)
Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > Si Erasmo es inteligente…
Columnas: EL KIOSKO

Si Erasmo es inteligente…

/ 26 de junio, 2020 / Héctor Garcés

Cuando Erasmo González Robledo fue designado presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados, varias voces se inconformaron en el grupo parlamentario del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

¿Motivo? ¿Razón? No le veían tamaños ni experiencia para ocupar la estratégica área del Congreso de San Lázaro.

Dicen, por ejemplo, que al enterarse de la noticia, el experimentado Porfirio Muñoz Ledo solo esbozó una irónica y sarcástica sonrisa (algo así como ‘¿Y ese muchachito, cómo le hizo?’.

Tampoco vieron con buenos ojos ese nombramiento en el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de Morena, ni en el Consejo Nacional de la 4T.
Además, Erasmo González Robledo tampoco era un lopezobradorista probado, es decir, alguien que hubiera apoyado desde la elección presidencial de 2006 a Andrés Manuel Lopez Obrador.

Sin embargo, ex priista maderense contaba con la bendición de Mario Delgado, coordinador de la bancada de la Cuarta Transformación en el Poder Legislativo.

En realidad, la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública ya no es lo que era en otros tiempos: la Comisión que repartía millonadas de pesos a diestra y siniestra. Eso se acabó con la llegada de la Cuarta Transformación a Palacio Nacional.

De hecho, esta Comisión, antes poderosa e influyente, ahora es conocida como la Comisión del ‘No Hay’. Sí, como aquél personaje interpretado por el comediante Héctor Suárez que repetía con graciosa realidad de la crisis económica ochentera: ‘No hay, no hay’.

Como todos lo saben, en el sexenio de la 4T el presupuesto no se decide en la Cámara de Diputados, sino en el corazón de México, en Palacio Nacional, donde reside el que manda.

No obstante, Erasmo González Robledo ha intentado ‘vender’ su llegada a la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública como un avance en su ruta política. En los hechos, efectivamente, es un paso hacia adelante, pero no hacia donde él cree.

La explicación: El diputado federal maderense se amarró con el grupo de Mario Delgado, brazo derecho del secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard. Sin duda, Erasmo se incorporó a un grupo con mucho futuro político, pero…

Eso no quiere decir que vaya a ser candidato de Morena a la presidencia municipal de Ciudad Madero en el proceso electoral de 2021. Todo lo contrario.

Mario Delgado quería ser presidente nacional del partido de la 4T, pero por lo que se observa Alfonso Ramírez Cuéllar, respaldado por Claudia Sheinbaum y Bertha Luján, se quedará en la dirigencia morenista y operará la elección del próximo año

Alfonso Ramírez Cuéllar también llegó a la presidencia del Movimiento de Regeneración Nacional para ajustar cuentas con Yeidckol Polevnsky -cuyos manejos financieros y políticos siempre fueron sospechosos- y hasta con ‘el revoltoso’ Alejandro Rojas Díaz Durán (los otros dos aspirantes que querían ser los máximos dirigentes del partido).

Se espera, de paso, que mantenga a distancia de la dirigencia a Mario Delgado, cuya influencia radica en el Congreso de San Lázaro.

Ante ese escenario, será muy difícil que el ex priista Erasmo González Robledo consiga la candidatura morenista a la alcaldía de Ciudad Madero.

Si la llegara a lograr, en Acción Nacional se frotarían las manos. Los blanquiazules saben a la perfección que Erasmo es el rival más débil. Le echarían encima toda la maquinaria. Lo harían trizas.

Su mejor escenario es que vaya por su reelección como diputado federal, ya sea por las urnas (lo que amerita un alto riesgo porque el PAN quiere ganar a toda costa el Séptimo Distrito) o por la vía de la representación proporcional (algo que, tal vez, podría conseguir gracias al ‘padrinazgo’ de Mario Delgado).

En el CEN de Morena quieren que las plazas que tienen en sus manos se mantengan bajo su control. No quieren perder ni una sola. Al contrario, desean avanzar a nivel territorial con un mayor número de alcaldías y diputaciones locales y federales. Por tanto, no las van a exponer con candidatos débiles, con múltiples frentes abiertos.

Si Erasmo González Robledo es inteligente, comenzará a buscar su reelección como diputado federal, pero por la vía de la representación proporcional… a fin de evitar cualquier riesgo que lo descarrile en su aspiración política.

Y PARA CERRAR…

Debido a la contingencia sanitaria, todo pinta para que la jornada electoral del 6 de junio de 2021 se convierta en una lucha de estructuras y maquinarias territoriales.

A pesar de que la contienda por las alcaldías siempre despierta pasiones, el escenario más probable -por la persistencia de la epidemia- será el de una regular participación ciudadana en las urnas tamaulipecas.