)
Frontera
Estás en: Expreso > Frontera > Despertó Hanna la solidaridad en Reynosa

Despertó Hanna la solidaridad en Reynosa

Ciudadanos y organizaciones se volcaron en apoyo de las personas que resultaron afectadas por el paso del huracán

/ 31 de julio, 2020 / Alfredo Peña

CIUDAD VICTORIA, TAMAULIPAS.- .-El paso del fenómeno meteorológico Hanna en la ciudad de Reynosa, trajo consigo un enorme desastre para habitantes de 45 colonias que lo perdieron todo y fue aquí, en este momento en que la cara de la solidaridad y empatía surgieron con cientos de personas que se unieron para ayudarlos de diferentes maneras.

“Fue algo de asombro porque no hubo gente que no se apuntara para querer ayudar de una u otra forma” aseguro Abel Amaya, integrante de un grupo de voluntarios denominado “Dragones Nacionales”.

“Antes, la gente no era tan solidaria aquí, ahora con esto de la pandemia del COVID-19, que empezaron a ver muchas muertes, que murieron vecinos, amigos ó familiares como que la gente se le ablandó el corazón, se hizo más dadora, más bondadosa y el dia de la lluvia hubo muchos que hasta se quitaban su camisa para dársela al desprotegido”.

Amaya es uno de los cientos de personas que forman un grupo voluntario y que entre sus integrantes hay desde albañiles, pintores, cargadores, electricistas, hasta abogados, profesores y doctores”.

Si importar nivel social o educativo todos los integrantes se coordinaron y con dinero de su bolsa y herramientas propias se activaron a sacar a las gentes atrapadas mientras que las autoridades no se decidían por dónde empezar .

“Esta nuestro compañero Alejandro Alejo ‘Puma’ que aportó su lancha para empezar a sacar a minusválidos, niños y señoras grandes, ¡y pues claro!, a todo aquel que lo necesitara”.

La gente también no espero a la respuesta de las autoridades y poco a poco empezaron a ayudar y aportar de diferentes maneras.

Los comerciantes pequeños, grandes y hasta empresarios buscaron al grupo para entregarles comida, pañales y líquidos.

Y bromea, “hubo un comerciante que llegó a preguntar si habría problema si donaba cien platillos de cabrito del negocio que tiene y pues todos nos reímos”.

A la ayuda se sumaron grupos de jepperos que también con su dinero elaboraron diversos platillos y acudir a entregarlos en zonas incomunicadas.

“Ahora que los tianguis están cerrados muchos de los tianguistas llegaron con ropa y pañales para la gente. Fue algo extraordinario”.

En lo que respecta a “Los Dragones” hicieron un conteo de por lo menos 5 mil platillos durante los tres días de contingencia.

En tanto los jepperos fue también en millares.

“Comida hay y mucha, es grandioso como la gente está respondiendo” recalca.

“Hubo mucha gente que no se quería salir de su casa por miedo a que le robaran las pocas cosas y mientras las autoridades les llevaron comida a los albergues muchos grupos civiles fuimos hasta el sitio de la inundación para que comieran y estuvieran tranquilos.



¡No te lo pierdas!
Deja un comentario