)
Deportes
Estás en: Expreso > Deportes > ‘Jona’ tiene un pasado felino

‘Jona’ tiene un pasado felino

El victorense Jonathan Méndez logró destacar en las Fuerzas Básicas de Tigres y lo recuerda con cariño; en Correcaminos vivió malas experiencias

/ 30 de junio, 2020 / MITCHEL DE LA CRUZ

CIUDAD VICTORIA, TAMAULIPAS.- Jonathan Méndez, es un victorense que pese a sufrir golpes fuertes en su vida, pudo salir adelante en el ámbito deportivo y recuerda con cariño su paso en fútbol profesional.
Aunque no recuerda una buena experiencia en su paso en Correcaminos, si lo tiene en aquellos momentos en los que estuvo en la sultana del norte, donde defendió los colores del equipo de sus amores, Tigres de la UANL.
Disputar torneos internacionales, conocer otros lugares y jugar contra inferiores de equipos de talla mundial, como Manchester United, Sporting de Lisboa entre otros, a “Jona” lo hacen sentir satisfecho más no del todo feliz por no haber podido seguir adelante.
Sin embargo después de su carrera como futbolista profesional, el “barrio” lo esperaba, lo arropó y le ha dado un sin fin de trofeos de campeonatos de goleo así como de torneos de los más importantes de la localidad.
Actualmente, por su trabajo radica en Estados Unidos, y ante la pandemia por el covid-19 las ligas se encuentran detenidas, pero sabe que tiene asegurado un lugar con los Perros de Misouuri, quienes participan en torneos internacionales, donde acuden jugadores ex profesionales de países como México, Honduras, Nicaragua, Colombia, entre otros.

Su inicio
Desde temprana edad, “Jona” comenzó a dar sus primeros pasos en el fútbol de la localidad, en la escuela de fútbol con su primer maestro de fútbol, Agustín “Pánuco” Gómez.
“Empecé desde muy chico, ya tenia ese afán de la pelota, pero yo inicié como portero con el profe ‘Pánuco’ pero ya después me vieron cualidades de cancha y me hizo jugador de campo”, inició la entrevista con Oé! Expreso.
Su sacrificio y ese amor por el fútbol lo hicieron destacar tanto de portero como delantero, aunque después de los 12 años, meter goles se convirtió en su virtud futbolística.
“Entrenábamos en el campo de la SCT, todo mi proceso de chico ahí lo hice y ahí jugamos nacionales, estatales y Copa Gobernadores donde hacia buenas actuaciones, pero ya me gusto más de delantero”.

Su paso
a Tigres
Fue a la edad de los 13 años, en un Nacional cuando Jonathan, dio el visto bueno de varios visores entre los que destacaban, equipos como Chivas y Tigres, aunque los más interesados fueron los “Felinos”.
“En el ámbito profesional, a los 13 años cuando fue el Nacional ahí en Ciudad Victoria jugamos por el tercer lugar y saliendo de ahí se atravesó un señor que ni por mi mente pasaba qué sería un visor. Habló con mis papas, que era de Tigres, quería que me fuera a probar allá y pues me encontraba muy emocionado”, detalló.
Añadió que, “fui de los pocos que seleccionaron y el primero que se me acercó fue el de Tigres, la verdad fue algo muy bonito para mi”.
Previo a irse a Nuevo León, Jonathan entrenó unas semanas con el equipo de Chivas, aunque al final fue Tigres el más interesado, por lo que su destino ya estaba escrito.
“Antes de ir a Tigres, también tuve una llamada para ir a Guadalajara, allá estuve una semana y después regrese. Cuando regreso a Victoria le hablan a mi mamá de Tigres que me vaya a entrenar y estando allá fue cuando ya me dijeron que me quedara”, relató.

‘Un cambio
muy drástico’
Jonathan, mencionó que en ese momento fueron sentimientos encontrados pues tenía que abandonar a su familia para cumplir su anhelado sueño.
“Estaba muy contento y a la vez muy triste, porque tenía que dejar a mi familia pero a la vez era un sueño por lo que siempre luché”.
Detalló que sus padres en ese momento estaban muy felices porque haría lo que ellos querían y por lo que tanto se esforzaron. “La verdad muy contentos, porque ellos se daban cuenta que jugaría en un equipo sobresaliente y creo que fue una satisfacción para ellos”.
Así mismo, el profe “Pánuco” no esperó para darle sus buenos deseos, a quien siempre estará agradecido por los consejos que le daba para que le fuera bien.
“La verdad muy orgulloso el ‘profe’, deseándome lo mejor, me decía que me divirtiera, me daba consejos y yo le hacía caso porque yo se la historia y los reconocimientos que él tiene”.
Después de entrenar con un equipo amateur, el ser parte de una institución importante con una buena infraestructura, fue algo que sorprendió a “Jona”.
“Fue un cambio muy drástico, no era lo mismo que cuando estaba en Victoria en un equipo amateur, acá tenía que llevar una dieta que ellos te daban y tienes que rendir en el campo, en los entrenamientos”, señaló.
A la edad de 13 años, Jonathan Méndez emprendió un vuelo a la sultana, y logró destacar en las diferentes divisiones, donde logró quedar campeón.
“Ahí en Fuerzas Básicas, fuimos campeones de un torneo que ellos organizan en Cuarta División también, de ahí logre brincar a Tercera División y así hasta llegar a la Premier, Sub-17 y Sub-20”.

Un buena
experiencia
“Jona” cuando tenía 15 años empezó a tener altibajos y pocos minutos de juego por lo que empezó a pensar en su futuro, pues ante la inactividad él sólo quería jugar.
“En el fútbol a veces hay altas y bajas, empecé a tener muy pocas posibilidades de juego, era muy poco el juego que tenía y uno quiere tener minutos”.
Correcaminos y Dallas fueron los principales interesados que lo buscaban, por lo que empezaba a tambalearse su estancia con el cuadro “felino”.
“Yo hablé con mi entrenador y con la directiva, con Sinergia Deportiva, para buscar un nuevo equipo y cundo toque el tema me dijeron que había interés de Correcaminos y Dallas”.
Destaca, que de Tigres recuerda muy buenos momentos, sobre todo cuando participaba en torneos internacionales y se enfrentaba a jugadores de otros países.
“La verdad muchas experiencias, el participar en torneos internacionales, que iban filiales de equipos como Manchester United, es algo muy bonito el cómo es el rendimiento de un futbolista profesional”.

‘Me decían que
no me regresara’
Correcaminos esperaba a Jonathan Méndez y menciona, que algunas cosas que lo orillo a aceptar en regresar, era estar con su familia, algo que ya quería desde tiempo atrás.
“Cuando yo estaba de vacaciones en Victoria y cuando aún jugaba para Tigres, sufrí la pérdida de mi papá y pues como todo no, duele, pero yo quería hacer lo que él quería, yo me regrese a Monterrey, pero yo creo desde ahí yo quería regresar a Victoria”.
Cuando supo del interés, habló con su mamá y con el profe “Pánuco” para que le dieran consejos, pero su decisión ya estaba tomada.
“Fue una de las cosas, me puse hablar con mi mamá y el profe ‘Pánuco’, pero me decían que no me regresara, que buscara como última opción venir a Correcaminos, pero yo quería estar allá con ellos”.
Aseguró, que si afectó un poco el fallecimiento de su papá en su carrera futbolística pero si tomaba la decisión de llegar a Correcaminos fue de un lado por eso y también para defender el equipo de su tierra natal.
“Si me afecto, porque era una persona muy apegada a mi, se llenaba mucho de orgullo de mi, y fue algo muy duro, un golpe emocional pero más sin embargo yo quería jugar, entonces por un lado acepte el ir a Victoria y Correcaminos es un grande del ascenso, no lo vi tan malo”.

‘Corre’ se
la jugó mal
Jonathan Méndez, ya tenía asegurado su lugar en Segunda División, pues Arturo Chávez Palomares había hablado con la directiva de Tigres, aunque al final le dijo que no entraba en planes.
“Empece de menos a más, cuando voy al ‘Corre’, tenía yo apalabrado de llegar a Segunda División y unos días de los registros me dice el ‘profe’ Arturo, que no me iba poder registrar, que no entraba en planes”
Agregó que, “me saque de onda, porque él me había pedido y había hablado, pero me dijo que no entraba en planes, me fui a Tercera División con el ‘profe’ Dimas y ahí si entré en planes”.
Por si fuera poco, al final de la temporada en la que llegó, lo mandan llamar para disputar unos juegos de liguilla con Segunda División por lo que sintió molestia.
“Al final de temporada de Tercera División, segunda estaba en liguilla y me mandan pedir a mi, fue un poco de molestia porque tuve un buen rendimiento durante la temporada y de primero no me habían querido, después ya me mandan hablar, aunque yo jugué con toda la actitud” comentó.
Aseguró que se sintió poco valorado en su primera experiencia con Correcaminos, pues después del esfuerzo que hizo para llegar al equipo, lo hicieron a un lado.
“No me valoraron porque yo venía con la idea de jugar en Segunda División, porque yo venía jugando con Tigres en la Liga Premier y al final a unos días me dicen que no entro en planes”.

La otra cara
de la moneda
Jonathan Méndez, sólo quería jugar por lo que siguió en Correcaminos en Tercera División, pero ahora fue Jorge Urbina quien le tendió la mano y a quien recuerda como uno de los mejores entrenadores que ha tenido.
“Fue un gusto muy grande para mi, de estar en Tercera División brincar hasta Ascenso con ayuda de un entrenador de calidad como lo es Jorge Urbina, es uno de los mejores que he tenido”.
Después de su buena temporada, Joaquín del Olmo lo observó con buenos ojos para que formara parte del primer equipo y esto lo recuerda con mucho orgullo.
“Estábamos en liguilla jugando contra Veracruz, Urbina nos mandó llamar, nos dijo que la gente de arriba nos había volteado a ver, qué nos había seguido de cerca Joaquín del Olmo y nunca me imaginé que iba a pasar eso”, contó.
Jonathan se ganó un lugar en la lista de jugadores que subían al primer equipo y ademas hizo pretemporada en Acapulco en el 2013; es una experiencia que no olvidará.
“Entrenamos unas semanas con el equipo de Ascenso y fue cuando nos presentaron con el plantel, habló con nosotros Joaquin y pues contento de estar ahí de que algunos jugadores te arropan. La verdad fue algo muy lindo, el estar en Tercera y brincar hasta el Ascenso, y el estar con jugadores de experiencia que te daban consejos”, aseguró.

Del Olmo si
lo quería,
Chávez no
‘Jona’ Méndez como subía a entrenar al primer equipo, tenía que cumplir 45 minutos con Segunda División aunque, nuevamente se le presentó que no era del visto bueno de Arturo Chávez.
“Yo empecé a tener bajas posibilidades de juego, y el “Pato” de la Torre me decía que porque no jugaba y yo le decía que no sabía. Todos mis compañeros que bajaban de Ascenso eran titulares y yo no”, dijo.
Por si fuera poco, cuando iba a debutar en Copa MX, lo mandaron pedir a Segunda División pues iban a disputar un juego clave para liguilla, pero no fue requerido.
“Yo sabía que podía debutar en Copa MX, ese día me mandaron pedir a Segunda División y me pedían que jugará mínimo 45 minutos y pues no jugué eso, después de ese juego ya no fue lo mismo”.
Cansado de no ver minutos, Jonathan Méndez ya no quiso seguir en Correcaminos y aunque faltaban jornadas para que acabara la temporada optó por salir.
“Faltaban como cinco jornadas para que acabara la temporada y yo hablé con Arturo Chávez y le dije que ya no quería continuar, no estaba a gusto”.
Correcaminos no fue de lo mejor para “Jona» y tras sus experiencias, opinó acerca del trabajo de las Fuerzas Básicas.
“No pensé que las críticas que aventaban sobre las básicas eran verdad, pero me di cuenta que ahí es pura grilla, el que tiene puede y si hay algo contra ti la agarran personal”.

Agradece a
su familia
por el apoyo
Lejos de su situación en Correcaminos, asegura que con Tigres vivió cosas bonitas, que lo llenan de orgullo y se lo dedica a su familia que siempre lo apoyaron.
“A mi familia, a mi mamá y papá que ya no los tengo conmigo, ellos siempre me apoyaron en cuestión económica en lo moral, se los dedico a ellos”.
Destaca el participar en torneos internacionales, conocer estados de México y Estados Unidos; el haber vivido la experiencia del fútbol profesional.
“La verdad muchas cosas bonitas, el conocer muchos estados del país, porque el querer cumplir un objetivo y yo creo un poco de decepción por Correcaminos”.

Un jugador
buscado
en el ‘barrio’
Después de su carrera como futbolista profesional, Jonathan emigró al fútbol local, donde no tardó en ser buscado por los equipos más importantes de la localidad y donde logró destacar.
“Gracias a Dios, hubo muchos equipos que me invitaron a jugar, en Intercolonial, Santander, entre otros y ahí en el barrio te das cuenta de todo lo que aprendiste y me di cuenta qué hay muchos jugadores que tienen talento”.
En la actualidad está en Estados Unidos, y participa en distintos torneos donde participan muchos ex futbolistas profesionales, competencias que por ahora están detenidos por la pandemia.
“Ahorita estamos acá en Estados Unidos con los Perros de Missouri seguimos dándole, está muy bien porque juegas con personas de otros países y pues hay mucho nivel de ex profesionales”, finalizó.



¡No te lo pierdas!
Deja un comentario