)
Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > El nuevo actor del 2021 y del 2022 tamaulipecos
Columnas: El Fogón

El nuevo actor del 2021 y del 2022 tamaulipecos

/ 13 de febrero, 2020 / José Ángel Solorio Martínez

 A partir del domingo 16 de febrero, aparecerá otro actor político en Tamaulipas: el partido Redes Sociales Progresistas (RSP). Ese día, casi concluirá con una de sus últimas asambleas estatales para lograr su registro como partido político. El evento, iniciará a las 9 de la mañana en el Centro Deportivo de Ciudad Madero. Se espera que asistan, de todos los municipios del estado, mas de 4 mil simpatizantes que signarán el compromiso de convertirse en miembros de esa agrupación nacional.

 Estará presente su principal promotora: Eva Esther Gordillo.

 Encabezará el acto, el organizador principal de la concentración, Enrique Meléndez uno de los políticos mas activos –desde hace décadas– dentro del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y en su momento destacado miembro del PRI.

 La asamblea es de rutina: el  partido RSP tiene su registro en la bolsa.

 ¿Qué impacto tendrá en el escenario de Tamaulipas la emergencia de esta nueva organización política?..

 Muchos.

 Muchos efectos.

  Para empezar:

 1.- Lastimará aún mas, la estructura del PRI, toda vez que miles de sus militantes son profesores. Y buena parte de ellos, se marchará a esta nueva opción. En el 2021 y mucho más en el 2022.

 2.- Anunciará la aparición de nuevos actores políticos regionales. Enrique Meléndez tendrá una insoslayable presencia en las elecciones del 2021 y del 2022 tamaulipecas. Es el hombre fuerte de Gordillo en la entidad, y muy probablemente sea llamado a ocupar relevantes responsabilidades en el CEN de esa nueva entidad política. Es decir: influirá fundamentalmente en las candidaturas del 2021 –alcaldías y diputaciones locales y federales- y estructurará la política de alianzas de su partido en la pugna electoral del 2022. Hay que recordar que en el 2012, como candidato a Senador de la república, obtuvo mas de 60 mil votos en el estado con la potencia de los grupos magisteriales.

 3.- Reagrupará a algunos operadores magisteriales que se habían escurrido al PAN ante el dogmatismo de MORENA.

 4.- En el 2021, erosionará la clientela electoral de MORENA. Hay que recordar que los grupos magisteriales más importantes en Tamaulipas, apoyaron a AMLO en la elección del 2018. Justamente con una agrupación –encabezada por Meléndez en Tamaulipas- denominada Redes Sociales Progresistas.

 5.- En el 2022, RSP, muy probablemente, se sumará en coalición con MORENA, toda vez que coinciden con las tesis de la IV Transformación y Gordillo y seguidores, no se han distanciado de AMLO. Esa es lo más relevante en el sentido político de este partido: dará mayor potencia ciudadana desde una coalición Centro-Izquierda –PT y PES, son membretes con escasas militancias– a la candidatura opositora tamaulipeca.

 La verdadera potencia de RSP se verá en la elección del 2021. Por razones legales, debe ir solo, en los primeros comicios para reafirmar su registro. Eso, dependiendo del caudal de votos, le permitirá negociar en situación de fragilidad o de fuerza con sus potenciales aliados en el 2022.

 El 2021, partido de la profesora –así le dicen los maestros a Elva Esther– medirá fuerzas con varios de los más importantes actores políticos tamaulipecos. De unos, será un verdadero dolor de cabeza; de otros, puede ser una esperanza para lograr la transición en Tamaulipas.

 Con RSP, el paisaje electoral del 2021 y del 2022, será muy diferente.

 Mucho muy diferente.