)
Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > Yo ya perdí a alguien…
Columnas: CONFESIONARIO

Yo ya perdí a alguien…

/ 10 de julio, 2020 / MELITÓN GARCÍA DE LA ROSA

Como pasaba con la inseguridad allá por el sexenio de Eugenio Hernández Flores y Egidio Torre, hoy con la pandemia del Covid-19 hemos pasado de “me dijo un amigo que a un conocido de él le platicaron que enfermo y murió del Coronavirus”, a tener que padecer el contagio más de cerca a estremecernos con la muerte de amigos y seres queridos.

Así es mis queridos boes, el virus parece fuera de control, pero lo que no parece fuera de control, sino que está de hecho fuera de todo control es la falta de responsabilidad de buena parte de los tamaulipecos y en general de mexicanos que simplemente azuzan a la muerte como si fueran inmortales.

Antier la Secretaría de Salud Estatal reveló que la ocupación hospitalaria en Tamaulipas está ya al 50 por ciento, lo que indica que si esto no para pronto, en unas semanas no habrá espacio para atender en los nosocomios designados expreso para el Covid y tampoco en el resto.

En Victoria, el área de quemados del Hospital General fue habilitada para atender enfermos Covid, lo que al principio no estaba en la estrategia, eso significa el tamaño que está asumiendo el problema.

Esta semana, las propias autoridades de Salud, lanzaron la convocatoria para contratar de manera urgente médicos y enfermeras, así como otros especialistas para ayudar a enfrentar la pandemia en Tamaulipas.

Y es que el frente de batalla ha sido de diezmado de dos formas por el virus, la más lamentable es la que ha contagiado a enfermeras y enfermeros, médicos y especialistas, no son pocos los que han perdido la vida en la frontera y en el sur sobre todo.

Por eso la urgencia de reponer esas plazas que están vacantes en la primera fila de la batalla contra el Coronavirus.

Pero además del virus, hay que decirlo tal cual, muchos integrantes del personal médico ha tenido que irse de licencia, porque están viejitos, porque son diabéticos e hipertensos, o algunos que simplemente no quieren exponerse al contagio.

Ayer en Tampico personal de salud tenía tomadas las instalaciones administrativas del Hospital Carlos Canseco, exigiendo licencias para no estar trabajando con enfermos Covid y seguir en sus casas.

Con todo y estas noticias, la gente sigue saliendo a la calle sin prevención, siguen haciendo fiestas clandestinas y esparciendo el virus sin darse cuenta.

¿Qué ha pasado con el miedo que al principio todos le teníamos al Covid que nos mantenía en aislamiento y embarrándonos gel anti bacterial cada dos minutos?, no me lo explico.

Pero es obvio que ocurrió algo que está volviendo a buena parte de la sociedad muy temeraria, porque en verdad a nadie parece haberle importado que los pronósticos más positivos en cuanto a números de casos para Tamaulipas hayan quedado atrás y ahora parece que nos urge estar en el peor de los panoramas.

Los primeros días de abril, Gloria Molina, la secretaria de Salud decía que si nos portábamos bien, como lo hacíamos entonces, Tamaulipas podría lamentar solo unas 394 muertes y 10 mil 312 casos positivos.

Pero hasta ayer, los muertos oficiales, ya eran 625, sin contar varias docenas de defunciones que son sospechosas aún, lo que quiere decir que ese pronóstico ya se rebasó en un 100 por ciento.

Y aunque los contagios oficiales aún no superan el pronóstico más alentador, la realidad es que los oficiales ayer eran 9 mil 379, pero en estudio hay casi tres mil casos, lo que indica que también ya se rebasó ese pronóstico.

Sucede que ayer hubo más contagios que nunca, al ser reportados 405 nuevos casos y 26 muertes.

Ayer también, estuve en el Registro Civil en Victoria y las actas de defunción a causa del Covid son altamente demandadas.

También ayer leímos que los crematorios en la zona sur y en la frontera están rebasados, hay fila de cadáveres y hemos visto por lo menos en Reynosa y Tampico que afuera del IMSS ya han muerto personas en la banqueta.

De verdad, al paso que vamos en Tamaulipas rebasaremos incluso el peor de los escenarios planteados a la llegada del Covid que es de 35 mil 715 contagios y 1 mil 550 muertes.

En el país las cosas están peor, y no lo digo solo por los números, sino porque mientras en Tamaulipas y en general en los Estados los gobernadores insisten en advertir el gran peligro de la pandemia, los de la 4T insisten en asegurar que la curva está aplanada, llaman a su estrategia un éxito y eso creo que ha ayudado a que los irresponsables se multipliquen.

Ayer una vez más se rompieron los récords de contagios para una jornada con 7 mil 280 casos para superar los 282 mil. Mientras que se reportaron 730 muertes y ya suman 33 mil 526.

No hay que olvidar que los López, Gatell y Obrador pronosticaban 6 mil muertos; eso ya se multiplicó por 5 y no cede la curva. Obviamente nos dirigimos a una gran tragedia.

Esta tragedia por cierto, será, no me queda duda, tema central en la campaña del 2021, el cómo tome la opinión pública la actuación de los tres niveles de gobierno el saldo, que será mortal, tendrá sin duda un impacto en reelecciones de alcaldes, mayorías en el Congreso local y federal. Comentarios: meliton-garcia@hotmail.com Twitter: @melitong