)
Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > EL MÉXICO LOCO…
Columnas: Confesionario

EL MÉXICO LOCO…

/ 21 de mayo, 2020 / Melitón García de la Rosa

Todavía recuerdo aquellos días en los que los ahora morenistas eran del PRD y salieron a marchar en apoyo a Carmen Aristegui declarándola víctima de la censura por parte de Felipe Calderón; muchos de aquellos son los mismos que en los últimos días la ofenden en Twitter, se meten con su vida personal y promueven el hastag #ApagaAristegui. Es México vuelto loco.
Así es mis queridos boes, Aristegui no es la periodista perfecta, porque no hay una o uno que lo sea, pero hay que reconocer que muchos actos de corrupción denunciados en el pasado los ha hecho ella y su equipo y eso le valió hasta hace muy poco ser vista como heroína por AMLO y sus seguidores.
Pero a Carmen se le ocurrió replicar las declaraciones que varios ex empleados de NOTIMEX que aseguran, y prueban además, de que San Juana Martínez la directora de la agencia de noticias oficial del Estado, les ordenó campañas para denostar periodistas.
No vale la pena reproducir las conversaciones de Martínez con sus subalternos, lo que es a todas luces un desvío de recursos, pero ahí han circulado en las redes y en denuncias y claro en el portal de Aristegui.
Eso desató la ira de la fanaticada que involucró a su hijo a un empresario al que señalaban como padre de este, por lo qué Aristegui tuvo que salir a aclarar hasta la paternidad de su muchacho.
En pocas palabras México raya en
la locura si nos referimos a la conversación, la discusión de su vida pública. Carmen Aristegui, la favorita de AMLO y sus seguidores porque Calderón la ‘censuró’, hoy es atacada por la que los defendieron y defendida por panistas y anti obradoristas que antes eran los que la criticaban que por entreguista con el ahora presidente.
Este es el México que estamos viviendo, en el que a pesar de que nuestra economía decreció el año pasado una décima y en el primer trimestre 2.5, el Presidente asegura que “vamos requetebién” y sus seguidores lo reafirman.
Mexico loco de atar donde la crisis de salud por la pandemia del Covid-19 mató en 24 horas a 424 personas y ya van más de 6 mil, mientras que los contagios crecen y crecen y ya suman 56 mil 594, pero López Obrador y Hugo López Gatell aseguraron uno el 29 de abril y el otro el 5 de Mayo que la curva de contagios se había aplanado.
El mismo México donde el ‘lider’ desdeñaba la pandemia cuando ya había decenas de casos, llamaba a salir,
abrasarse y a no temer y su vocero López Gatell pedía lo contrario el mismo día.
Un México bipolar, donde un día dicen que ya se domó la pandemia,
pero siguen comprando ventiladores carísimos y cambian la fecha del pico
de la misma cada semana y el mismo día presumen que estábamos preparados desde finales del año pasado y que tenemos infraestructura para hacerle frente al Covid, pero un autódromo tiene que ser usado como hospital y trailers refrigerados almacenan cadáveres y las funerarias no se dan abasto para incinerar a los muertos.
Pero qué nos extraña, si vivimos en
el México tarolas en el que el presidente asegura que sacar petróleo es como sacar agua de un pozo, que cree que no hacen falta ingenieros y arquitectos o economistas para hacer casas, carreteras y llevar las finanzas de un país o que un día agradece al personal médico su labor en la pandemia y al siguiente los trata de rateros.
Mexico loco, donde el Secretario de Educación mintió sobre uno de sus grados académicos, que dijo que ahora los niños ya podían copiar en los exámenes.
México loco donde para ‘rescatar’ Pemex provocan que pierda en los últimos 15 meses más de 900 mil millones de pesos.
México absurdo en el que su gobierno decide cancelar multimillonarias inversiones privadas para generar energías limpias, para sólo producir energía con diésel altamente contaminante y carbón, yendo en sentido contrario hacia donde avanza el mundo.
Pobre México en el que la principal bandera del gobierno en turno era la lucha contra la corrupción, pero asigna obras millonarias de manera directa a amigos del presidente, a familiares de su gabinete y no hay transparencia.
México loco en el que en medio de
la crisis de salud, la tremenda crisis económica, la enorme división política y el panorama negro que todos en el exterior nos pronostican, buena parte de sus habitantes están más preocupados por que pronto se normalice ya la venta de cerveza y el fútbol e ignoran atender las medidas de prevención.
Realmente este México está “patas para arriba”, a la deriva, loco de atar y no hay quien nos cure.
UNA BUENA NOTICIA AL FIN…
Ayer el Secretario de Turismo federal Miguel Torruco informó que el presidente López Obrador había dado su brazo a torcer y que a fin de ayudar al sector se mantendrían los fines de semana largos, en los que hacemos turismo interno miles de mexicanos.
Hay que decirlo es la corrección de una decisión que había sido mal tomada y que permitirá que, en Tamaulipas, Miramar, La Pesca y Bagdad reciban en los puentes a miles de paseantes y mejore la economía de la que depende miles de familias tamaulipecas.
Ayer por cierto el gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca anduvo en Tampico junto a Chucho Nader donde supervisó varias obras en proceso y entre ellas las adyacentes a los nuevos mercados que se convertirán en un atractivo para los visitantes.