)
Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > Es su imaginación señor Alan Poe
Columnas: Crónicas de la calle

Es su imaginación señor Alan Poe

/ 09 de julio, 2020 / Rigoberto Hernández Guevara

La imaginación es un viaje sin límite. Es un extraño viaje. La imaginación es el mundo invisible que habitamos, es una recuperación de objetos extraviados, objetos que nunca estuvieron en nuestras manos. Es nuestro mundo más nuestro a cada rato. El que inventamos.

Por error se descubrió América. Hay errores de la imaginación que se vuelven geniales y otros funestos. La cruel realidad compuesta por el mundillo de personas que la imaginación crea en la noche.

La imaginación encubre el día. La imaginación es también un día completo, sin embargo el mundo es éste, el imaginado mientras alguien estaba en el baño. Ni quién escuchó supo si se quebró un vidrio o  nos atacaron a botellazos imaginarios.

En la ola imaginaria puedes ir y venir en bicicleta, a pie puedes ir, en avión. Puedes hacer que te regalen un helicóptero, hacer una fiesta donde los estén regalando. Todo es posible con el mínimo esfuerzo.

La mente en blanco es también imaginarla. Y volverla a imaginar hecha pedazos. Debería haber una escuela para imaginarnos en las noches de tormenta. Aprender a leer en la imaginación, leer las manos, vivir en ese mundo extraoficial y extraño.

Luego también la imaginación es un oficio, un carro que pasa  y escribes o pintas. Te puede que seas cuerdo. Imaginar es un lujo en medio de una trifulca a puñetazo limpio. Carro que sueña. Imagina la caída.

Con el futuro evasivo, el pasado oculto al filo del tiempo, las imágenes dan un repaso a la vieja idea de las fotocopias.

En el batir de plumas, Quetzalcóatl recuerda a los Dioses. La cruel realidad es una serpiente, la imaginación huye de la idea más próxima. Un mueble cae de su mueble en la estación de la noche. En este cuaderno la imaginación no existía por ejemplo.

Hay imaginación en la luz y en la oscuridad la imaginación recrea sus propias guerras internas. Hay algo de soberano en la oscuridad de las ideas.

Con el tiempo te vuelves lo que otros imaginan. Una caricatura descrita de lejos, una fotografía vieja te vuelves en la pared, si alguien te recuerda eres una imagen a la distancia.

Libres, las imágenes son especies plasmadas con colores. Gigantescas figuras que caben en la palma de la mano. Ruidos de ideas que se desgranaron con sólo escucharlas. Las imágenes son la vida cinematográfica que proyectamos y en una pantallota que a nadie le interesa. Por si queremos sentirnos importantes.

La imagen es la patria que se venera. Hecha de imágenes el rostro gesticula y los pasos desean ir a todas partes. Estás en la banqueta.

En la mente dominan las imágenes, las palabras que contiene se ven con los ojos azules. Se pone el mejor traje. Es la mejor noche. El viaje amenace.

Las imágenes evocan y evaporan. El tiempo las rescata de una noche de luna. Dicen que junto a un lago la imagen ya nunca vuelta ser la misma.

Uno imagina el antiguo lago de Tamatán. Y lo que imagina tal vez sea el recuerdo del niño que imaginó una nieve en ese lago lleno de patos. Uno recuerda a ese niño de cabellos parados, de un pasado inexistente. Qué tiene señora. Así es uno a veces de mentiroso.

Comoquiera escuchaste al perro que no ladraba y te dijeron que no era nada. Fuiste a ver una sombra y estabas solo. No había otro cuarto. Fuiste tu, imaginando que eras Edgar Alan Poe.

HASTA PRONTO.