)
Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > Los buenos y los malos frente al Covid-19
Columnas: La Talacha 

Los buenos y los malos frente al Covid-19

/ 03 de abril, 2020 / Francisco Cuéllar Cardona

En las grandes crisis, en las emergencias, catástrofes y en situaciones de contingencia,  es cuando la gente conoce verdaderamente a sus gobernantes.

En tiempos normales, es común escuchar aplausos o criticas hacia las administraciones municipales, estatales o federales, a partir de lo que hacen y dicen sus gobiernos.

Pero esta ocasión, atípica en el mundo, en donde la pandemia del coronavirus ha desenmascarado a los malos gobiernos y exhibido sus debilidades, bien vale evaluarlos y calificar su eficiencia frente a este fenómeno que está causando enfermedad y muerte.

No son pocos los que afirman que después del Covid-19, el mundo no será igual, y muchos gobiernos de todos los niveles quedaran mal parados, pero también habrá otros que sorprenderán y quedaran como héroes por su trabajo frente a esta emergencia.

Así como el mortal virus está matando humanos, también «matará políticamente a muchos  gobernantes”.

Ya se ha comentado mucho, cómo el gobierno chino enfrentó esta pandemia.

El mundo se sorprendió como en tiempo récord construyó un megahospital para curar a los enfermos de coronavirus. En Corea del Sur se aplaude la estrategia del gobierno que a pesar de estar cerca del foco de contagio, ha logrado contener al virus. No así Italia, España, Estados Unidos, Brasil y Ecuador que a través de sus presidentes minimizaron el problema y hoy están colapsados viendo morir a sus enfermos.

México no es la excepción. El presidente López Obrador es muy querido por la gente, pero en las evoluciones ante el Covid-19, sale muy mal calificado. Su popularidad, el coronavirus la ha despedazado.

En cuanto a los gobernadores, casi todos, ante la desatención y pasividad federal, no tuvieron otra que entrarle al problema. En Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca ha estado muy activo, de hecho, ante el elevado número de casos en Estados Unidos, fue quien planteó y pidió junto con los gobernadores de Coahuila y Nuevo León cerrar la frontera con el país gringo.
Jaime Rodríguez Calderon, en Nuevo León, luego de estar en el suelo, reprobado por los nuevoleoneses tras el asunto de las «broncofirmas», ha asumido un protagonismo ejemplar y se ha colocado como pocos en el frente de batalla contra la pandemia. A Miguel Riquelme en Coahuila le explotaron los contagios y se puso a trabajar. Enrique Alfaro de Jalisco, Manuel Vila en Yucatán, también han recibido opiniones positivos sobre su trabajo.

Consulta Mitofsky acaba de evaluar el trabajo de los gobernadores frente al Covid-19 y varios mandatarios estatales (por supuesto que no todos) salen mejor calificados que el gobierno de la 4T. Los alcaldes de la zona metropolitana de Monterrey, y del resto del Estado, aparecen muy bien calificados.

Sobre los alcaldes de Tamaulipas, en las encuestas solo aparecen dos, y eso ya lo habanos venido mencionado aquí. Maki Ortiz de Reynosa, y Enrique Rivas Cuellar de Nuevo Laredo. Aunque la Encuesta de Caudae Estrategias, posicionó a Rivas Cuéllar en tercer lugar nacional como el mejor alcalde que ha enfrentado al Covid-19. El nuevolaredense fue evaluado entre los 2 mil 500 alcaldes del país y fue calificado como el que mejor ha implementado las medidas frente a la contingencia del Coronavirus.

Pero así como estos gobiernos han dado la cara al problema de salud que se vive, hay muchos que se han tirado a la hamaca y han visto esta parálisis como un pretexto para relajarse y descansar. Lo que no saben, es que al final de este vendaval, el Covid-19 los pondrá a cada quien en su lugar. Para no pocos, será su «muerte política».