)
Victoria
Estás en: Expreso > Victoria > Se avecina lío por agua

Se avecina lío por agua

Apura a la IP  regia, aterrizar uno de los dos proyectos para garantizar agua a Monterrey; uno sería extraerla de la Cuenca del Pánuco; otro con un segundo acueducto la presa de El Cuchillo,...

/ 15 de julio, 2020 / Antonio de la Cruz

CIUDAD VICTORIA, TAMAULIPAS.- Ya se empiezan a registrar los primeros barruntos de la  guerra  por agua  que protagonizarán   Nuevo León y Tamaulipas, luego de que el vecino estado insiste en aterrizar uno de los  dos proyectos que afectarían a nuestra entidad para garantizar el abasto de la ciudad de Monterrey hasta por 30 años.
Si bien los llamados proyectos Monterrey V y Monterrey VI,  actualmente están fríos  por el  gobierno de Jaime Rodríguez, que los rechazó por caros.
Hay sectores regios que insisten en que esas obras  sin impostergables  para garantizarle el agua potable a  la capital regia por las próximas décadas.
Al inició de su gobierno el llamado “Bronco”, canceló el inició de la obra de construcción del Monterrey VI, que  había sido aprobada por el gobierno federal y hasta licitada.

Sería el acueducto más costoso del país
Llevar agua del Río Panuco a la ciudad de Monterrey, a través de un acueducto de 365 kilómetros que cruzaría los estados de Veracruz, San Luis Potosí, Tamaulipas y Nuevo León, tení un costo en  2018 de 14 mil 161 millones de pesos,  por lo que se  convertiría en la obra de este tipo más grande y costosa de México.
El proyecto Monterrey VI,  consiste en construir un acueducto desde Tampaón, San Luis Potosí, hasta la presa Cerro Prieto en Linares, cuya obra cruzaría por los cuatro estados.
Información del proyecto difundido por la Comisión Nacional del Agua, detalla que para ello, se  instalaría tubería de 84 pulgadas de diámetro en  365 kilómetros, por lo que cruzaría por  26 kilómetros del estado de San Luis Potosí, 4 kilómetros por Veracruz, 334 kilómetros por Tamaulipas y 21 kilómetros por Nuevo León.
Por Tamaulipas la línea del acueducto cruzaría por 10 municipios del estado que son: Mante, González, Xicoténcatl, Llera, Casas, Victoria, Güémez, Padilla, Hidalgo y Villagrán.
En este trayecto serían instaladas seis estaciones de bombeo a lo largo de  365 kilómetros, que permitirán conducir 5 mil litros de agua por segundo por esa línea, la cual descargaría en la estación de bombeo del acueducto Cerro Prieto- Monterrey.
Cabe señalar que el proyecto contempla  instalar una toma en el municipio de Victoria, para utilizarse en caso de emergencia por sequía, con la finalidad de apoyar con mil litros de agua por segundo a la capital del estado en temporada de estiaje, por lo que sería el único municipio que se beneficiaría con esa obra en caso de que se construyera.

Obra afectaría medio ambiente
En Tamaulipas, desde que se  difundió  que podrían realizar esa obra, provocó que grupos de ambientalistas de la zona conurbada de Tampico, Madero y Altamira,  expresaron su rechazo a la construcción, debido a que consideran que  causaría graves daños al medio ambiente en un futuro cercano.
Uno de los principales opositores a la construcción del acueducto son  miembros del Consejo Ciudadano del Agua del Estuario del Río Pánuco, que afirman que esa obra afectaría gravemente al sur de Tamaulipas.
El organismo detalla que existen inconsistencias en  datos hidráulicos que se manejan oficialmente, pues pese a informar que al año desembocan 13 millones de metros cúbicos al mar, en realidad la cantidad es mucho menor, según observaciones históricas que se han realizado por 46 años.
El proyecto, detalló que, sólo se podrá realizar de forma viable si se construye una presa aguas arriba donde se pretende ubicar la captación, ya que por  ocho meses los escurrimientos se ubican muy por debajo de las escalas que prevé el plan .
Realizarse el proyecto sin la construcción de una presa peligra el abastecimiento de agua para el sector agrícola, pues la cuña salina, nivel de agua marina dentro del afluente, podría extenderse más en el río, afectando también el ecosistema del mismo y dañando su actividad pesquera.
Según Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey, el proyecto  está terminado, desde el año 2017 y fue presentado por el gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, ante la Comisión Nacional del Agua, donde se autorizó su construcción a partir del año 2018, pero el actual gobernador de Nuevo León, lo canceló, pero por presión de la IP regia no se descarta revivir ese proyecto.
Hace dos años el costo de esta obra era de 14 mil 161 millones de pesos,  que  sería financiado por el Fondo Nacional de Infraestructura del gobierno de Nuevo León, hasta por 3 mil 078 millones de pesos, más un crédito otorgado por un grupo de bancos que incluía a la banca de desarrollo, organismos financieros internacionales y con capital del consorcio.
El proyecto garantiza el abastecimiento hídrico para el consumo humano para la zona metropolitana de Monterrey, en una primera etapa, con la construcción de un acueducto de 365 kilómetros, con capacidad de conducción de hasta 5 mil litros de agua por segundo, que garantizaría el abasto de agua potable de los habitantes de Monterrey, durante los próximos 30 años.

Monterrey V quitaría agua a agricultores de Tamaulipas
Otro de los proyectos que se buscaría revivir  el gobierno de Nuevo León, es el Monterrey V, que es otra alternativa para llevar agua a la capital del estado regio, que consiste en construir una segunda línea del acueducto desde la presa el Cuchillo, situación que preocupa a agricultores de Tamaulipas del Distrito 026, ya que los despojaría de agua que usan para el riego de sus parcelas.
El proyecto consiste en conseguir que la Comisión Nacional del Agua, otorgue una concesión  para extraer 145 millones de metros cúbicos más al año de la presa el Cuchillo, ubicada en el municipio de China, de la cual ya extraen 150 millones de metros cúbicos para enviarla por el acueducto a la ciudad de Monterrey.
Esa situación dejaría sin agua a los productores de sorgo y maíz, de la región del Distrito de riego 026, ya que los excedentes de la presa el Cuchillo, que son enviados año con año a la Presa Marte R. Gómez, para el uso agrícola.
Cabe destacar que los productores de Tamaulipas, eran los concesionarios del uso del agua de la cuenca del Bajo Río San Juan, con la cual anteriormente se llenaba la presa Marte R. Gomez, pero  al construirse el Cuchillo, fueron despojados de esa agua y ahora solo se llena con lo que sobra de la presa que está en el vecino estado, la cual tiene que garantizar el abasto de agua por lo menos para dos años y otorgar a los agricultores el agua restante.
Cabe señalar que, en este Distrito de Riego, los productores utilizan el agua para el riego agrícola de más de 66 mil hectáreas y son cerca de 5 mil productores los que se benefician y cuentan con la concesión.
 



¡No te lo pierdas!
Deja un comentario