)
Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > Genocidas
Columnas: Genocidas

Genocidas

/ 05 de abril, 2020 / Juan Sanchez Mendoza

Ante la propagación planetaria del coronavirus –cerca de 1 millón 200 mil casos positivos y más de 62 mil decesos, hasta la víspera–, al menos tres personajes ‘influyentes’ se han exhibido como genocidas.
Una, es Christine Madeleine Odette Lagarde, quien actualmente funge como presidenta del Banco Central Europeo –y antes fue directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI)–, al decir que: “los ancianos viven demasiado, y eso es un riesgo para la economía global”.
Otro, el vicegobernador de Texas, Daniel Patrick Pugh, quien ‘sugiere’ que los abuelos (como él), con mayor riesgo de contraer el coronavirus, se ‘sacrifiquen’ para que la Unión Americana no tenga problemas económicos en el futuro, pues –dijo–, “muchos mayores de 70 están dispuestos a morir para salvar al país de una crisis”.
El tercero es el Ministro de Finanzas de Japón, Taro Aso, quien pide a los adultos de la tercera edad “que se den prisa a morir” porque, considera, “su defunción aliviaría los gastos de Estado en su atención”.
¿Qué le parece?
Christine nació en Francia el 1 de enero de 1956 (hace 65 años), pero aunque ha sido exitosa como abogada, política y funcionaria pública, de su vida familiar se cometan desastres que aunados a la acusación de cometer acciones criminales en su ejercicio, descalifican su intención ‘heroica’.
Daniel cuenta con la misma edad, 65 años (fue comentarista deportivo y actor), de joven jugador de baloncesto. Pero gracias a su popularidad fue electo vicegobernador de Texas, aunque entre placer y los excesos, acabó con su familia.
Taro, por su parte, a los 79 años de edad, todavía se duele por no acceder a la familia real de Japón, pese a haberse casado con una dama de la realeza y encabezar consorcios multinacionales importantes. Pero nunca pudo tener una familia integrada.
Por eso, los tres, al extinguírseles la vida –por cuestiones biológicas–, piden el sacrificio de adultos para, según ellos, ‘salvar a la humanidad’.
Odette Lagarde, en su pronunciamiento, sugirió la muerte de adultos por las implicaciones financieras potencialmente muy grandes del riesgo de longevidad. Es decir, el riesgo de que la gente viva más de lo esperado.
Patrick Pugh sugiere sacrificios de adultos para que la economía de la Unión Americana se recupere ante el problema del coronavirus, ya que, estima, “los mayores significan un problema para la humanidad joven y principalmente a la economía de la Unión Americana”.
Taro Aso, por su parte, pidió a los ancianos que se den prisa en morir, “para que de esta manera el estado (nipón) no tenga que pagar su atención médica”.
Dichas declaraciones han sido recibidas como un insulto al mundo con más de 6 mil millones millones de habitantes, de los que son mayores de 60 años más de la mitad.
“Dios no quiera que ustedes se vean obligados a vivir cuando quieran morir. Yo me despertaría sintiéndome mal sabiendo que todo el tratamiento está pagado por el Gobierno”, dijo Aso durante una reunión del Consejo Nacional sobre la reforma de la Seguridad Social.
Según informa el diario británico ‘The Guardian’, el personaje dijo que: “El problema no se resolverá a menos que ustedes se den prisa en morir”.
Ante ello, el Papa Francisco reiteró su postura ante la pandemia de coronavirus que azota al mundo y principalmente al país en el que está insertado El Vaticano (Italia).
Defendió las medidas de aislamiento social obligatorio.
Y al respecto, acusó a los gobiernos que no toman medidas en ese sentido de cometer un ‘genocidio virósico’.
En una carta, el Sumo Pontífice enfatizó que “a todos nos preocupa el crecimiento geométrico de la pandemia”.
Los casos de coronavirus en el planeta han experimentado un alza dramática, sumando más 300 mil infectados en la última semana.
Pero eso no le da derecho a Odette Lagarde, Daniel Patrick y Taro Aso a apurar la muerte de adultos de la tercera edad.
CIERRE FRONTERIZO
El estado de Texas –Unión Americana–, comparte una vecindad fronteriza con Tamaulipas de 370 kilómetros. Desde Nuevo Laredo hasta Matamoros (acá de éste lado) contando con 17 cruces internacionales.
Nuevo Laredo está considerado el puente de comercio binacional más importante de México ya que por ahí cruzan, al menos, 12 mil vehículos de de carga al día, generándole cerca de 150 mil millones de pesos anuales a la Federación.

Se hace camino al andar
El gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca presentó un paquete de acciones para apoyar a las familias más vulnerables y a los sectores productivos de la entidad, ante el impacto negativo social y económico provocado por el Covid-19.
Están definidas a través de un programa denominado ‘Todos unidos por Tamaulipas” y son las siguientes:
+ Se destina un fondo para la adquisición de equipo médico como son los ventiladores que servirán para atender a pacientes graves, además de camas, así como equipo especializado que triplicará la capacidad del laboratorio estatal en la realización de pruebas, para la detección de coronavirus.
+Suministrar a los trabajadores de salud de equipo especializado para el manejo de pacientes, como trajes aislantes, batas quirúrgicas y productos básicos de protección como cubrebocas, guantes y gel antibacterial.
Esta medida también incluye al cuerpo de Seguridad Pública Estatal, personal que integra las cuadrillas de la Comisión Estatal de Prevención Contra Riesgos Sanitarios (COEPRIS), brigadistas de la Secretaría de Bienestar Social (SEBIEN) y todos aquellos servidores públicos que colaboran para mitigar la contingencia.
+ Se formalizará un acuerdo con las Comisiones Municipales durante a los meses de abril y mayo en aquellos hogares que estén al corriente en sus pagos y que su consumo mensual sea de hasta 5 metros cúbicos. La medida beneficiará aproximadamente a 1 millón de personas.
+ Para salvaguardar la inversión de los microempresarios tamaulipecos que han sido beneficiados a través de los programas de Inversión Tamaulipas, se va a posponer el pago de los créditos para los próximos 90 días naturales, sin que esto genere recargos e intereses moratorios.
+ Se destinará un fondo de 60 millones de pesos para apoyar a más de 20 mil comerciantes semifijos en la entidad, a fin de que permanezcan resguardados en sus casas y evitar que se expongan en la vía pública y pongan en riesgo su salud y la de su familia.
+ Con el objetivo de minimizar la pérdida de empleos, será diferido el pago del impuesto de 3 por ciento sobre nómina correspondiente a abril y mayo a todas las empresas tamaulipecas que hasta el primer trimestre del año tengan registrados menos de 20 trabajadores.
+ Se ampliarán los apoyos alimenticios a las familias más vulnerables y continuará con los desayunos escolares y el funcionamiento de comedores comunitarios, considerando las medidas de salud y entregando en domicilios los alimentos a los adultos mayores registrados en los comedores comunitarios.

portan, también, puesto que se han convertido en puntos estratégicos entre los condados texanos y las localidades mexicanas.
Diariamente conviven sus habitantes compartiendo economías. Unos (los mexicanos) yendo a trabajar y abasteciéndose de alimentos mientras que los estadounidenses llegan buscando medicamentos baratos y consultas médicas a bajo costo.
Sin embargo, ahora con el problema del coronavirus, la situación está cambiando drásticamente.
Obedece a que el estado de Texas registra una de las afectaciones de mayor preocupación en cuanto a la propagación del coronavirus.
Hay 6 mil 233 casos confirmados y 109 muertes (hasta la víspera).
Sin embargo, dada la vecindad entre Texas y Tamaulipas, se requiere un cerco como el planteado por el gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca para prevenir contagios.
Hasta la víspera, Tamaulipas presentó 20 casos positivos y 2 muertes.
Y por su vecindad con Texas la frontera amerita ser atendida en lo inmediato.
Así que no descarte el cierre de los puentes para gente que no tenga actividades esenciales qué realizar en México.
Incluso, hasta los ‘paisanos’ son invitados a no venir.
E-m@il: jusam_gg@hotmail.com