Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > Fiu fiu, usted de azul y yo a su lado
Columnas: En Boca de Todos

Fiu fiu, usted de azul y yo a su lado

/ 12 de enero, 2018 / Guadalupe Escobedo Conde

El movimiento mundial que encabezan las actrices de Hollywood para parar el acoso sexual laboral centra en el debate mediático a la mujer de todos los niveles, que se sienten acosadas, las poderosas voces de las mujeres que presumen su hermosura con escotes y transparencias que no dejan nada a la imaginación, pero vestidas de negro, contrastan con lo expresado por artistas e intelectuales francesas, que si saben de galantería y se oponen al movimiento #MeToo.

De este lado del globo son 300 las ofendidas que publicitan su activismo con Time’s Up, de aquel lado son 100 las que formaron un colectivo para poner alto al “puritanismo”, publicaron que “La violación es un crimen. Pero la seducción insistente o torpe, no es un delito, ni la galantería una agresión machista”. Pero en el mismo medio, en Francia otras 30 mujeres feministas responden a las divas connacionales sobre tan polémico tema: “intentan volver a echar el manto de plomo que habíamos empezado a levantar” acusan.

El debate que inició el pasado año y continua en este, es un espectáculo que se acrecienta precisamente con las féminas que han vivido de su apariencia, les guste o no, la más vieja fábrica de estereotipos por años ha sembrado el mal ejemplo de hacer ver a la mujer solo como objeto sexual, objeto del deseo. Y traspasando las pantallas, en la intimidad de una selfie, o una instantánea para sus redes, las actrices de Hollywood, con muchos seguidores, fans hombres y mujeres, retratan la idea de que “la que enseña más, vende más”.

Como bola de nieve, los autorretratos van de celular en celular y otras mujeres fascinadas con exponer su imagen dan rienda suelta a su exhibicionismo retratándose como artistas, ahora la moda son las “belfies” que se interpretan como autorretratos de la retaguardia, con apenas un hilo de ropa, enseñan hasta el occipucio, pero arquean la ceja si levantan pasiones. Las damas antes decían: la que se ríe se lleva y el hombre llega hasta donde la mujer lo permite.

En México, donde se dan los más ingeniosos piropos hacia las mujeres, y también para los hombres, no podemos borrar del léxico las cómicas frases de “adiós, cuerpecito de uva” “tanta curva y yo sin frenos” “se están cayendo los ángeles del cielo” y muchas más que mejor ya no replicamos.

Finalmente, el debate sigue y lo más importante es que no deje de visibilizarse el acoso, en cualquiera de sus manifestaciones por más leve que sea, falta mucho por hacer para detener las agresiones verbales y físicas que sufren muchas mujeres, las más vulnerables por condiciones de marginación, económicas o emocionales, las más indefensas que hasta para mantener un trabajo son silenciadas, el tema debe seguir, sin caer en el “puritanismo” ni tampoco en el más falso de los feminismos. Respeto en igualdad, ni más ni menos.

En Boca Cerrada
Ellos, sí, solo ellos, los hombres de la política hacen y deshacen a su conveniencia los reacomodos del poder, no importa que tan mal este la República, el club de Tobi mueve sus piezas para mantenerse en las más redituables posiciones del gobierno, las aspiraciones de OSORIO mueven como fichas de dominó a MIRANDA, CAMPA, NAVERRETE, y de ahí a funcionarios de segundo y tercer nivel, igual en las entidades, los enroques se hacen para pasar del ejecutivo al legislativo y así cuidarse las espaldas, cuando se ofrezca. Y todavía se auto complacen aplaudiéndose entre ellos.

En la nube
#CampañasAtipicas.- Son iguales, con los mismos actores políticos, pero las campañas que vienen tienen a sus otrora poderosos estrategas en prisión, de todos los partidos políticos hay políticos enfrentando procesos judiciales, por lo que habrá más deslindes que de costumbre.

@LupitaEscobedoConde