)
Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > Las chicas super poderosas
Columnas: En Boca de Todos

Las chicas super poderosas

/ 09 de julio, 2020 / Guadalupe Escobedo Conde

A Susana se le hace poco caso, tiene más de cien días hablándonos de cómo comportarnos en sociedad y practicar el distanciamiento físico para evitar contagios de coronavirus, hasta nos dio su número de whatsapp para que le consultáramos cualquier cosa, pero ya no puede sola, así que ahora le han mandado un ejército de amigas, que junto con ella están dispuestas a combatir la pandemia e infomedia y los demás males de salud que ahorita nos acechan.

La heroína de la Distancia, que muchos ya estaban olvidando, no estará ya sola en esta lucha, llegan más figuras femeninas para acompañarle: Refugio, Prudencia, Esperanza y Aurora, y todas juntas conforman el Escuadrón de la salud, con este, el sector público de salud federal busca reeducar a la comunidad para la nueva normalidad.

Cada una tiene una tarea específica y como en las fichas del parchis, cada una viene con un color, lema y meta, Refugio de rojo, viene con pelo canoso y su rúbrica es el “quédate en casa”, dicen que tiene super poderes para los cuidados máximos; Prudencia viste de naranja, es discapacitada y su misión es evitarnos salir de casa; Esperanza en amarillo, se describe como “muxhe” (varón con vestimenta femenina) aparece para cuidarnos en el retorno a las actividades, y Aurora en verde se dibuja como “queer” (sin identidad de género), luchará por evitar el rebrote del coronavirus.

Aunque la intención es hacer de las cinco fantásticas un equipo multidisciplinario, plural e inclusivo, los nombres femeninos refuerzan la gran carga que en todos los ámbitos se asume para la mujer. Quizás el grupo publicitario que comunica todas las tarde la situación de la pandemia, sabe que la mujer inspira más confianza en temas familiares y cuidados de la salud o gráficamente les venía mejor retratar los simbolismos de buena voluntad en mujeres.

Sin embargo, la disonancia cognitiva, se acentúa por la falta de sensibilidad que tiene la actual administración para atender los temas con visión de género, sin políticas públicas bien definidas y retirando apoyos a programas y acciones dedicados a las mujeres. Estas angeladas super poderosas, no tienen al “Charlie” que las promueve de su lado.

Con esta publicidad subliminal, de nuevo la 4T cosifica las tareas de las mujeres, haciéndolas responsables de la movilidad social, el cuidado en casa y la atención a la salud.

“Seguir las recomendaciones de Refugio, hacer ajustes como dice Prudencia, guardar siempre la Sana Distancia, para tener Esperanza, para que todos juntos como sociedad lleguemos a Aurora” es el galimatías dicho por Ricardo Cortés, de promoción de la salud, en la presentación oficial y ante la sociedad de las mujeres caricaturizadas de heroínas para combatir la pandemia.

En la intención de visibilizar a las minorías o poblaciones vulnerables, reafirman las conductas de un sistema patriarcal que somete a las mujeres, como dice el presidente, a responsabilizarse de la “fraterna familia”, son ellas el escudo que deberá contener la movilidad social en la lucha para parar contagios y las garantes de la nueva realidad.