Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > ¿Dónde están los políticos?
Columnas: Llera... siempre es noticia

¿Dónde están los políticos?

/ 13 de junio, 2018 / Othón villarreal

Aunque usted no lo crea pero la clase política poco a poco se acaba en Tamaulipas y la gente aquella que sabía motivarla, interesarla y sacarla adelante podríamos decir que poco a poco se ha ido alejando de ella y para botón de muestra ahí tenemos Llera donde los partidos políticos nada o muy poco hacen por rescatarla y ponerla en movimiento muy a pesar de que estamos en vísperas de una elección constitucional que hablando en plata limpia a muy pocos interesa, salvo a los candidatos, sus comités de campaña y pocos seguidores.

  De ahí para el real, Nada.

  Por lo tanto, pregunto, ¿Qué nos pasa?
  Bueno con decirles que ni enfermarse quieren al menos para hacerla de tos y lograr que el vecino nos lleve hasta la cama un café con su respectiva pieza de pan.

  En fin será la jodencia, la falta de interés social o de plano nos vale madres y una pura con dos de sal pero el caso es que ya no nos visitamos, bueno ni para adornar la
plática con un tequilita o una cervecita.

  Ojalá una santa voz lograra respondernos la siguiente pregunta que anda de boca en boca por todo lo ancho y largo de Tamaulipas ¿Dónde está el dinero?.

  Pues mire usted cada vez que salgo de casa y me encuentro con algunas personas lo primero que me preguntan es precisamente eso ¿Dónde está el dinero?.

  Circulando, circulando, respondo.

  Si es así ¿entonces por qué estamos prácticamente en la bancarrota?
  Bueno no es que estemos fregados lo que pasa es que todo está rete caro que no rinde gran cosa y cuando mucho alcanzamos a cubrir lo necesario para vivir más o menos bien.

  Pero además nos faltan fuentes de trabajo al grado que solo vivimos de lo tradicional con decirles que hasta “los chismes han escaseado”.

  Miren ustedes, les digo:
  Hasta los años noventa del siglo pasado el pueblo todavía se defendía económicamente y después poco a poco la riqueza se fue evaporando al grado que hoy se podría decir que una tercera parte se encuentra en el extranjero, otra tercera parte está resguardada en las instituciones bancarias y la tercera es la que circula diariamente en el país.

  Ahora bien un breve paso hacia el reciente pasado nos conduce a presumir que la economía que nos permitía soñar en un halagador futuro poco a poco se vino para abajo y si mal no recuerdo el desequilibrio vino precisamente con el cierre de nuestra floreciente Planta de Cítricos que autorizó el entonces presidente Carlos Salinas de Gortari y cuyo fatal acontecimiento imposibilitó a nuestro pueblo seguir cosechando triunfos económicos.

  Fue un “golpe bajo” que Salinas de Gortari le dio a nuestro pueblo, olvidándose de aquel gran favor  que Llera le hizo cuando se vino a refugiar a una conocida huerta limonera de la región para eludir la persecución y orden de aprehensión en su contra decretada por el entonces presidente de la república en turno, pues Salinas era estudiantilmente un perseguido político.

  Después nos hundió más todavía cuando ordenó el cierre del Banco de Crédito Rural y prácticamente expulsó del municipio a la banca privada que principiaba a ganar triunfos económicos millonarios en la región en tanto el campo citrícola y ganadero se caía.

  A partir de ese entonces Llera comenzó a sobrevivir  por inercia y aunque ahí la llevamos nuestro pueblo pudo lograr mucho más pero las ambiciones y malas políticas detuvieron su desarrollo económico, industrial, agrícola y ganadero.

  Aun así ahí la llevamos.

   HASTA MAÑANA Y BUENA SUERTE