)
Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > RETOS DE LA ‘NUEVA CUARENTENA’
Columnas: La Talacha

RETOS DE LA ‘NUEVA CUARENTENA’

/ 03 de julio, 2020 / FRANCISCO CUÉLLAR CARDONA

Ahora que Tamaulipas y Nuevo León se han estacionado en el semáforo rojo por el alto número de contagios y decesos por Covid-19, y que los gobiernos han endurecido de nueva cuenta las medidas de confinamiento, enfrentan un problema serio de salud.
Son muy pocos los que creen en la enfermedad, aun cuando los muertos siguen cayendo y los contagios se sigan contando.
Lo decíamos hace días, cómo le van hacer los gobiernos para meter de nueva cuenta a sus casas a la población, sobre todo ahora que la gente ya le perdió miedo al virus y no está dispuesta a volver a encerrarse.
Tamaulipas entró a una etapa critica, y como lo advirtió el gobernador Cabeza de Vaca las camas y los ventiladores están por terminarse y los hospitales van camino al colapso.
Este jueves, en Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, pidió disculpas a la ciudadanía luego que volvió a ordenar el cierre de empresas no esenciales, de parques y restaurantes; y con muy poca sensibilidad reprochó que la gente
si se hubiera quedado en casa, no se estuviera viviendo este pico de contagios.
El tema es que desde un principio, cada quien a su entender instrumentó y operó sus estrategias. Desde el gobierno federal, fue tanto el desdén que dejó solos a los estados y a los gobernadores con el problema. Todos politizaron el problema
y jamás se imaginaron que en su egoísmo estaban poniendo en riesgo
la vida de los mexicanos. Ahora que tienen la lumbre en los aparejos, están hablando de emergencias clamando ayuda y repartiendo culpas sin admitir sus fallas.
De acuerdo a los pronósticos de científicos y especialistas que saben del coronavirus, dicen que México superará a Francia e Italia en muertos, incluso que podría llegar a competir con Brasil en contagios. Opinan también que México podría llegar al pico de casos en la navidad y que sería el único país rezagado en el mundo en el cambate al virus.
Los gobiernos locales están ante un problema de salud mayúsculo, y eso los compromete a operar un plan emergente efectivo y sin egoísmos. Organizaciones civiles armaron una lista de sugerencias para los gobiernos en este nueva emergencia:
Primero, que afinen un plan de ayuda integral hacia la población, como es la condonación de pagos en servicios como agua, luz, gas, predial y que haya una suspensión temporal de deudas a bancos y pagos de impuestos. Así lo hizo el gobierno de El Salvador, y pese a sus limitaciones presupuestales, logró hasta ahora, buenos resultados.
Segundo: que se habiliten más hospitales Covid, con personal médico y medicinas para enfrentar la ola de enfermos que van a necesitar ser hospitalizados.
Y lo más importante para que enfrenten esta crisis de credibilidad que enfrentan los gobiernos, están obligados a afinar un discurso convincente y directo para que la ciudadanía les crea, porque si no hacen, de nada va a servir cualquier sacrificio que hagan.