)
Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > Rebelión en el PRI; van contra ‘dedazo’
Columnas: EL KIOSKO

Rebelión en el PRI; van contra ‘dedazo’

/ 17 de febrero, 2020 / Héctor Garcés

La virtual rebelión que le surgió a Edgar Melhem con la renovación del comité del PRI en Altamira no ha sido sofocada y todo indica que no habrá acuerdo de unidad.

Tal como se los comentó EL KIOSKO hace 11 días, la CTM y la CNC local, así como el Sindicato de Petroquímicos, se oponen a la llegada de Antonio Márquez a la presidencia del priismo altamirense. A este movimiento se sumó el ONMPRI, encabezado por Jessica Contreras.

Toño Márquez, como todos lo saben, es un personaje ligado estrechamente al ex diputado local Carlos González Toral. Además, el joven empresario cuenta con el respaldo de la ex legisladora Griselda Carrillo Reyes.

Si bien ‘El Cacho’ Toral reclama la existencia de un acuerdo establecido desde que se decidió que Manolo Castillo asumiera la dirigencia priista en Altamira a finales de 2018, cenecistas, cetemistas y petroquímicos aseguran que ellos nunca fueron convocados a ese pacto y, por tanto, no lo avalan.

El pasado jueves 13 de febrero, estos grupos entregaron una carta en el comité estatal del Revolucionario Institucional, dirigida a Edgar Melhem. Tras reconocer su liderazgo, fueron al grano: ‘Nos dirigimos a usted con el fin de manifestarle que deseamos se nos tome en cuenta para la renovación de los cuadros de la dirigencia del comité municipal del PRI’.

Sin rodeos, plantean su propuesta para la presidencia local del partido: ‘Los sectores y organizaciones de Altamira proponemos al licenciado Jaime Martínez García, un militante priista con más de 30 años de experiencia y quien goza de una gran credibilidad al interior de nuestros instituto político por su trayectoria y lealtad al mismo’.

La carta fue firmada por Julio Alfaro Flores, de la CTM; José Enriquez Reyes, de la CNC; Lázaro Contreras, del Sindicato de Petroquímicos; y por Sandra Jessica Contreras Hernández, de la Organización Nacional de Mujeres Priistas (ONMPRI).

De hecho, desde un día antes, todos ellos, le enviaron un mensaje (con foto incluida) a Edgar Melhem para solicitarle una reunión en las oficinas estatales del PRI, en Ciudad Victoria. El dirigente estatal tricolor aceptó y los recibió el jueves.

¿El resultado del encuentro? No hubo acuerdo. La negociación se entrampó. Edgar Melhem respaldó a Toño Márquez. Cenecistas, cetemistas, petroquímicos y ONMPRI mantuvieron su rechazo al joven ligado a Carlos ‘El Cacho’ Toral. Ellos insistieron con Jaime Martínez… o con alguna otra propuesta que salga del partido.

Ahí mismo, en esa reunión, surgió el nombre de Jessica Contreras. Edgar Melhem respondió que estaba bien, pero para la secretaría general. CTM, CNC y Petroquímicos contestaron lo mismo, pero a la inversa: aceptan a Toño Márquez, pero como secretario general. Nadie cedió.

Al no llegar a un acuerdo, Edgar Melhem pidió que se construyera el consenso, la unidad. Dio como plazo hoy lunes, pero todo indica que ‘la bronca’ continuará ya que, por ejemplo, Faisal Smer, secretario adjunto del PRI estatal, no ha tenido la sensibilidad para conducir las negociaciones. Parece que anda distraído con temas personales.

En ese contexto, otro personaje levantó la mano para presidir el Revolucionario Institucional de Altamira: Edgar Vargas, el sobrino de ‘El Chilero’.

A Edgar Vargas -que también está en contra del ‘dedazo’ a favor de Toño Márquez- le ofrecieron la CNOP local, pero respondió que quiere la presidencia del comité municipal del priismo. Se siente con la capacidad de conducir las tareas de reconstrucción del partido rumbo al crucial proceso electoral de 2021.

¿Qué sucederá con la renovación del comité priista altamirense? ¿Hacia dónde se inclinará la balanza? Existe una fecha clave: el 24 de febrero. Ese día se deberán registrar los aspirantes a la dirigencia local. Si no hay acuerdo para entonces, se inscribirán dos o más aspirantes para competir en una asamblea de delegados.

Cenecistas, cetemistas, petroquímicos y las damas del ONMPRI están seguros de ganar una convención de delegados y derrotar ‘el dedazo’ que pretende favorecer a Toño Márquez.

Y si desde la dirigencia estatal se obstinan en imponer al discípulo de ‘El Cacho’ Toral, un buen número de priistas dejará de participar, decisión que afectaría la labor de reconstruir al tricolor no sólo en este municipio, sino en otros… como podría ser Ciudad Madero (donde tampoco se ha podido construir un consenso).

Por tanto, es urgente que Edgar Melhem resuelva ‘la bronca’ por la dirigencia del PRI en tierras altamirenses, de lo contrario, el problema puede adquirir características expansivas. Es una bomba que puede explotar y descarrilar la reconstrucción del partido.

Y PARA CERRAR…
Quien anduvo por la zona sur del estado hace unos días fue Enrique Cárdenas del Avellano. Sin embargo, su visita no tuvo que ver con temas políticos, sino con asuntos de negocios.
El ex alcalde de Ciudad Victoria es la principal carta que tiene el PRI para competir en la elección por la gubernatura del estado en 2022.