)
Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > Los fantasmas de Mariana
Columnas: El Patinadero

Los fantasmas de Mariana

/ 15 de febrero, 2020 / Juan Antonio Montoya Báez

La diputada federal MARIANA RODRÍGUEZ MIER Y TERÁN es uno de los referentes cuando se hablan de los aspirantes del PRI a la presidencia municipal.

Es una mujer empoderada en ciudad Victoria, dejando a un lado su preparación y capacidad, podemos decir que muchos de los encargos que recibió los hizo con base a sus relaciones personales y las de su familia.

Fue Subsecretaria General de Gobierno, Magistrada del Supremo Tribunal de Justicia y actualmente es la mejor diputada federal que tiene el PRI en Tamaulipas. Siempre arriba.

Claro, muchos dirán que ser la mejor no tiene chiste, al ser la única legisladora del PRI por la entidad, pero no lo decimos en ese sentido, pues debemos reconocer que es una mujer inteligente y que al menos cuando le tocó estar frente a tribuna en la Cámara de Diputados lo hizo bien, sus propuestas son coherentes y congruentes.

Es una de las pocas legisladoras del PRI que al menos en la tribuna realiza algunas defensas bien argumentadas en contra de las medidas que se toman en el Gobierno Federal, pero AMLO no escucha ni a los suyos, pero esperamos que alguna vez ante tantos  señalamientos deberán de tener un impacto, si no son en las acciones de AMLO, al menos en las votaciones.

MARIANA intensificó su movilización en las redes y en medios de comunicación, armó una estrategia que le permitió colocarse entre los potenciales aspirantes a la alcaldía.

Nunca ha participado en una elección por voto directo, no tiene experiencia en ese sentido, ni se conoce el tamaño de su flechazo con los victorenses, pero al menos sabe aterrizar.

Es hija de MANUEL RODRÍGUEZ MORALES, quien alguna vez recibió la propuesta del ex gobernador EUGENIO HERNÁNDEZ FLORES de ser candidato a diputado federal por el distrito de Victoria, en los tiempos que el PRI ganaba con cualquier monigote, pero tuvo miedo de lanzarse.

Ese titubeo, más que de recelo a perder la elección, fue al temor de gastar algunos millones de pesos en la campaña lo que permitió que ciudad Victoria tuviera un diputado de la calidad y estatura de MIGUEL GONZÁLEZ SALUM.  De ese tamaño fueron los abusos en el PRI.

MANUEL RODRIGUEZ alcanzó una estatura nacional por haber sido Subsecretario de Infraestructura en Comunicaciones y Transportes y fue el titular de la Secretaria de Obras Públicas en el sexenio de su amigo EGIDIO TORRE CANTÚ, quien también contaba como su principal asesor financiero a MANOLO RODRÍGUEZ MORALES.

MARIANA terminará su etapa como legisladora y debe decidir su futuro, si quiere seguir no tiene de otra más que enfrentar por primera vez a las urnas, pues ya no puede reelegirse como plurinominal.

Recientemente nos negó cualquier intención de ir por la alcaldía y dice que su participación en las redes sólo busca dar a conocer el trabajo que realiza en el Congreso de la Unión.

“La verdad yo lo único que preparo es mi agenda legislativa”.

MARIANA es una de las cartas fuertes del PRI, pero también es una de las más débiles, las cuentas de EGIDIO siguen mochas y bastaría que llamen a otro ex secretario para darnos cuenta de lo frágil que son los eslabones.

Su fortaleza es su propia desnutrición y MARIANA lo sabe por eso prepara su agenda legislativa y la defensa de los tamaulipecos ante las propuestas que considera ilógicas del Gobierno Federal. No querrá ser perseguida por los fantasmas del 15 Hidalgo, pero el premio es grande. Los miedosos no van a la guerra, como lo hizo MANOLO cuando las circunstancias positivas.

Bueno, por hoy es todo.

Adiós y aguas con los patinazos…

Contacto:

patinadero@hotmail.com