)
Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > Aristas del escándalo
Columnas: La Talacha

Aristas del escándalo

/ 02 de diciembre, 2019 / Francisco Cuellar Cardona

El proceso que se inició en contra del ex secretario de Finanzas, Jorge Abrego Adame y el ex director de Pagos, Jorge Contreras Chío, a quienes se les está acusando de haber utilizado empresas fantasmas y facturar más de 600 millones en el sexenio pasado, es un golpe y una advertencia para un sexenio al que se le estaría terminando el tiempo de inmunidad a su régimen y a para quien todavía muchos están pidiendo un castigo ejemplar.


El mensaje justiciero o el pago de facturas es directo al selecto grupo que durante seis años gobernó bajo cuestionamientos y cometió todo tipo de tropelías que cometió el ex gobernador que hoy es un vecino incómodo en el municipio de San Pedro Garza García. 


La acusación contra Abrego y Hernández Chio tiene muchos aristas, pues si bien ante los ojos de la opinión pública la sospecha de corrupción sobre los ex funcionarios es muy pesada, y deben pagar por lo que hicieron, no son pocas las voces de quienes afirman que la línea y el mensaje va directo contra la cabeza del ex poderoso grupo «La Peña del Libro Mayor», en el que estaban incluídos, Miguel Salman, Jesús Serna, Miguel Salman y el ex rector Enrique Ettiene, quienes ya venían venir esta embestida.


La Unidad de Inteligencia Financiera de Tamaulipas, ha enfocado sus baterías sobre otros funcionarios egidistas lo que ha provocando nervios y psicosis, pues estiman que el gobierno de los vientos de cambio ha dispuesto que 2020 sea un año de ajustes de cuentas para mandar el mensaje que el combate a la corrupción en el Estado también va en serio, y quiere venderla mediáticamente y llegar al 2021 como un gobierno justiciero.


Sobre Egidio Torre se dicen muchas cosas, entre otras, que hizo todo para que el PRI fuera echado del poder en Tamaulipas, y así hacer que la clase política priista pagara por el crimen de Rodolfo Torre, a quien Egidio siempre creyó en que fue esta la culpable de aquel oprobioso crimen.

Hoy le toca pagar las primeras facturas a Jorge Abrego, y la lista va a seguir hasta llegar al ex gobernador, que si bien, no va a ir a la cárcel como Yarrington o Eugenio Hernández, sí será zarandeado por la justicia de los vientos del cambio. Por lo pronto desde el viernes, muchos que hasta entonces se sentían intocables, no concilian el sueño. 

Hoy Jorge Abrego y Jorge Hernández Chio, que fueron citados a declarar el viernes no acudieron, y mandaron a sus abogados a escuchar las notificaciones del delito que se les acusa. El Centro Integral de Justicia, les ha dio una nueva cita para el 13 de diciembre y pùedan los funcionarios aportar sus pruebas de descargo.

A tres años de que se fue Egidio Torre, a través de los «Jorges» hoy lo han sentado en el banquillo, y al margen de si es o no responsable de lo que se le acusa, sobran opiniones que afirman que al final, nadie escapa a la mano de la justicia.