Frontera
Estás en: Expreso > Frontera > Abren a migrantes las ciudades texanas

Abren a migrantes las ciudades texanas

Aunque el gobierno de Donald Trump ha declarado abiertamente que no permitirá el paso de la caravana de hondureños, alcaldes de la frontera aseguran que no se les puede impedir el paso ni negarles atención

/ 28 de octubre, 2018 / Rosy Pereda Rangel

MATAMOROS, Tamaulipas.- El avance de la caravana de miles de hondureños por territorio mexicano hacia los Estados Unidos incrementa las amenazas del presidente Donald Trump de aumentar la presencia policial e incluso militar en su frontera.

Sin embargo, al mismo tiempo alcaldes de ciudades fronterizas del sur de Texas advierten que los migrantes no pueden ser detenidos, pues pueden cumplir con el trámite de refugiados, lo que les permitiría permanecer en ese país de manera legal.
En Matamoros desde el arribo de mayor número de cubanos en julio pasado en los límites de los puentes internacionales se instalaron agentes de Aduanas y Protección Fronteriza para asegurar que solo quienes cuentan con visa o pasaporte lleguen a sus instalaciones.

Mientras que desde hace días según algunos fronterizos, ya hay presencia de cuerpos especiales que hacen ejercicios de protección en los cuerpos principales de los puentes.

Según los datos entre Reynosa y Mc Allen, así como entre Matamoros y Brownsville, unidades de respuesta inmediata realizan ejercicios de entrenamiento, lo que no se realiza de manera continua por lo que se pudo conocer.

Durante la última semana, agentes federales de Aduana y Protección Fronteriza, (CBP por sus siglas en inglés) llamaron la atención los operativos de entrenamiento y capacitación en la frontera de Estados Unidos, ante el arribo de los migrantes centroamericanos en los próximos días.

Los elementos de Aduanas portan equipo táctico y armas, realizan ejercicios tácticos en el lado americano de los puentes Reynosa-Hidalgo y Gateway-Puerta México en Matamoros.

Durante el tiempo en que duran las acciones de entrenamiento y capacitación con la unidad especial de respuesta para resguardar la seguridad de la frontera, los carriles de acceso en ambos sentidos se paralizan temporalmente, por lo que ciudadanos se mantienen esperando en la fila de inspección.

Se prevé que en los próximos días arriben a la frontera del país, 800 elementos del Ejército estadunidense, quienes darán apoyo técnico a la patrulla fronteriza y evitar que los migrantes busquen cruzar de manera ilegal por la frontera.

MCALLEN NO CERRARÁ LAS PUERTAS
Pese a las reiteradas amenazas del Presidente Donald Trump de que cerrará las fronteras para evitar el paso de la caravana de migrantes a Estados Unidos, el Alcalde de McAllen, Jim Darling, aseguró que eso no es posible y que las personas que lleguen podrán pedir asilo.

Darling, que no está afiliado a alguno de los partidos, refirió que en 1960 se firmó un tratado, que se reiteró con algunas legislaciones en los 80, y que establece el procedimiento a seguir en esos casos.

“Si alguien llega a la frontera y pide asilo y dice ‘tengo miedo por mi vida’”, explicó, “tenemos que procesarlos a las Cortes de Migración, y van a pasar por un proceso similar al que pasa la gente cuando pide visa desde México.

“Si no se llenan los criterios… se tiene que regresar”.

Sin embargo, el Alcalde texano destacó que serán afectados por los que lleguen del contingente de 7 mil centroamericanos que avanza por Chiapas.

Regularmente, una vez aceptada a trámite la solicitud de asilo, los migrantes son trasladados en camiones a los centros de detención y después son llevados a la central de autobuses para que sigan su camino, quedando pendientes de presentarse ante las autoridades cuando se les requiera.

“No queremos que se vayan a quedar a dormir en las puertas o en las calles, así que tratamos de suministrar albergues para ellos, y eso cuesta hasta un millón de dólares”, señaló.

EMPEZARON CON LOS CUBANOS
Desde julio pasado en las instalaciones del Puente Nuevo y Puente Viejo en Matamoros se instalaron al iniciar el lado estadounidense dos puntos de revisión de agentes de Aduanas y Protección Fronteriza para evitar el paso de migrantes en busca de asilo.

En esta frontera fueron cubanos, brasileños, hondureños e incluso africanos quienes comenzaron a llegar buscando asilo o protección del Gobierno de Estados Unidos.

Su llegada a los puentes internacionales donde instalaron prácticamente campamentos alerto a las autoridades migratorias de Estados Unidos quienes pusieron los primeros filtros, ahí los agentes no permitían el cruce a quienes no portan visas o pasaportes norteamericanos.

Desde hace unas semanas, los ciudadanos de Centro, Sudamérica, el Caribe e incluso de África ya no permanecen en los puentes, ahora esperan su turno para solicitar asilo en las instalaciones del Grupo Beta y antes de ello en la casa del migrante.

Sin embargo los agentes federales norteamericanos no se han retirado de los cruces internacionales.

REFORZARÁN LA FRONTERA
El pasado mes de abril un total de 250 elementos de la Guardia Nacional llegaron a Texas para instalarse a lo largo de la frontera con México su objetivo: reforzar las tareas de la Patrulla Fronteriza para evitar el ingreso de migrantes y contrabando.

Y es que la región comprendida por los condados Cameron, Willacy, Hidalgo y Starr es la que más ingresos de inmigrantes indocumentados registra en los últimos cinco años.

En los datos proporcionados en ese momento por la Patrulla Fronteriza por el Valle del Río Grande ingresaban en promedio más de 130 familias de migrantes, una cifra que iba en aumento, al igual que el de menores no acompañados.

Para el 9 de abril en la frontera de Miguel Alemán con Roma, Texas se instaló el primer punto de vigilancia de la Guardia Nacional con aproximadamente ocho elementos.

La presencia de la Guardia Nacional prácticamente se había mantenido en el olvido para la población fronteriza hasta el 13 de octubre cuando la caravana con miles de personas salió de Honduras con destino a los Estados Unidos y el presidente Donald Trump anuncio la movilización de más elementos a la frontera sur.

De acuerdo a los tuits del presidente estadounidense se alistan alrededor de 800 elementos del Ejército estadounidense para reforzar las entradas a ese país a través de los puentes internacionales que comparten con México.

SÓLO SEGURIDAD
El alcalde de Matamoros, Mario López Hernández al preguntarle sobre la posibilidad del cierre de los puentes internacionales, aseguró que para una acción de este tipo se requieren acuerdos binacionales, pero dejó en claro que lo que si puede hacer el gobierno de Estados Unidos es incrementar la seguridad.

Insistió en que en Matamoros se dará atención a los miles de hondureños que viajan en la Caravana aunque se desconoce si ocuparán de esta frontera para su intento de cruce a Norteamérica.

“Le daremos atención en alojamiento, comida, atención médica y lo que requieran pues estamos convencidos de que debemos ser solidarios”, precisó.

Solucionará AMLO el problema: Solalinde

Agencias

El sacerdote Alejandro Solalinde consideró que a largo plazo el nuevo gobierno federal, que encabezará el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, podría resolver el problema de la migración hacia Estados Unidos.

Ello, con un plan de desarrollo integral en los lugares de origen, tránsito y destino, dijo el también activista, quien recorrió el campamento improvisado en el municipio de Tapanatepec, Oaxaca, donde descansan los migrantes que integran la caravana que busca llegara al vecino país del norte.

Al dirigirse a un grupo de migrantes centroamericanos, principalmente de Honduras, Solalinde les expresó que “México es su casa, Dios es el único dueño de la tierra y México también es suyo, pero es importante que tengan en sus países de origen oportunidades”.

Aseveró que el movimiento migrante que devino de la pobreza, la corrupción y los malos gobiernos puede ser una oportunidad para los migrantes centroamericanos, y que la caravana abre un nuevo camino en la relación de los migrantes que llegan a su territorio y también con aquellas personas que lo dejan en busca de nuevas oportunidades de vida.

Abre una oportunidad para todos nuestros hermanos, sobre todo para los centroamericanos que son más pobres, pero no menos dignos. El nuevo gobierno tendrá un absoluto respeto”, aseveró el clérigo.

Respecto al destino de la caravana, a la cual calificó como éxodo, y a las dificultades que se pudieran presentar en el camino, aseguró que “la gente está perfectamente consciente de todo y saben de las dificultades”.

Confió que una vez que lleguen a la Ciudad de México, que consideró como “un santuario” para los migrantes, las autoridades podrían ofrecer un trabajo y opciones para los integrantes de la caravana en la que también avanzan niños, personas con discapacidad y mujeres.

Por otro lado, el padre Solalinde opinó que el Instituto Nacional de Migración (INM) tendrá que transformarse, por lo que deberán desaparecer los funcionarios corruptos.

Al señalar a los migrantes dormidos en el pavimento, afirmó que sus condiciones son dolorosas, injustas e inhumanas, “por eso se tienen que generar otras condiciones económicas y políticas para que no vuelva a suceder”.

Más allá de las políticas, los gobiernos deben tener dignidad y sentimientos, pensar en esta gente, respetarlos y no frenar su camino”, expresó el defensor de los derechos humanos de los migrantes.



¡No te lo pierdas!
Deja un comentario