de la Huerta en la Dirección General del Conalep.

Hoy, es decir a la mitad del sexenio de Cabeza de Vaca, Tampico y la zona no tiene un solo secretario de estado y también perdió las posiciones en los institutos de la Juventud, de Cultura y el de Infraestructura Educativa.

Sobreviven en el gabinete estatal: María Elena Figueroa que se fue y regresó tras perder la elección para la senaduría, Carlos Fernández y Agustín de la Huerta.

¿Pero por qué se fueron los porteños del gabinete?, hay que decirlo bien claro, todos por causas diferentes, unos señalados de traición, otros porque no dieron el ancho o no encajaron con el trato norteño de los reynosenses y los que salieron por la puerta grande porque se fueron a la campaña y ganaron.

El primero en bajarse del barco de los vientos del cambio fue Gonzalo Alemán Migliolo del que se dice tuvo serias diferencias con la gente de Reynosa que colaboraba en su Secretaría; hoy trabaja como titular de desarrollo económico en Altamira.

Luego se fue Luis Sotill, un hombre de muy poco trato con sus colaboradores en Victoria y distante de la comunidad cultural del Estado; debe seguir pintando y colgando sus cuadros en las paredes de GT Global.

María Isabel Gómez no dio el kilo en turismo, desde el año pasado fue relevada, luego de que no cumplió con las promesas expectativas y el cambio se nota ahora que hay otro en su lugar.
Raul Ruiz salió apenas la semana pasada de Pesca donde poco figuraba y aceptó un cargo menor en Tampico como representante del gobierno estatal en la zona.

Pero el que se fue de la peor manera fue Germán Pacheco, por saltarse las trancas, adelantarse futureando, grillar contra el alcalde de Tampico en turno y traicionar a su jefe estatal; el ‘pachecazo’ le pusieron los panistas a su cese.

Bien se fueron solo Mon Marón que hoy es diputado local y antes Chucho Nader que recuperó la alcaldía de Tampico para los panistas.

Es decir, el cariño que el gober tiene por la zona sur de Tamaulipas no se ve que haya disminuido un ápice, solo basta ver que es la región que más proyectos de infraestructura ha logrado en tres años, museos, parques, distribuidores viales, puentes y muchos mega proyectos en proceso, como el de la Laguna del Carpintero.

La masacre y lo que sigue…

La ejecución indescriptible de seis niños y tres mujeres adultas en Sonora perpetrada contra la familia LeBarón de nacionalidad estadounidense pone otra vez a México en una posición de suma fragilidad ante el gobierno de Donald Trump.

Ayer ya se leyeron fuertes críticas de congresistas y de altos mandos del gobierno gringo contra la estrategia de ‘abrazos no balazos’ de AMLO contra los criminales.
El presidente gringo dijo que ha llegado la hora de atacar a los malos con un ejército y ofreció el de él; López Obrador lo rechazó.

La historia se los juro no va a terminar ahí, si a Trump se le pone que quiere a los ejecutores de sus conciudadanos o vendrán aranceles o se aferra a mandar su milicia no veo cómo AMLO le pueda decir que no, luego de que ha cedido en casi todo lo que ha pedido.

Recordemos que por órdenes de Trump, AMLO mandó 27 mil militares de la Guardia Nacional al sur del país a detener migrantes ¿si ahora pide 50 mil para la frontera de dónde los van a sacar? y peor ¿hasta donde vamos a seguir cediendo con el que ya parece el jefe de AMLO?. Comentarios: meliton-garcia@hotmail.com Twitter: @melitong